Los cuatro libros que dieron vida al esperanto

Es increíble e interesante la historia del esperanto. Cuando Zamenhof publicó en 1887 el primer libro sobre este nuevo idioma (un pequeño manual para aprenderlo), otro idioma planificado, el volapuk, estaba en auge. En 1879 el sacerdote alemán Johann Martin Schleyer, creador del volapuk, ya había publicado un artículo en la revista católica Sionsharfe, pero fue al año siguiente, 1880 cuando el volapuk se dio a conocer al público por medio de un libro que lo presentaba. En 1887 Zamenhof publica el Primer Libro (del idioma internacional esperanto). En ese año el volapuk vivió dos de sus grandes hitos: su Segundo Congreso Internacional en Munich y la creación de la Academia Internacional del volapuk.

La cuestión no estaba fácil para el esperanto. Zamenhof debió presentar un nuevo proyecto de idioma internacional cuando el volapuk ya había tenido dos Congresos Internacionales, un número estimado de 283 asociaciones, 25 publicaciones periódicas en o sobre el volapük y 316 libros de texto en 25 idiomas. Con toda la obviedad del caso muchos seguidores del volapuk criticaron e incluso atacaron el nuevo idioma que nacía en 1887 con el nombre oficial de lingvo internacia del Dr. Esperanto. Pero Zamenhof tuvo muchas cosas a su favor. Para comenzar su idioma había ido tomando forma durante muchos años antes de 1887. Había nacido de manera privada entre el joven Zamenhof y sus amigos del liceo, lo que permitió poner a prueba la pronunciación y la eufonía. Había muerto prematuramente cuando el padre de Zamenhof quemó los apuntes donde el joven había registrado el proyecto de nueva lengua universal. El idioma había revivido en la mente de Zamenhof algunos años después de ese primer intento de exterminio. Luego Zamenhof, más maduro, tuvo la oportunidad de conocer uno o dos idiomas que no conocía y que le dieron nuevas ideas para el futuro idioma esperanto. Y lo más importante: Zamenhof tuvo la oportunidad de revisar y notar los defectos y deficiencias del volapuk para poder así corregir su propio idioma y diseñarlo de manera que funcionase mucho mejor que el volapuk. La prueba de ello vino en 1905 cuando se celebró el Primer Congreso Universal de Esperanto, un evento donde los participantes venidos de muchas partes del mundo se comunicaron en la nueva lengua mientras que los dos primeros Congresos Universal del volapuk habían sido en idioma alemán por lo difícil que era el idioma de Schleyer.

Claro que entre 1887 y 1905 se publicaron muchas obras en y sobre el esperanto, pero estos cuatro libros publicados por Zamenhof ejemplifican la manera en que el esperanto fue creciendo y madurando hasta alcanzar su forma “definitiva”, la de 1905. Estos cuatro libros son los siguientes:

Cuatro primeros libros del esperanto.
Los cuatro libros que dieron vida al idioma esperanto.

***

El Unua Libro de l´ Lingvo Internacia

Unua_Libro
Portada de la versión rusa del Primer Libro.

El Unua Libro (Primer Libro) fue la primera publicación que describe el idioma internacional esperanto (en ese entonces llamado Lingvo Internacia, Idioma Internacional). Fue inicialmente publicado en ruso en Varsovia el 26 de julio de 1887 y, con los años, fueron publicándose ediciones en ruso, hebreo, polaco, francés, alemán e inglés. Zamenhof firmó su trabajo con el seudónimo Doktoro Esperanto y el nombre Esperanto quedó como nombre del idioma mismo (que en esperanto significa ‘El que tiene esperanza’ o ‘Esperanzado’). El libro tiene 40 páginas y su contenido es el siguiente:

  • Prólogo (28 páginas), en donde encontramos los primeros textos en esperanto:
  • Patro nia, el Padre nuestro.
  • El la Biblio, de la Biblia (extractos).
  • Letero, modelo de carta.
  • Mia penso, poesía original escrita por Zamenhof.
  • El Heine, poesía de Heinrich Heine de su Buch der Lieder.
  • Ho, mia kor’, poesía original.
  • Promeso, ocho papeletas iguales para firmar con la promesa, por parte del lector, de aprender el nuevo idioma si diez millones de personas dan públicamente la misma promesa.
  • Plena lernolibro de la Internacia Lingvo, seis páginas donde se presenta el alfabeto y las 16 reglas de la gramática del esperanto.
  • Internacia-rusa vortaro (en una hoja aparte) con la siguiente oración introductoria en ruso: “Todo lo que está escrito en la internacia lingvo puede ser entendido con ayuda de este diccionario”.
414px-Unua_Libro_por_Rusoj_1_19
Página interna de la versión rusa del Primer Libro donde podemos leer el Padre Nuestro en esperanto.

