Orgullo y religión

No es justo que al buddhismo se le encasille en el mismo nicho en el que se ponen las otras tres religiones mundiales. El buddhismo es diferente en algunos aspectos esenciales que podríamos resumir en la siguiente “conversación”…

Cristiano: Estoy orgulloso de mi religión. Mi religión es la verdad absoluta. Todas las otras religiones deben desaparecer. El cristianismo debe dominar la Tierra. Nosotros los cristianos somos el pueblo elegido. La Tierra y sus criaturas nos pertenecen, fueron creadas para nosotros. Nosotros los cristianos tenemos la verdad, estamos en la luz, y todos los demás están en la mentira y en la oscuridad. Por eso debemos difundir el cristianismo y convertir a todos los no-cristianos.

Judío: Estoy orgulloso de mi religión. Mi religión es la verdad absoluta. Todas las otras religiones deben desaparecer. El judaísmo debe dominar la Tierra. Nosotros los judíos somos el pueblo elegido. La Tierra y sus criaturas nos pertenecen, fueron creadas para nosotros. Nosotros los judíos tenemos la verdad, estamos en la luz, y todos los demás están en la mentira y en la oscuridad. Por eso debemos difundir el judaísmo y convertir a todos los no-judíos.

Musulmán: Estoy orgulloso de mi religión. Mi religión es la verdad absoluta. Todas las otras religiones deben desaparecer. El Islam debe dominar la Tierra. Nosotros los musulmanes somos el pueblo elegido. La Tierra y sus criaturas nos pertenecen, fueron creadas para nosotros. Nosotros los musulmanes tenemos la verdad, estamos en la luz, y todos los demás están en la mentira y en la oscuridad. Por eso debemos difundir el Islam y convertir a todos los no-musulmanes.

Buddhista: No estoy orgulloso de mi religión. No estoy orgulloso de nada porque el orgullo es algo malo, es una impureza mental. Mi religión no es la verdad absoluta. Mi religión es sólo eso: mi fe, mi creencia. Las otras religiones y creencias no deben desaparecer. El Buddhismo no debe dominar la Tierra. Nosotros los buddhistas no somos ningún pueblo elegido. La Tierra y sus criaturas no nos pertenecen, no fueron creadas para nosotros. Nosotros los buddhistas tenemos una verdad, una luz, pero esta verdad y esta luz no son las únicas. Por eso no nos interesa “evangelizar” y convertir a todos los no-buddhistas. El que quiera serlo, que lo sea; el que no quiera, que no lo sea.

Las implicaciones de esta actitud, a nivel político, social, cultural, son inmensas y saltan a la vista en la historia de las culturas. Lamentablemente es algo que muchos aquí en el hemisferio occidental no ven porque no están inmersos en culturas buddhistas nativas como las personas que viven en Asia. Ya no se trata de decir cuál es la religión verdadera (eso tiene sentido sólo para la persona que piensa en términos de blanco-o-negro). Se trata de decir qué actitud una religión inculca en sus adherentes y cuán beneficiosa puede ser esa actitud para el mundo en general. Las religiones deístas están fallando las tareas que los tiempos actuales imponen sobre la humanidad porque son religiones que se imponen y necesitan “absorberlo” todo, necesitan “comerse” al mundo. El buddhismo no es así.

 

Albert Einstein y budismo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.