La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos

Cuando terminé de escribir lo que publiqué en 2009 sobre la “Actividad YO SOY”, no tenía yo ni idea de todo el maquiavelismo, la megalomanía y la capacidad de manipulación psicológica que Guy W. Ballard y Edna Ballard, los creadores de esa secta destructiva, desplegaron con relativo éxito durante los últimos años de la década de 1930 en Estados Unidos de Norteamérica.

Culpa de mi ignorancia en parte la tiene la también extraordinaria Conny Méndez –inocente y pura en comparación con los tiburones despiadados que fueron los Ballards–, porque sólo tradujo cuatro de los libros de la “Actividad YO SOY”, y no todos los demás. Sé que hubiera sido diferente tener todo el material de los Ballards traducido al español para poder ver todas las incoherencias, toda la maldad y la ambición de esa gente. Porque uno lee Misterios develados y La Mágica Presencia, y uno no tiene idea de todo lo que se esconde detrás, de todo lo que ocurrió después y cuyo registro existe sólo en idioma inglés, incluso hasta el día de hoy.

He terminado de leer el libro Psychic Dictatorship in America (Dictadura Psíquica en América), de Gerald B. Bryan, un informe suficientemente completo y valientemente objetivo de las locuras, pretensiones políticas, excesos y ridiculeces megalómanas de los creadores del culto a la “Magna Presencia YO SOY”, del “Maestro Ascendido Saint Germain” y de la llama violeta consumidora. He leído este libro publicado en 1940 con placer, incluso lo he disfrutado tremendamente. Lo he leído como quien lee una fantástica novela, sólo que las cosas que narra ocurrieron realmente. Con razón los primeros “Mensajeros Acreditados” de la “Gran Hermandad Blanca”, Guy y Edna Ballard, ordenaron a sus seguidores comprar todas las copias de este libro y quemarlas para que nadie más pudiera leerlas. Pero la verdad siempre sale a la luz, tarde pero sale, aunque las personas fanáticas e intolerantes quemen todos los libros que quieran quemar.

Estoy seguro que Conny Méndez no sabía nada de todo lo que hicieron los Ballards. Estoy seguro –porque tengo fe en mis compatriotas– que de haberlo sabido, no habría traducido esos libros y no habría importado el culto de “Saint Germain” a nuestro país. Yo lamentablemente no era capaz de leer en inglés como ahora, y por tanto tampoco hubiera tenido oportunidad de enterarme de estas cosas.

Sin embargo hay pistas publicadas en español en Internet. Como la página-tributo al “Puente a la Libertad” (el movimiento que robó y continuó la locura de los Ballards, de Saint Germain y de la Gran Hermandad Blanca de fantasmas) del Grupo YO SOY de Costa Rica, donde leemos algunos detalles interesantes de la oculta historia sucia de los Maestros Ascendidos en Estados Unidos. Leyendo en ese portal me enteré hace poco, por ejemplo, y antes de dar con el libro de Gerald Bryan, que la Señora Ballard se opuso vehementemente a la “labor” de Geraldine Innocente como “Mensajera Acreditada” de Saint Germain versión Puente a la Libertad. La Mensajera viviente de Saint Germain (es decir la primera, Edna Ballard) incluso visitó al grupo local que “canalizaba” los nuevos mensajes de la Hueste Ascendida a través de Innocente y los desalojó de la casa que habían comprado para tal fin. Un gesto inconfundible de intolerancia, de odio, de egoísmo. Claro, la Señora Ballard había inventado todo este cuento de Saint Germain, de las “canalizaciones” y de la Hueste Ascendida, y resulta que aparecía una arribista, una arrocera, joven, bonita y más carismática que ella, afirmando que “Saint Germain” también se comunicaba con ella. La Señora Ballard debió haber pensado: “¡Esta mujer está completamente loca! ¿Cómo podría ella canalizar un fantasma que yo misma inventé y que por tanto solo yo puedo canalizar?”

Así se inició la guerra, formalmente, entre la “Actividad YO SOY” y el “Puente a la Libertad”, dos movimientos que afirmaban simultáneamente (durante la década de 1950) estar en contacto espiritual con seres de luz eternos, perfectos, infalibles y que encarnan y conocen la voluntad de Dios para toda la Tierra y todos los mortales humanos. Pero si las “Mensajeras Acreditadas” estaban tan llenas de luz y amor divino como ellas afirmaron, ¿cómo era posible que se pelearan entre sí por la exclusividad de la “instrucción ascendida”?

