Pensamiento del Buddha antes de alcanzar la iluminación

La siguiente cita le encontré en la página 12 del libro “Be a lamp upon yopurself” (Sé una lámpara en ti mismo), publicado por el monasterio  Kong Meng San Phor Kark See Monastery, en 1999 en Singapur. Lamentablemente la cita no menciona la fuente, y por tanto debo investigar un poco para encontrar el pasaje en el Canon Páli. Quizás el pasaje en cuestión no aparezca en el Canon Páli pero sí en otro canon o tradición.

De cualquier manera, me pareció que sí es algo que pudo haber pensado o enseñado el Maestro y por eso lo comparto aquí. O quizás, como sugiere el libro, sea solamente un pensamiento para motivarnos en nuestro camino hacia Lo Supremo (Nibbána).

PENSAMIENTO DEL BUDDHA ANTES DE ALCANZAR LA ILUMINACIÓN

Entonces pensé:

¿Por qué, estando yo mismo sujeto al nacimiento, al envejecimiento, a la enfermedad, a la muerte, al dolor y  las impurezas, busco aquello que también está sujeto a estas cosas?

Supongamos que, estando yo sujeto a estas cosas, viendo peligro en ellas, busco lo no nacido, lo que no envejece, lo que no muere, lo que está libre de dolor e impurezas, la liberación suprema de cualquier atadura: Nibbána…

> Be A Lamp Upon Yourself

Por cierto, he estado leyendo la revista Awaken, publicación también del Kong Meng San Phor Kark See Monastery y debo decir que me encanta, tanto en diseño como en contenido. Ojalá algún día tengamos en América una revista como ésa publicada en idioma castellano. Si lees en idioma inglés, la puedes descargar en el siguiente portal:

> Awaken Magazine.

14713732_232530650497404_1085928330410843814_n

POST-NOTA

(7 DE DICIEMBRE DE 2017)

Busqué y busqué hasta que lo encontré… Un sutta que contiene esta enseñanza del “pensamiento antes del Despertar”. Se trata del Ariyapariyesana Sutta (La Noble Búsqueda), que contiene también dos partes muy importantes de la biografía del Buddha: una breve narración de los dos maestros de Dhamma que el Buddha tuvo antes de lograr el Despertar por sí mismo, y la narración sobre el dilema de si enseñar o no el Dhamma a la gente.

El sutta es más o menos largo, así que no lo voy a traducir todo. Lo traduzco parcialmente desde la versión inglesa del Venerable Thanissaro Bhikkhu, ©2004 Thanissaro Bhikkhu, Licencia CC 0.4. Es el sutta del Majjhima Nikáya 26 (160 de la versión PTS). Según lo que el mismo Buddha afirma en su narración estos pensamientos son de hecho reflexiones que el Buddha tuvo antes de tomar el voto de renuncia y que luego retomó la noche previa a su Despertar. Hubo entonces un lapso de unos seis años, por lo menos, en los que el Buddha tuvo estas reflexiones antes de convertirse de hecho en Buddha (Despierto). Los llamaremos entonces “pensamientos sobre el Nibbána“…

PENSAMIENTOS DEL BUDDHA SOBRE EL NIBBÁNA

Ariyapariyesana Sutta: La Noble Búsqueda

[…]

[Buddha:] Monjes, están estas dos búsquedas: la búsqueda innoble y la búsqueda noble. ¿Y cuál es la búsqueda innoble? Está el caso de la persona que, estando sujeta ella misma al nacimiento, busca aquello que igualmente está sujeto a nacimiento. Estando sujeta ella misma al envejecimiento, busca aquello que igualmente está sujeto al envejecimiento. Estando sujeta ella misma a la enfermedad, busca aquello que igualmente está sujeto a la enfermedad. Estando sujeta ella misma a la muerte, busca aquello que igualmente está sujeto a la muerte. Estando ella misma sujeta a la pena, busca aquello que igualmente está sujeto a la pena. Estando ella misma sujeta a las impurezas, busca aquello que igualmente está sujeto a impurezas.

¿Y qué podemos decir que está sujeto al nacimiento? Las esposas y los hijos están sujetos al nacimiento. Esclavos y esclavas están sujetos al nacimiento. Cabras y ovejas están sujetas al nacimiento. Gallinas y cerdos están sujetos al nacimiento. Los elefantes, el ganado, los caballos y las yeguas están sujetos al nacimiento. El oro y la plata* están sujetos al nacimiento. Sujetos al nacimiento están estas adquisiciones, y aquel que se encuentra atado a ellas, infatuadas respecto a ellas, que ha caído completamente por ellas, estando sujeto al nacimiento busca aquello que igualmente está sujeto al nacimiento.

¿Y qué podemos decir que está sujeto al envejecimiento? Las esposas y los hijos… esclavos y esclavas… cabras y ovejas… gallinas y cerdos… elefantes, ganado, caballos y yeguas… El oro y la plata están sujetos al envejecimiento. Sujetos al envejecimiento están estas adquisiciones… estando sujeto al envejecimiento busca aquello que igualmente está sujeto al envejecimiento.