Los esperantistas y esperantohablantes nos referimos a este libro como el Unua Libro, pero en realidad este libro no fue publicado en esperanto: fue publicado en los idiomas nacionales que las personas conocían en ese momento y contexto histórico. Técnicamente no es un libro en esperanto sino sobre el esperanto, un manual para aprenderlo, como un libro de texto de un curso de idiomas.

Por ser el primer libro sobre este idioma, contiene algunos errores o formas tempranas que ahora están en desuso. Sin embargo, este libro contiene la verdadera “semilla”, las raíces o monemas léxicos que hicieron funcionar al esperanto desde el principio. La versión rusa del libro contiene 947 raíces, de las cuales 11 son nombres propios. En la hoja suelta que contiene el diccionario encontramos 917 raíces. En el resto del libro y sobre la página del título encontramos además 19 raíces, para tener un total de 947 raíces. Con cada uno de estos monemas se pueden formar muchas palabras por aglutinación de elementos.

Promeso_lerni_esperanton
La papeleta que el lector del libro debía firmar y enviar por correo a Zamenhof para sumar los diez millones de usuarios o hablantes del esperanto.

Debido a que Zamenhof utilizó comas para separar los monemas dentro de cada palabra, algunos lectores del Primer Libro pensaron que así debía escribirse el idioma. Zamenhof les aclaró posteriormente que el uso de las cosas en el Primer Libro fue sólo un recurso didáctico para mostrar el carácter aglutinante del idioma y que en el uso normal no se deben usar las comas de esa manera.

Ese día que mencionamos, el 26 de julio, que en realidad es el día en que este libro de Zamenhof recibió la aprobación de la censura zarista para la difusión del mismo, es celebrado en todo el mundo como el día de nacimiento del Esperanto.

El Dua libro

El Dua Libro de l’ Lingvo Internacia (Segundo Libro del Idioma Internacional) fue publicado al año siguiente, 1888. Es el segundo libro sobre el esperanto y el primero totalmente escrito en esperanto. Como ya el Primer Libro había sido difundido y las personas ya podían utilizar el nuevo idioma, el Segundo Libro pudo ser publicado totalmente en esperanto.

800px-Dua_Libro
Portada del Dua Libro, el primer libro totalmente escrito en esperanto.

El Dua Libro consiste principalmente en traducciones que Zamenhof produjo como material de lectura para aquellos que tenían interés en el idioma. También contiene la Aldono al la Dua Libro (Suplemento al Segundo Libro), que originalmente fue publicado aparte. En este Suplemento Zamenhof introdujo unos pequeños cambios con respecto a la forma de 1887 y con ello el esperanto quedó en su forma “final”.

Este librito de 50 páginas, según la intención de Zamenhof, debía ser el primer número o cuaderno de un libro de cinco o seis partes que debían aparecer cada mes durante el año de 1888. Pero después de publicar esta “primera parte”, Zamenhof decidió que los siguientes números o cuadernos no eran necesarios. En el Prólogo de 16 páginas Zamenhof responde públicamente a muchas personas que le habían enviado cartas con diversas preguntas y críticas sobre el idioma, propuestas de reforma, etc. El libro contiene además una traducción de “La sombra” de Hans Christian Andersen, Popoldiroj (aforismos populares), una traducción de Hemza, Kanto de studentoj (Canto de los estudiantes) y traducciones de Heinrich Heine.

Fundamenta Krestomatio

Fundamenta Krestomatio de la Lingvo Esperanto, publicado por primera vez en 1903, es la primera colección de textos en esperanto, originales y traducciones, compilados por Zamenhof para que sirviesen como una muestra de buen estilo en el nuevo idioma. El esperanto ya tenía en este momento 16 años de vida pública. En ese período muchos de los seguidores del volapuk abandonaron ese idioma para aprender el esperanto y ayudar en su difusión. Fue una caída terrible y definitiva para el volapuk pero una ascensión firme e innegable para el esperanto. El público efectivamente pudo comprobar que la lengua propuesta por Zamenhof era superior en forma y contenido al volapuk y a cualquier otro proyecto anterior.