Cómo comenzó la labor del “Puente a la Libertad” es otra historia muy interesante. Y esto también lo leemos en el arriba mencionado portal en español. Resulta que en los últimos años de la “Actividad YO SOY”, la Mensajera Llena de la Luz de Dios que Nunca Falla Edna Ballard alias Lotus se volvió paranóica. Después de la muerte de su marido, QUIEN MURIÓ COMO CUALQUIER OTRO MORTAL, ESTO ES, SIN HACER NINGUNA ASCENSIÓN, la Señora Ballard ordenó a sus discípulos fieles que se guardaran todos los libros de la “Actividad YO SOY” para ellos mismos, y que compraran ellos mismos los ejemplares que estaban en las librerías para que nadie ajeno a la secta pudiera adquirirlos. Geraldine Innocente pertenecía a la “Actividad YO SOY” en ese momento, y a su grupo le pareció que la “Mensajera Acreditada” de Saint Germain, la señora Ballard, estaba cometiendo un error al encerrar la “Revelación Divina” de los “Maestros Ascendidos” en los círculos limitados de la secta. Así fue cómo “Saint Germain” comenzó a susurrarle al oído a la Innocente, para que se convirtiera en la nueva “mensajera” y la instrucción llegara a todo el mundo.

Ahora, de verdad, ¿quién está más loca? ¿La que inventó seres invisibles, intangibles, que prometen y prometen milagros y NUNCA los cumplen, o la que “efectivamente” comenzó a recibir dictados de esos seres que en realidad no existen? La primera es la Señora Ballard, la segunda es Innocente. En el libro de Bryan no se menciona el incidente de la compra acaparadora de libros de los “I AM-ers” (los “YO SOY-eros”) porque eso fue después de 1940, pero sí se relata cómo en 1939 los Ballards comenzaron a cerrar los grupos de la “Actividad YO SOY” donde se daban los dictados para que los espías y los periodistas no pudieran entrar.

Ni Gerald Bryan ni yo estamos inventando nada. Todas las locuras de los Ballards han quedado registradas en las copias originales de sus libros y de la revista Voz del YO SOY, todos disponibles actualmente en Internet en inglés. El que quiera llegar a la verdad, que se quite la venda de los ojos. Que lea los libros y se dé cuenta de ESTE ENGAÑO MASIVO de los Ballards. Allí fue donde comenzó todo este culto absurdo a Saint Germain, la llama violeta, la Presencia YO SOY y la Gran Hermandad Blanca. Lo digo: NO EXISTE NADA DE ESO.

Más adelante traduciré al español algunos capítulos del libro de Bryan, porque sé que todavía hay personas pensantes, racionales, civilizadas, que realmente son amantes de la verdad, buscadores sinceros de la verdad, y que por tanto leerán estas cosas como quien se toma una medicina. La medicina no sabe bien, es desagradable, pero estar sano es mejor que estar enfermo. Y estar auto engañado es una especie de enfermedad. Lo sé con propiedad porque ESTUVE EN ESO, como ya lo he dicho antes.

Como adelanto, he aquí algunas locuras de los Ballards:

