Kataññu Sutta: Discurso sobre la Gratitud y la Integridad

En el pensamiento de Buddha una persona grosera, sin integridad, no necesariamente es una persona ordinaria o sin educación o sin modales. Conocemos un montón de gente educada, muy fina, muy culta, que no poseen ni integridad ni gratitud para nada. En este sentido son personas ordinarias, aunque las apariencias externas parezcan decir todo lo contrario. El ser ordinario, la carencia de integridad de la persona grosera, es una cuestión de valores, no de modales externos o de cultura.

Kataññu Sutta: Discurso sobre la Gratitud y la Integridad 

Monjes, os enseñaré el nivel de una persona carente de integridad y el nivel de una persona de integridad. Escuchad y prestad mucha atención. Hablaré.

Como digáis, señor  – los monjes respondieron.

El Bienaventurado dijo:

Ahora, ¿cuál es el nivel de una persona carente de integridad? Una persona sin integridad es desagradecida, ingrata. Esta ingratitud, esta carencia de agradecimiento, es propia de personas groseras. Está totalmente en el nivel de las personas carentes de integridad. Una persona con integridad es agradecida, llena de gratitud. Esta gratitud, este agradecimiento, es propio de personas civilizadas. Está totalmente en el nivel de las personas de integridad. Os digo, monjes, hay dos personas a las cuales no resulta fácil pagarles [agradecerles con acciones]. ¿Cuáles dos? Vuestra madre y vuestro padre. Incluso si tuvierais que cargar a vuestra madre en un hombro y a vuestro padre en el otro hombro por cien años, y tuvierais que cuidarlos, atenderlos, masajearlos, bañarlos, frotar sus extremidades, y ellos tuvieran que defecar y orinar allí mismo [en vuestros hombros], no podríais de esa manera pagar, agradecer a vuestros padres. Si pudierais establecer a vuestra madre y padre en soberanía absoluta sobre esta gran tierra, abundante en los siete tesoros, no podríais de esa manera pagar, agradecer a vuestros padres. ¿Por qué es eso? La madre y el padre hacen mucho por sus hijos. Ellos los cuidan, los alimentan, ellos los introducen a este mundo. Pero quienquiera que eleve a su madre y padre carentes de fe, que los introduzca y establezca en la convicción [fe]; quienquiera que eleve a su madre y padre carente de virtud, que los introduzca y establezca en la virtud; quienquiera que eleve a sus tacaños madre y padre, y los introduzca y establezca en la generosidad; quienquiera  que eleve a su madre y padre carentes de conocimiento, y los introduzca y establezca en el discernimiento: de esta manera uno sí paga y agradece a su madre y padre.

Angutara Nikaya (2.31-32)

Convertir esta simple noción, “gratitud”, en una especie de mantra, de objeto de meditación, es algo poderosísimo. Es maravilloso porque te hace bajar la cabeza pero al mismo tiempo te sintoniza con el ritmo del bienpensar y del biensentir. Te pone en un estado mental de humildad pero no de humillación o de condescendencia contra ti mismo. Desde que leí este sutta me dedico a sentir gratitud por todo lo que recibo y todo lo que tengo. Incluso me regreso mentalmente al pasado para pensar y sentir gratitud por todo lo que tuve en el pasado y que nunca agradecí. No importa que le des las gracias audiblemente a las personas. Mientras piensas en la gratitud y la sientes, ya estarás completando las dos terceras partes del asunto (pensar, sentir, hablar). Con el tiempo, el pensamiento y el sentimiento de gratitud en cada momento del día van transformando tu actuación, las cosas que haces y dices.

En el materialismo en el que vivimos los hijos tienden a darle un regalo a los padres y con eso ya no tienen que hacer más nada por ellos (igual los padres tienden a hacer eso con los hijos cuando los están criando). Los padres entonces se van de este mundo sin haber evolucionado espiritualmente, porque esa es la falla de nuestro estilo de vida: evolucionamos materialmente en la vida, pero espiritualmente nos vamos de este mundo con muy poco aprendizaje. En la Enseñanza de Buddha, la manera de pagarlas a los padres no es con cosas materiales, es con cosas que se incorporan al ser y transforman la mente. Esas transformaciones son lo único que uno puede “llevarse” a la siguiente vida. Es lo único que se queda con uno más allá de la muerte.

Padres que se van de este mundo sin tener una fe, sin tener virtud, siendo tacaños y necios, son seres que probablemente renacerán en la siguiente vida en condiciones inferiores o desfavorables. Lo material se queda aquí, pudriéndose con el cadáver que dejamos. Lo que aprendemos y desarrollamos en términos de virtud, de generosidad, de conocimiento y de fe es lo único que trasciende este vida y nos beneficia y acompaña en la siguiente. Al principio de nuestra vida nosotros somos los niños y nuestros padres nos educan. Al final de su vida ellos son los niños y nosotros debemos educarlos. ¡El Buddha así lo comprendió!

_______________________________________

El citado sutta aparece en Angutara Nikaya (2.31-32). Esta versión en español la he producido a partir de la versión en inglés del Ven. Thanissaro Bhikkhu.

Lee también mi lista de Referencias del Canon Pali para que verifiques por ti mismo de dónde provienen las afirmaciones que hago en este blog acerca del Buddha-Dhamma (abrirá en otra ventana):

> Referencias del Canon Pali.

________________________________

Buddhismo Theravada para principiantes en una sola página (abrirá en otra ventana):

> Buddhismo Theravada para principiantes.

Libros sobre Buddhismo y meditación para leer en línea o descargar en PDF:

El brillo de la vida.      El conocer sucede ahora.      Las cuatro nobles verdades.

La clave de la liberación.      Manteniendo presente la respiración.

El hombre que se llamaba a sí mismo Tathágata.

No Ajahn Chah.      Estrategia Noble.      En las palabras del Buddha.

Dhammapada.       Con cada respiración.       Cómo meditar.

La fortaleza interior.       Bases de la moral buddhista.

Buddhismo en pocas palabras.

Buena pregunta, buena respuesta.

Para leer en línea (catálogo de librosbudistas.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s