¿Y qué podemos decir que está sujeto a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas? Las esposas y los hijos… esclavos y esclavas… cabras y ovejas… gallinas y cerdos… elefantes, ganado, caballos y yeguas… El oro y la plata están sujetos a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas. Sujetas a la enfermedad están estas adquisiciones… Sujetas a la muerte… a la pena… a las impurezas… estando sujeto a la enfermedad, busca aquello que igualmente está sujeto a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas. Esta es la búsqueda innoble.

¿Y cuál es la búsqueda noble? Está el caso de una persona que, estando sujeta ella misma al nacimiento, viendo las desventajas del nacimiento, busca lo no-nacido, el descanso insuperable contra el yugo: lo no-atado [nibbána]. Estando ella misma sujeta al envejecimiento… a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas, busca lo que no envejece… lo que no enferma… lo que no muere… lo que está libre de pena… lo que es impoluto, el descanso insuperable contra el yugo: lo no-atado [nibbána]. Esta es la búsqueda noble.

Yo también, monjes, antes de mi Despertar, cuando era un bodhisatta no-despierto, estando sujeto yo mismo al nacimiento, busqué aquello que igualmente estaba sujeto al nacimiento. Estando sujeto yo mismo al envejecimiento… a la muerte… a la pena… a las impurezas, busqué aquello que igualmente estaba sujeto al envejecimiento… a la muerte… a la pena… a alas impurezas. Entonces el siguiente pensamiento se me ocurrió: “¿Por qué yo, estando sujeto yo mismo al nacimiento, busco aquello que está igualmente sujeto al nacimiento? Estando yo mismo sujeto al envejecimiento… a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas, ¿por qué busco aquello que igualmente está sujeto al envejecimiento… a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas? ¿Qué tal si yo, estando sujeto al nacimiento, viendo las desventajas del nacimiento, buscase aquello que no nace, el descanso insuperable contra el yugo, lo no-atado [nibbána]? ¿Qué tal si yo, estando sujeto al envejecimiento… a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas, viendo las desventajas en el envejecimiento… la enfermedad… la muerte… la pena… las impurezas, buscase aquello que no envejece, aquello que no enferma, aquello que no muere, aquello libre de pena, aquello impoluto, el descanso insuperable contra el yugo: lo no-atado [nibbána]?

[…]

______________________________________

Después de esta parte del sutta el Buddha narra sucintamente el período en que fue discípulo de Alara Kalama, su primer maestro de Dhamma. Después abandonó este maestro de Dhamma y fue discípulo de Uddaka Ramaputta, otro maestro de Dhamma. Luego abandonó también a Uddaka Ramaputta y vagó por el país de Maghada hasta sentarse a meditar a las afueras de Uruvela, donde logró el Despertar. En ese momento, las horas antes del Despertar, el Buddha retoma las reflexiones sobre la búsqueda noble y el Nibbána. Esto cierra ese período de seis años (por lo menos) que mencioné más arriba.

[…]

Entonces, monjes, estando yo mismo sujeto al nacimiento, viendo las desventajas del nacimiento, buscando lo no-nacido, el descanso insuperable contra el yugo, lo no-atado [nibbána], alcancé lo no-nacido, el descanso insuperable contra el yugo: lo no-atado [nibbána]. Estando yo mismo sujeto al envejecimiento… a la enfermedad… a la muerte… a la pena… a las impurezas, viendo las desventajas en el envejecimiento… la enfermedad… la muerte… la pena… las impurezas, buscando aquello que no enferma, aquello que no muere, aquello libre de pena, aquello impoluto, el descanso insuperable contra el yugo: lo no-atado [nibbána], alcancé lo que no envejece, lo que no enferma, lo que no muere, lo que está libre de pena, lo impoluto, el descanso insuperable contra el yugo: lo no-atado [nibbána]. El conocimiento y la visión surgió en mi: “Sin fallas es mi liberación. Este es el último nacimiento. Ya no hay más devenir del ser”.

[…]

En la siguiente parte del sutta el Buddha narra la cuestión del dilema sobre si enseñar el Dhamma o no a las personas. Me gustaría traducir todo el sutta, con su introducción (la del Venerable Thanissaro), pero lo dejaré para otro post.

La versión en inglés que me sirvió de base se puede leer aquí:

https://www.accesstoinsight.org/tipitaka/mn/mn.026.than.html

__________________________________________

* Se discute por qué el oro y la plata, siendo los metales más resistentes al paso del tiempo y virtualmente “eternos” bajo cierto cuidado, forman parte de esta lista. La razón es que el Buddha está hablando de adquisiciones o posesiones materiales, como se puede ver en ese mismo párrafo, y “oro y plata” aquí es sinónimo de lo que nosotros llamamos dinero. Están sujetos al nacimiento, el envejecimiento, la enfermedad, la muerte, etc, porque en tanto pertenencias de un ser mortal no pasan de una existencia a otra. Igual que las otras adquisiciones, sólo son tales durante el tiempo que dura la vida de su poseedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s