  • Durante varios años varias demandas legales mantuvieron a Guy Ballard fuera de su ciudad de residencia. El señor Ballard robó dinero a varias mujeres mayores por medio de inversión en negocios fraudulentos de minas de oro que jamás se hicieron realidad. Al final de su vida, cuando el señor Ballard tenía dinero suficiente para pagar lo que debía, NO PAGÓ NI UN CÉNTIMO A LAS POBRES ANCIANAS A LAS QUE HABÍA ENGAÑADO. Toda la documentación de estas demandas se hizo pública. No es un rumor ni un invento. Y sin embargo “Saint Germain” y otros “maestros ascendidos” dijeron incontables veces que su “mensajero” jamás había cometido un error en toda su vida. Yo sí recuerdo claramente cuando leía los “Discursos del YO SOY”, escrito por Guy Ballard, que Saint Germain halagaba y halagaba sin cesar al señor Ballard. Y cuando uno se da cuenta que es el mismo Ballard que se está halagando a sí mismo, ¿cómo no pensar que se trata de un enfermo de megalomanía?
  • Gerald Bryan y otros investigadores han encontrado evidencias de plagio en los dos primeros libros de Guy Ballard, Misterios develados y La Mágica Presencia. Las experiencias del señor Ballard no sólo son ficticias sino que son COPIADAS, PLAGIADAS, de novelas previas publicadas en Estados Unidos y otros países. Además de eso, los supuestos trabajos en minas de oro que el señor Ballard narra en sus libros JAMÁS OCURRIERON. No se han encontrado ni una sola huella, ni un solo testigo o registro legal que confirme los trabajos y viajes que el señor Ballard narra en esos dos libros.
  • Entre las locuras de los Ballards tenemos por ejemplo la orden dada a los seguidores de la secta de que mataran sus mascotas y otros animales, debido a que, según los “maestros ascendidos”, los animales son formas de vida creadas por magos negros en el pasado. La vida de estos seres se debe liberar con la muerte.
  • Los Ballards tenían intenciones de llegar al gobierno de la nación, con el señor Ballard como presidente y supuesta encarnación de George Washington. Mientras tanto, el gobierno de los Estados Unidos demandó a la señora Ballard (o a la “Actividad YO SOY”, que da igual) por uso fraudulento del correo postal de la nación, debido a AMENAZAS DE MUERTE FIRMADAS POR SAINT GERMAIN y enviadas a líderes de grupo de la secta que había desertado o que habían leído material de otras corrientes o autores metafísicos. Las cartas las escribía la señora Ballard en una máquina de escribir y las firmaba como SAINT GERMAIN. ¿Será ese el comportamiento acorde con el de un ser iluminado y guiado espiritualmente por seres infalibles y perfectos? Muestras de algunas de estas cartas están publicadas en el libro de Bryan (las traduciré y publicaré más adelante).
  • La señora Ballard no fue la única que amenazaba de muerte a sus discípulos desviados. A través de todas las páginas de la revista Voz del YO SOY, que recoge los supuestos dictados de los supuestos Maestros Ascendidos de amor y de luz, encontramos amenazas de muerte contra periodistas, “espías”, magos negros, ex discípulos, librepensadores, y todo el que critique y se oponga a la “Actividad YO SOY”. Afortunadamente tenemos copias de la susodicha revista, por lo que nadie puede decir que estamos mintiendo. Los invito a leerlas. Invito a aquellos que todavía tienen dudas o que todavía están enganchados en este culto siniestro a leer todos los libros y materiales de la “Actividad YO SOY”, TODOS LOS MATERIALES, para que puedan liberarse pronto de toda duda y ver la verdad oscura, maligna, siniestra sobre este culto destructivo y sus creadores.

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, hay aún más detalles nauseabundos sobre esta “Actividad YO SOY”, tantas incoherencias de contenido, tantas contradicciones. Los que escriben a favor de este movimiento dicen que no hay incoherencias. ¡Pero sí las hay! Y cualquier persona racional que valore la objetividad y la honestidad intelectual y espiritual debe ver estas incoherencias y no taparse los ojos. Por ejemplo, en los dictados de los maestros leemos que cientos de “magos negros” en Estados Unidos y Europa fueron desintegrados, sacados de sus cuerpos, expulsados de la Tierra, por los “Maestros Ascendidos”, gracias al pedido fervoroso de los seguidores del culto. Si tales “magos negros” eran personas encarnadas, como efectivamente admiten los “maestros” en los dictados, entonces eso significa que LOS MAESTROS ASCENDIDOS ASESINARON A CIENTOS DE CIUDADANOS ESTADOUNIDENSES Y EUROPEOS, NADA MÁS EN CINCO AÑOS (entre 1935 y 1940). Por supuesto que los “Maestros Ascendidos” no asesinaron a nadie simplemente porque NO EXISTEN, pero si los Ballards se hubieran dado cuenta de la barrabasada pírrica y siniestra que estaban diciendo, no lo habrían dicho. Y si todo eso que dijeron es verdad, entonces los “Maestros Ascendidos” no respetan los Derechos Humanos, ni los Derechos Civiles, ni la vida humana en última instancia. Habría que llamarles entonces Gran Hermandad Blanca de Maestros Asesinos.

