La esvástica: la cruz buddhista

La esvástica, la cruz que los nazis “robaron” a los buddhistas.

Durante siglos este símbolo fue emblema de buena suerte y distintivo de sabios como Buddha y Kung-Fu Tse (Confucio), hasta que los nazis lo tomaron y se apropiaron de él. Desde entonces la esvástica ha sido un símbolo detestado por todo el mundo. La esvástica nazi sin embargo no es exactamente igual a la cruz buddhista: la cruz buddhista siempre se representa apoyada (paralela al suelo o línea de tierra) mientras que la esvástica nazi debe estar girada (formando un rombo). Además la cruz buddhista casi siempre tiene cuatro puntos entre sus brazos, lo cual nunca forma parte de la esvástica nazi.

La cruz buddhista.

Arriba en la imagen puede ver una fotografía que muestra una pintura rupestre tibetana en la que podemos apreciar la esvástica, incluso con sus cuatro puntos interiores. A la derecha una ilustración del Theravada (Buddhismo Original) en el cual ocasionalmente se utiliza este símbolo. Abajo una fotografía de Hugh Newman: la esvástica fue motivo de un círculo de las cosechas o agrograma aparecido en el año 2016 en Inglaterra. Estas son las fotos originales de Newman:

37B5EA5800000578-0-The_symbol_which_has_been_cut_into_a_huge_field_in_Beckhampton_n-a-20_1472557518769

37B5EAD500000578-0-image-a-15_1472555850425

37B5EAE800000578-0-image-m-19_1472555873507

He aquí más información sobre la esvástica (abrirá en otra ventana):

> Esvástica (Wikipedia).

> Historia de la esvástica (Enciclopedia del Holocausto).

> ¿Por qué los nazis adoptaron la esvástica?

Evidencias de vida extraterrestre y contacto extraterrestre

Los círculos de las cosechas (agrogramas)

Es un fenómeno que ya se ha estudiado extensamente. Seguramente un escéptico encontrará mucha información en varias páginas en Internet e incluso en libros publicados al respecto. No repetiré aquí toda la información que ya se ha publicado en otras partes, puesto que es muy extensa. Sólo añadiré algunos comentarios.

Los escépticos somos personas muy inteligentes, muy astutas. Cuando los primeros círculos de las cosechas aparecieron en Inglaterra a finales del siglo pasado, algunos escépticos pudieron replicar las figuras con algunas cuerdas y palos. Aunque el producto final no tenía un acabado tan perfecto como los agrogramas originales, podríamos decir que un equipo profesional dedicado a ese asunto sí podría crear figuras perfectas en el transcurso de varias horas durante una noche (puesto que los agrogramas aparecen de un día para el otro). Otros investigadores llegaron a la conclusión de que los agrogramas eran producidos por ciertos hongos en el terreno o por determinadas tormentas de viento o tormentas eléctricas que tienen la capacidad de formar patrones circulares en el terreno. Todo esto ocurrió cuando los agrogramas eran diseños sencillos como círculos, cuadrados y triángulos.

Luego ocurrió lo impensable para los escépticos duros. Comenzaron a aparecer agrogramas increíblemente complejos: las figuras geométricas se entrecruzaban, se superponían, se cortaban entre sí, se veían multiplicadas y repetidas geométricamente en el mismo diseño, tenían efectos de sombra proyectada, efectos de sólidos platónicos representados en 2D, etc. El mensaje de los extraterrestres fue infinitamente CLARO: los agrogramas no son producidos por hongos ni por tormentas eléctricas ni por unos cuantos vagos con palos y cuerdas… Los agrogramas ahora son tan, tan complejos, que sin duda alguna son producidos por una inteligencia superior. Todas estas técnicas de representación simbólica y de geometría descriptiva que mencionamos arriba son propias de una inteligencia pensante como la humana. La naturaleza no puede producirlas.

Luego nuestros “visitantes” fueron aún más allá para demostrar que los agrogramas son producto de Ellos: comenzaron a aparecer mapas del sistema solar, símbolos de las principales religiones mundiales (sobre todo el taoísmo, el buddhismo y creencias indígenas), representaciones en 2D (iconos) de seres típicos de la ufología como figuras de homínidos y una cabeza de un extraterrestre “gris”. A menos que los hongos en el terreno y las tormentas eléctricas tengan conocimiento de cultura humana universal y de geometría descriptiva, su autoría queda totalmente descartada. Estos últimos agrogramas son tan complejos que la teoría de las cuerdas y palos ya no se sustenta. Nadie, absolutamente nadie en la Tierra ha logrado reproducir uno de estos recientes agrogramas complejos con cuerdas y palos en el transcurso de una noche.

37b5ea5800000578-0-the_symbol_which_has_been_cut_into_a_huge_field_in_beckhampton_n-a-20_1472557518769
Uno de los agrogramas aparecidos este año en Inglaterra. No se trata de la esvástica del partido Nazi sino de la cruz de los buddhistas.

37b5ead500000578-0-image-a-15_1472555850425

37b5eae800000578-0-image-m-19_1472555873507
La inteligencia que plasmó este diseño tuvo el cuidado suficiente de incluir los cuatro puntos y los bordes redondeados que distinguen a la cruz buddhista de la cruz de los nazis. La naturaleza (hongos, tormentas, químicos en el terreno, etc) no es capaz de hacer estas distinciones de detalles con implicación ideológica o política.