200px-Fundamenta_Krestomatio
Portada de Fundamenta Krestomatio.

Zamenhof además mostró una gran madurez a la hora de responder a las críticas y a las propuestas de reformar el esperanto. Por un lado admitía que el esperanto no era perfecto (ningún idioma lo es ni lo podrá ser) pero por otro lado consideraba que una sola persona (por ejemplo, él) no podía arrogarse la autoridad de reformar el nuevo idioma, que ahora el idioma le pertenecía a la comunidad de hablantes y que sólo ella en su conjunto podía decidir, en consenso, cuáles cambios introducir en el idioma. Ya un pequeño cambio había sido introducido después del Dua Libro. Allí aparecen algunos correlativos (los de tiempo) que se confundían con el caso acusativo de ciertos adjetivos. Zamenhof admitió que esto se podía cambiar y lo hizo. Después del Dua Libro los correlativos como ian, kian, tian, ahora terminarían en m: iam, kiam, tiam. Así se eliminó la posibilidad de confundirlos con los adjetivos en caso acusativo.

Este pequeño cambio ya se ve en los textos de Fundamenta Krestomatio, que contiene ya la forma gramatical normal del idioma que luego, en 1905, sería sancionada como fundamental y definitiva. Fundamenta Krestomatio contiene artículos que habían sido publicados en el periódico La Esperantisto, de 1889 a 1895, y también algunas obras publicadas entre 1887 y 1902. Para que un idioma sea funcional no basta con que tenga una gramática y una colección de lexemas y morfemas. Zamenhof entendía que los idiomas vivos tienen diversos estilos y registros del habla y que el esperanto, si pretendía ser un idioma vivo, no podía sustraerse a esta “ley” de los idiomas. Durante estos 16 años entre la publicación del Primer Libro y de Fundamenta Krestomatio se ve el esfuerzo de Zamenhof de fijar los diversos estilos del esperanto y el registro alto y medio del idioma, las formas que se pueden usar en literatura, en artículos científicos, en comunicaciones privadas y en textos creativos. Fundamenta Krestomatio es la culminación de esta labor pragmática de presentar y mostrar al lector el registro alto y medio del habla del esperanto, el registro que todo buen hablante del esperanto debe aprender y usar.

Fundamento de Esperanto

El año 1905 fue muy importante para el esperanto, quizás el más importante después de la publicación del Primer Libro en 1887. El periódico La Esperantisto había servido como un faro y un heraldo del nuevo idioma en Europa y para todo el mundo. Había clubes y asociaciones de esperanto, pero La Esperantisto los unía y les daba un sentido de esfuerzo común a través de las fronteras nacionales. Cuando este periódico no pudo ser continuado, por razones políticas de censura o por razones económicas de falta de recursos, se vio la importancia crucial de que el idioma tuviese algo tangible que reuniese a sus hablantes. Si no podía ser un periódico o una revista, tenía que ser entonces un Congreso Internacional. Con un evento oficial, con invitados internacionales que pusiesen a prueba el supuesto idioma internacional, se le daría al esperanto un nuevo impulso y una nueva fortaleza.

La idea se hizo realidad cuando se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Esperanto en la ciudad de Boulogne-sur-Mer en Francia. Poco antes del congreso Zamenhof había publicado un libro, el Fundamento de Esperanto, con el cual el iniciador del esperanto quiso presentar, en una sola obra y de manera totalmente pulida, un manual definitivo para aprender y dominar el esperanto. El Primer Libro había sido bueno, pero quizás un poco corto. El Segundo Libro continuaba la obra de presentación y enseñanza, pero la forma del idioma allí todavía estaba muy joven. Fundamenta Krestomatio no es un manual o curso de esperanto, es un libro para aquellos que ya habían aprendido algo y que querían perfeccionar y afirmar el estilo y el dominio del idioma. Se podría decir que Fundamento de Esperanto es el libro ideal que Zamenhof hubiese querido presentar al público desde el principio: la explicación es clara y madura, los ejercicios son buenos para aprender el idioma, incluso todavía hoy, y el diccionario multilingüe que contiene es mucho más completo y acabado. El libro es tan claro y tan completo que, en ese Primer Congreso Universal de Esperanto de 1905 se le sancionó como el fundamento definitivo e intocable del idioma esperanto para siempre. Lo que esto significa es que la descripción, la gramática y el diccionario contenidos en él, deben ser vistos como la forma oficial e intocable (no-reformable) del idioma esperanto.