HE AQUÍ ALGUNOS DE LOS DECRETOS DE LUZ Y AMOR DIVINA DE LOS MAESTROS ASCENDIDOS PARA LOGRAR LA MUERTE, LA ANIQUILACIÓN, LA DESTRUCCIÓN, LA DESAPARICIÓN, DE OTROS SERES HUMANOS (publicados en “Libro de decretos YO SOY”, Saint Germain Press):

“¡SILENCIA la lengua y haz IMPOTENTES e inactivos todos los intentos de interferir con o de arrojar descrédito sobre esta Instrucción YO SOY!… ¡HAZ ESTALLAR y aniquilar todo lo que pudiera interferir en cualquier modo con esta Perfección!… Proyecta el Rayo Azul sobre cada uno de estos vórtices de discordia humana… ¡y HAZ ESTALLAR, ESTALLAR, ESTALLAR a cada uno en este instante!”

En la noche de octubre 21 de 1937, en Nueva York, Guy Ballard gritó a la audiencia el siguiente decreto:

“Llamo a los Ángeles del Rayo Azul, las Legiones de la Luz para que se mantengan en guardia sobre vuestra América; Mi América; que cada persona que trate de traer condiciones destructivas, cualidades o actividades destructivas a América, ¡DEJE DE EXISTIR EN SU FORMA HUMANA!”

Hablando en West Palm Beach, Florida, en la tarde de diciembre 5, 1937, Guy Ballard afirmó:

“Por mucho tiempo la luz exigirá a cada ser humano, cada forma humana, dar la necesaria obediencia a Mí, el Poderoso YO SOY… Cuando alcanza cierto estado de acción vibratoria, la forma humana que no esté dispuesta a rendir obediencia será DISUELTA.” (Esto fue publicado en la revista Voz del YO SOY, pagina 12, enero de 1938.)

En Cleveland en la tarde de noviembre 14, 1936, el “Poderoso YO SOY” Ballard gritó:

“YO SOY la Presencia que silencia y pone fuera de acción a cada persona, asociación o lo que sea que envíe actividad destructiva hacia Mi Presentación… de esta Luz y obra!… Todos los desafortunados individuos en forma humana que de tal manera atenten con interferir personalmente contra esta Luz… ENCONTRARÁN el rebote de su propia creación destructiva… No hay Poder en el cielo o en la tierra que detenga esto… HE HABLADO!” (Publicado en la Voz del YO SOY, páginas 3 y 9, enero de 1937.)

Otra afirmación positiva de amor divino de los Maestros Ascendidos:

“Aquellos que tratan de oponerse a esta Luz son disueltos por ella… Individuos destructivos serán buscados y abandonarán sus cuerpos… Yo disolveré esos cuerpos físicos antes de que puedan dañarlo… ¡Están haciendo sonar su propia sentencia de muerte!… ¡Cuando se mueve a la acción, todo lo que no es como Ella se disuelve y desaparece ante Ella! ¡Si esto incluye algunos de los cuerpos de la humanidad, entonces que así sea!”

Revelando abiertamente su tendencia sádica, Saint Germain en la clase de Minneapolis amenazó con traer esos individuos viciosos ante él y dijo: “los verán llorar en agonía”. Un poco después, el Santo Germain gritó: “Tenemos nuestros propios medios de hacer que la gente desaparezca”. (Publicado en la Voz del YO SOY, páginas 26-27, octubre de 1939.)

Maestro Asesino Saint Germain.

Otros de los dioses advenedizos de la fraternidad de los Ballards, el “Poderoso Cosmo”, dijo en Los Ángeles:

“Estos seres humanos dementes que tratan de difundir duda respecto a la Gloria de estos Mensajeros… deberían callarse para siempre… nunca más pueda la misericordia ser mostrada a aquellos que voluntariamente se alejan de esta Luz… mejor tener una serpiente de cascabel envuelta sobre ti que el aliento venenoso de la duda… (aplausos)… ¡Si ellos no se detienen, se morderán ellos mismos mortalmente!” (en la Voz del YO SOY, páginas 8-12-16-18, agosto de 1939.)

¿Son estas las ideas y deseos de seres perfectos y divinos, máximos en sabiduría y amor? ¿Es esta la calaña de dos personas que dicen ser “mensajeros” de una hermandad espiritual que ha guiado a toda la humanidad durante milenios? Es OBVIO que los dictados de estas personas consisten en SUS PROPIAS IDEAS Y DESEOS DESTRUCTIVOS hacia todo aquel que piense y crea diferente a ellos. Todos los “dictados” de la “Actividad YO SOY” están repletos de estos deseos de muerte y destrucción HACIA OTROS SERES HUMANOS, simplemente por el hecho NORMAL Y NATURAL de tener opiniones y creencias diferentes a los “Mensajeros Acreditados” de la “Gran Hermandad Blanca”.