Otro detalle: los agrogramas registrados ya han alcanzado un número mayor de cinco mil en varias partes del mundo. ¿Qué ejército de gente desempleada, o extrañamente empleada para ese propósito, tiene la capacidad de producir semejante cantidad de agrogramas en varias partes del mundo en los últimos treinta años? Las respuestas conspiranóicas a esa pregunta son tan ridículas y tan fantásticas que cualquier escéptico serio que se respete su propio nombre no puede aceptarlas. Las respuestas conspiranóicas a esa pregunta son más inverosímiles incluso que la respuesta evidente que muchos dudan en aceptar: los agrogramas son producidos por una inteligencia extraterrestre que nos visita, una inteligencia que insistentemente nos ha comunicado, por medio de símbolos y diseños en 2D, que tiene conocimiento de nuestra cultura e historia y que además cambian los diseños de los agrogramas de acuerdo a las preguntas y dudas que públicamente nos hacemos respecto a los mismos (como cuando comenzaron a estampar agrogramas complejos para hacernos descartar las primeras explicaciones escépticas del fenómeno). Ellos están dialogando con nosotros. Saben lo que pensamos con cada agrograma que aparece, y nos responden con los agrogramas siguientes. Es la manera más evidentemente inteligente de comunicación extraterrestre sin recurrir al problemático uso del lenguaje verbal y al fallido contacto con gobiernos intermediarios.

La penalización del contacto extraterrestre en Estados Unidos

En los Estados Unidos de Norteamérica, en 1969, apareció una ley emitida por la NASA, apoyada por el gobierno federal, la cual permitía a ambas partes tomar en custodia a cualquier persona, animal u objeto que hubiese estado en contacto con extraterrestres o con algún objeto de procedencia extraterrestre (como los ovnis y las sondas que salen de los mismos). Esta ley permitía a la NASA, apropiarse y cerrar herméticamente una casa o edificio en el cual pudiera sospecharse que hubo un contacto con extraterrestre.

Ahora, apreciado escéptico duro, te darás cuenta que esta mencionada ley contiene la confesión implícita de que existe vida extraterrestre y de que los contactos extraterrestres fueron posibles y efectivamente ocurrieron en Estados Unidos. Esta ley, tal como el gobierno federal la puso en práctica, prohibía a los ciudadanos estadounidenses entrar en contacto con seres extraterrestres del tipo que fueran. Y yo te pregunto: ¿cómo se puede prohibir algo que no existe? ¿Cómo un gobierno federal de una nación tan seria y respetada en el mundo podía darse el lujo de encarcelar a un ciudadano de ese país por entrar en contacto con seres que no existen y que por lo tanto no nos visitan?

image015
Un fragmento de la LEY DE EXPOSICIÓN EXTRATERRESTRE emitida por la NASA. Éste fragmento es del título 14, capítulo V.

Un pasaje de esta ley dice que el administrador de NASA o cualquier persona asigana por NASA tiene el poder de:

Determinar que una persona particular, propiedad, animal, u otra forma de vida o materia, ha sido expuesta a lo extraterrestre, y sea puesta en cuarentena tal persona, propiedad, animal, forma de vida o materia cualquiera. La cuarentena puede estar basada sólo en una determinación, con o sin el beneficio de una audiencia legal, de que hay causa probable de creer que tal persona, propiedad, animal u otra forma de vida o materia ha sido expuesta a lo extraterrestre.

La traducción es algo extraña porque el original en inglés utiliza el sintagma “extra-terrestrially exposed”, que debería traducirse como “extraterrestremente expuesto/a”. Supongo que en su afán de ser lo más ambiguos posibles en la “letra de la ley” no se utilizaron expresiones más claras. Sin embargo, el reporte hecho por civiles acerca del monitoreo, por parte de agentes del gobierno federal, de sujetos presuntamente extraterrestres que caminaban en esos años en territorio estadounidense dejan claro que la ley se refería a vida extraterrestre inteligente.

La existencia de esta ley, como ya dije, es la confesión indirecta e implícita, por parte de todo un gobierno de un país industrializado de que la vida extraterrestre existe. Y no sólo eso: es la confesión de que dichos seres existen y estaban estableciendo contacto con ciudadanos estadounidenses. Dicha ley fue puesta en “status de reserva” en el año 1991.

Podríamos seguir presentando muchas otras evidencias de la existencia de vida extraterrestre y de la evidencia de que nos visitan, por lo menos desde 1969, como lo hace evidente esa ley de la NASA. Pero como escribí al principio de este artículo, quise darte solamente dos ejemplos que atañen a la vida de millones de terrícolas, incluido el gobierno y agencias de un reconocido país de nuestro mundo. Estas no son cosas de nuestra imaginación. No son cosas que vi y experimenté en la soledad del patio de mi casa o en la privacidad de mis estados de sueño profundo. Son realidades que ya forman parte de nuestro mundo, de nuestras sociedades.

Imposible negarlo y seguir siendo una persona racional y objetiva.

Origen de la última imagen y de la cita textual:

> Estudio del profesor Michael E. Salla Extraterrestrials Among Us (Extraterrestres entre nosotros).

Sobre la página del Dr. Salla quiero hacerte una sugerencia importante: lee con mucho mucho cuidado y suspicacia lo que se publica allí. Algunas de las fuentes de información del Dr. Salla, algunos de los llamados “whistleblowers“, son personas contratadas por ciertas agencias de inteligencia para desinformar y crear matrices de opinión en la población. Esto supone una contaminación tremenda y terrible de la información que el Dr. Salla seguramente de buena fe publica con su nombre.