Primer Congreso Universal de Esperanto_1905_foto1.

La artículo cuarto de la Declaración de Boulogne redactada durante el Primer Congreso Internacional dice así:

La única base del idioma Esperanto que une a todos los esperantistas, que nadie tiene el derecho de cambiar, es la pequeña obra Fundamento de Esperanto. Si alguien se desvía de las reglas y modelos dados en dicha obra, nunca podrá justificarse a sí mismo con las palabras “así lo desea o aconseja el autor del Esperanto”. Cada esperantista tiene el derecho de expresar cualquier idea que no pueda ser expresada convenientemente con el material encontrado en Fundamento de Esperanto, en tal manera en que él o ella piense que es correcta, como es hecho en todos los otros idiomas. Sin embargo, para la unidad del idioma para todos los esperantistas es recomendable imitar en la medida de lo posible el estilo que encontramos en las obras del creador del Esperanto, quien más ha trabajado por y en Esperanto y quien conoce mejor su espíritu.

220px-Fundamento_de_Esperanto_coverLo que aquí se dice, en pocas palabras, es que el Fundamento de Esperanto queda como la “constitución” del idioma esperanto, para todos y para siempre. Cualquier persona que trate de modificar el idioma cambiando o contradiciendo el modelo contenido en este libro, como efectivamente se hizo después de 1905, estará creando un nuevo idioma que no es ni puede llamarse esperanto.

El Fundamento consiste en cuatro partes: Prólogo, Gramática, Ejercicios y un Diccionario Universal. A excepción del Prólogo, las otras tres partes provienen directamente de las obras anteriores de Zamenhof. Igual rango oficial que el Fundamento lo tienen los Suplementos Oficiales (Oficialaj Aldonoj), de los cuales hay nueve hasta ahora. El Prólogo del Fundamento establece que:

Sólo más adelante, cuando la mayor parte de las nuevas palabras estén completamente maduras, una institución de autoridad las introducirá en el diccionario oficial en calidad de “Suplementos al Fundamento”.

La importancia de este procedimiento radica en que los diccionarios oficiales de esperanto pueden ir creciendo con el tiempo, al agregar nuevas raíces, lo cual permitirá, como efectivamente lo ha hecho, que el esperanto crezca y se adapte a los cambios del mundo moderno. Esto ha permitido que el esperanto siga vivo y sea un idioma moderno funcional y eficiente como cualquier otro, e incluso más. Esa “institución de autoridad” que menciona Zamenhof fue creada y todavía funciona en la actualidad. Es la Akademio de Esperanto (Academia del Esperanto), organismo que se encarga de mantener el Fundamento en su estado original y de supervisar y sancionar los Suplementos al Fundamento. En general la mayoría de los esperantohablantes respetan la gramática y las formas contenidas en el Fundamento y aceptan los veredictos de la Academia, lo cual ha permitido que el esperanto evolucione y se adapte al mundo moderno pero no tanto como para dividirse en dialectos o convertirse en un nuevo idioma. Virtualmente cualquier esperantohablante en la actualidad puede leer el Fundamento de Esperanto, libro que ya tiene más de cien años de antigüedad, sin ninguna dificultad y entender fácilmente lo que allí está contenido. Incluso el Primer Libro y el Segundo libro son totalmente inteligibles para un hablante promedio del esperanto en el presente.

Algunas partes del Fundamento están en idiomas nacionales (francés, alemán, ruso y polaco) como por ejemplo la Gramática y el Diccionario. En el libro Fundamenta Krestomatio (páginas 239-241) uno puede encontrar una versión en esperanto de esta gramática fundamental, sin embargo uno no debe considerar los textos de Fundamenta Krestomatio como si fuesen parte del Fundamento.

Una versión en español del Fundamento de Esperanto la puedes leer en Wikilibros (abrirá en otra ventana):

> Fundamento de Esperanto.

Si quieres leer versiones en PDF de Fundamenta Krestomatio y del Fundamento de Esperanto, y descargarlas, abre los siguientes enlaces (abrirán en otra ventana):

> Fundamenta Krestomatio.

> Fundamento de Esperanto.

.

Anuncios