Así es como queda establecida la impresión de que semejante Hermandad espiritual es esencialmente fanática, sectaria, intolerante, violenta, llena de mala voluntad, carente de perdón y compasión, completamente ajena a toda noción de Derechos Humanos y de libertad de pensamiento y credo. Para estos “santos ascendidos” está bien desear la muerte de toda persona que pertenezca a otra religión, a otro grupo, a otro credo, pero sobretodo, desear la muerte a cualquier investigador, periodista, librepensador, escéptico o ser pensante que se atreva a publicar cualquier cosa sobre la verdadera naturaleza de la “Actividad YO SOY” y de los mensajeros, verbigracia: que TODO ESO ES MENTIRA, que NO EXISTE NINGUNA GRAN HERMANDAD BLANCA NI MAESTROS ASCENDIDOS, y que los “Mensajeros Acreditados” no fueron más que personas enfermas de megalomanía, racismo, xenofobia, etnocentrismo, chauvinismo y complejos de superioridad.

Si todavía no está convencido de la MACABRA Y SINIESTRA REALIDAD de esta secta destructiva, he aquí otra perla de amor divino, de compasión y tolerancia para el resto de la humanidad:

“El Mensajero les ha dicho, creo que fue el jueves pasado, que él sintió que la fallida oposición a esta Gran Luz ha sido disuelta. Ha sido hecho en la acción Interna de la vida pero todavía hay cosas que hacer en lo externo… Queridos estudiantes, en el futuro no duden en acabar con cualquier cosa que trate de difamar Esta Obra. ¡Tienen Mi permiso! (aplausos)… Sus Poderosos Decretos han sido respondidos superlativamente hasta ahora y serán respondidos de una manera cada vez más superlativa; pero, debido a que el tiempo es una cosa esencial en esto, tomaremos parte en la ACCIÓN FÍSICA…” (Esto fue “dictado” por el ser divino K-17, publicado en la Voz del YO SOY, páginas 12-13, febrero de 1939.)

Podríamos seguir citando interminablemente a estos seres divinos de luz y de amor –porque los ejemplos de mala voluntad y deseos de muerte y destrucción en ellos son inagotables–, pero creo que el punto ya quedó claro.

Te invito a leer mi serie completa de artículos del año 2009:

> Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

> Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos… en PDF.

> Psychic Dictatorship in America.

Anuncios

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 6.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

______________________________________

Mentiras de la Nueva Era:
Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 6

[El entrevistador:] “Esto si es nuestro problema, porque nosotros los periodistas escribimos para los medios, la gente nos lee, entonces tenemos que preguntar para tener que presentarle al publico respuestas.

[Rubén Cedeño:] “Lo que yo le estoy diciendo, es que nosotros no tenemos que gastar energía en un loco que diga que ve y habla con los maestros. Para eso esta el manicomio, allí hay una persona especialista para trabajar con deficiencias mentales, yo no soy especialista en eso, trabajo con gente consciente, inteligente, que aunque sean humildes y no tengan muchos conocimientos, pero que sean personas veraces y que tengan su mente al menos clara, para hacer un trabajo en beneficio de la humanidad, ¿me comprende? Esas personas que están desquiciadas como la acabamos de ver en la película “Beautiful maind” o “Mente brillante”, un hombre que veía apariciones, esa no es nuestra especialidad, no es de nuestra competencia, ellos tienen que ir a un especialista que les trate la mente.”

(Rubén Cedeño. Entrevistado por Yohanan Díaz y Roberto Contreras. Mayo de 2002, México.)

Otro de los temas que genera sospecha acerca de la verdad o mentira sobre la existencia de los supuestos Maestros Ascendidos es la naturaleza de la comunicación entre ellos y los seres humanos “no ascendidos”. Hay una discrepancia muy grande entre los primeros grupos que surgieron clamando la existencia de estos seres (imaginarios) y los grupos más recientes. Anotar las diferencias que genera esta discrepancia, y la importancia de la misma, nos podría llevar a varias conclusiones valiosas.

La naturaleza de la comunicación con los Maestros

A finales del siglo XIX, cuando Madame Blavatsky afirmaba haber estado en contacto con seres espirituales sobrenaturales llamados mahatmas, la forma en que dicha comunicación se efectuaba no estaba muy clara. La Blavatskaya decía que ellos se ponían en contacto con ella de varias maneras. A veces en sueños lúcidos, otras por medio de la técnica de la escritura automática (muy de moda en aquel siglo), en la cual no participaba en absoluto su mente consciente; otras veces ella afirmó que el mensaje simplemente sonaba en su cabeza como si alguien la estuviera hablando, técnica que más tarde pasó a llamarse “dictado”.

La Doctrina Secreta de H. P. Blavatsky
Blavatsky: ¿médium o iluminada, o medio iluminada?

Ahora bien, en el siglo XIX el boom de la mediumnidad y de los fenómenos paranormales ya había comenzado. Aquellos que creían en una comunicación con seres espirituales de variado rango imaginaban naturalmente (como lo hizo Blavatsky) que la mediumnidad era una forma válida de “hacer contacto”. Pero apenas se hizo la distinción de que los maestros no eran espíritus o almas de muertos, y de que, supuestamente habitaban un nivel de existencia metafísica superior al de aquellos, la mediumnidad se vio repentinamente desprestigiada. Nadie podía comprender completamente, por mucho que ella misma lo explicara, cómo ocurrió la transmisión y traducción de las Estancias de Dzyan. Había que darle credibilidad a la Doctrina Secreta y si se decía que los “dictados” provenían de la misma “dimensión” que la de los fantasmas y muertos, entonces dicha credibilidad se hacía más difícil de lograr [1].

Esa es la la razón, el porqué varias décadas después los Ballards hicieron que sus “maestros” aclararan de todas las maneras posibles que aquellos “dictados” no eran, en absoluto, de naturaleza mediumnímica. Era, según afirmaban, de una naturaleza más elevada, más espiritual, la misma que una revelación profética avalada personalmente por Dios.

La crítica a los médiums, a la magia negra y a la parapsicología

Durante la segunda fase de la creación del mito de los Maestros Ascendidos, cuyas escuelas más influyentes fueron la Actividad YO SOY y el Puente a la Libertad, se publicó una cantidad grande de aclaratorias y explicaciones acerca de cómo ocurrían las “canalizaciones” y de quiénes podían realizarla. Se engrosó el corpus teórico que argüía sobre la diferencia entre el “plano astral” y los estratos más supuestamente elevados de la “cuarta dimensión”. El mismísimo Saint Germain, por ejemplo, en uno de los capítulos de su Discursos del YO SOY, menciona (por primera vez, me parece) la existencia de un “ser” llamado Astrea, y consume gran parte de su enseñanza en aclarar las diferencias entre los contenidos “sucios”, los malentendidos y confusiones que provendrían del “plano astral”, y que ellos, los Maestros Ascendidos, se ubican muy por encima de aquel [2].

En el discurso Número 8 de Palabras de los Maestros Ascendidos (1), Saint Germain presenta a la Gran Astrea y ésta “toma la palabra” diciendo:

Anoche en vuestra ciudad otro poderoso mago negro fue aprehendido y sacado de la atmósfera terrena; esos individuos siempre tienen cuerpos físicos que les dan cabida para actuar en la atmósfera de la Tierra, por eso continúan poderosamente.

Yo quisiera hacerle saber al mundo de la Secta llamada Ciencia Cristiana, que este individuo es uno de los que han difundido tanta discordia entre miembros de esa Iglesia. Esa es una de las razones por la cual muchos de esa Secta se han sentido tan antagónicos hacia este trabajo nuestro.

Y más adelante:

Por esto algunos estudiantes de lo Oculto se sienten infelices con los mensajeros [3]. Porque piensan que se están volviendo locos o violando todo los límites; esos individuos no conocen la autoridad que los respalda.

Con este tipo de aclaratorias se fue diagnosticando e incrementando la separación, la distinción entre “los estudiantes de lo Oculto” (incluyendo muchos de aquellos que seguían a Madame Blavatsky desde hacía mucho tiempo), y los nuevos chelas de los maestros. En realidad, la primera cita muestra la habilidad con que los Ballards mataban dos pájaros de un solo tiro: por un lado se diferenciaron de los grupos ocultistas y de la “magia negra”, y por otro daban una explicación (bastante barata a mi parecer) de porqué los miembros de Ciencia Cristiana criticaban esa actividad. La verdad es que mientras los “mensajeros” se sentaban (o se mantenían de pié) para recibir el “dictado” de los “maestros”, nadie en la habitación los podía ver. En este caso, la comunicación no requería el histrionismo patético del médium: el mensajero se mantenía consciente en todo momento. Simplemente recitaba en voz alta un guión previamente aprendido.

Por supuesto que todavía hoy hay grupos que se muestran aparte de los fenómenos paranormales. Las escuelas de metafísica que siguen la línea de Conny Méndez en toda América Latina lo hacen. En una entrevista a Rubén Cedeño, uno de los principales promotores de dicha escuela, afirmó lo siguiente:

Seres conectados con la Jerarquía Espiritual, actuales fue Krishnamurti, de eso no hay ninguna duda, un hombre con los pies muy bien plantados en la tierra, muy claro sin ningún tipo de historias raras, extrasensoriales, paranormales, ni parapsicológicas, ni nada de ese tipo de cosas… (2) [4]

planos según teosofía.
División de los “planos” según la Teosofía. Muy extraño de la Teosofía es hablar del atma o de la mónada espiritual cuando una de las principales enseñanzas de Buda es que el ser humano carece de atman o mónada espiritual. El budismo otorga a la Teosofía una apariencia interesante, pero la Teosofía, al igual que el culto a los maestros ascendidos, contradicen las enseñanzas de Buda. Esta explotación de conceptos de religiones tradicionales es típica de los grupos de Nueva Era.

De vuelta a la mediumnidad

Todos los grupos y escuelas que publicaron enseñanzas de los Maestros Ascendidos hasta hace poco hicieron hincapié en aquella distinción entre “plano astral” y canalización pura y perfecta de un comunicado absolutamente espiritual (en el sentido cristiano de la palabra). Sin embargo, esa metodología trajo inconvenientes. Los Ballards dijeron ser los únicos mensajeros acreditados de la Hermandad, luego Geraldine Innocente aprovechó ese trabajo hecho para su soñada religión ecléctica pseudo neometafísica. Luego aparecieron Mark y Elizabeth Prophet. La técnica de los “dictados” desde la cuarta dimensión (o plano etéreo, como lo llaman) era muy exclusiva. Muy pocos eran los elegidos, y aún así generaban discrepancias doctrinales respecto a los anteriores “mensajeros”.

El movimiento se había desprestigiado a sí mismo [5]: si la Gran Hermandad Blanca existía, y los Maestros Ascendidos eran tan numerosos y tan deseosos de “extender la enseñanza” a toda la humanidad, entonces ¿por qué no podía ser un “canal” cualquiera persona de cualquier país, de cualquiera condición social? Qué curioso que eso sea precisamente lo que está ocurriendo hoy. Una corta búsqueda por Internet le mostrará cientos de web sites de grupos de médiums que aseguran recibir mensajes de los Maestros. Y ahora no solamente hablan de una Gran Hermandad Blanca, ahora hay hermandades planetarias, hermandades cuánticas, maestros extraterrestres, etc. Abran los ojos: ¿por qué estos nuevos grupos de la Nueva Era Cuántica de Revelaciones Extraterrestres ignoran la increpación clara que los mismos Maestros Ascendidos hicieron hace décadas acerca de las comunicaciones mediumnímicas, de los fenómenos parapsicológicos y de la magia en general? ¿Ahora sí quieren comunicarse los maestros por medio de médiums y de “canales” de dudosa naturaleza?

Finalmente la conclusión valiosa: todos los “canales”, “mensajeros” y médiums de los maestros (sean ascendidos o extraterrestres) son, con toda seguridad, comunicadores de dudosa naturaleza. De no serlo, no habría incoherencias y discrepancias tanto en la doctrina y los mensajes mismos, como en la manera en que son recibidos o canalizados. El fenómeno de la canalización de mensajes de maestros espirituales adolece de la misma falta de credibilidad de la que adolecen las grandes religiones reveladas: no hay pruebas ni evidencias de nada, no se realizan las profecías de que hablan, atacan a otros grupos y religiones, dicen contener la verdad absoluta y universal acerca de todo, dan explicaciones pseudocientíficas acerca de los problemas y cuando son enfrentadas con análisis crítico apelan al argumento de la fe, de la irracionalidad de Dios y de la verdad y de la supuesta sabiduría infinita de los “maestros” y de los profetas, para escapar a la responsabilidad de explicar y probar lo que afirman.

…………………………………………………………………………………..

Notas:

1) Traducido por Conny Méndez y cuyo título original es Ascended Master Light, fue escrito por Guy Ballard y Edna Ballard.

2) Entrevista realizada por Yohanan Díaz y Roberto Contreras. Mayo de 2002, México.

________________________________________

Notas (enero de 2016)

1. Este problema, este desprestigio que sufre la mediumnidad continua en el presente. Aquellos que creen en la existencia de seres pensantes que existen en otras dimensiones se dividen en varios grupos excluyentes, dependiendo de las ideas “religiosas” que hayan adquirido sobre el asunto. Así, un cristiano puede pensar que cualquier “espíritu” que se comunique con un mortal puede ser un fantasma, un espectro humano igualmente susceptible a engañar que un humano vivo, o incluso un demonio que pretende confundir a las masas con sus comunicaciones y “dictados”. Este estigma de la mediumnidad lo vemos por ejemplo en el caso del Libro de Urantia: sus autores no revelaron nunca cómo recibieron exactamente la supuesta “revelación”, si fue por medio de escritura automática, o de sueños y revelaciones oníricas, o de voces en la cabeza de los involucrados en estado de vigilia. Los autores que quieren deshacerse de tal estigma recurren a la estrategia de afirmar que la información recibida no fue en estado de mediumnidad de ningún tipo ni espiritismo. En el documento 77 del Libro de Urantia leemos por ejemplo una aclaratoria sobre la naturaleza de los llamados “seres intermedios” (aquellos que supuestamente solicitaron la revelación que está contenida en dicho libro):

Pero conste que los seres intermedios no están implicados en las sórdidas acciones que acontecen bajo la designación general de “espiritismo”. Actualmente en Urantia los seres intermedios, que son de reputación honorable sin excepción, no están relacionados con los fenómenos de la así llamada “videncia”; y no suelen permitir que los humanos presencien sus actividades físicas, que algunas veces les son necesarias, ni otros contactos con el mundo material, tal como son percibidos por los sentidos humanos. 77:8.13

2. Así fue cómo Saint Germain, es decir los Ballards, solucionaron el problema del estigma de la mediumnidad: al proponer la existencia de un plano astral en el que habitan los fantasmas y espectros no iluminados y no ascendidos de la humanidad, y de niveles superiores de existencia colmados de sabiduría y de infalibilidad en el cual –por supuesto– habitan los maestros ascendidos, se aseguraban la creencia en la autoridad infalible, absoluta, de los “dictados” y “canalizaciones” de los maestros. En la actualidad esta es la teoría que siguen explotando aquellos que afirman estar en contacto con la Gran Hermandad Blanca.

3. Interesante cómo este fragmento registra la discordia inicial que existía entre los ocultistas tradicionales (aquellos ajenos a las elaboraciones de la Teosofía) y los Ballards y sus seguidores. La razón por supuesto no es que un “mago negro” haya sembrado tal discordia: los ocultistas veían con recelo los “dictados” de los maestros ascendidos porque estaban conscientes que tales enseñanzas eran una mezcolanza rarificada, afectada, improbable, de metafísica, teología, ocultismo y Teosofía. Tanto así que es difícil encontrar un ocultista serio en el presente que acredite o valide el culto a los maestros ascendidos.

4. Tal es la inconsistencia del culto a los maestros ascendidos: lo que para Madame Blavatsky fue el método de contacto –la mediumnidad, lo paranormal, lo extrasensorial– con los maestros, ahora se le llama “historias raras”. No importa cómo se les llame: tanto lo que afirmó Madame Blavatsky como lo que afirman los chelas de los maestros ascendidos en la actualidad son todas historias raras.

5. La razón de que las personas no tengan consciencia de ese desprestigio y de la inconsistencia del culto a los maestros ascendidos es que no conocen el movimiento en su totalidad, desde sus inicios hasta el estado actual. Si estudias los libros de Teosofía solamente, todo parece tener sentido. Si estudias los libros de los Prophets solamente, todo parece tener sentido. Si estudias los libros de los Ballards, todo parece tener sentido. Pero cuando estudias estas tres corrientes de manera comparada, comienzas a ver las incoherencias y las contradicciones. La verdad está en la historia. La verdad se destila del estudio objetivo y comparado de los distintos libros y “mensajeros”.

____________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

Parte 1.  Parte 2.  Parte 3.  Parte 4.  Parte 5.  Parte 7.  Parte 8.  Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea también:

La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.

La llama violeta de la irresponsabilidad espiritual.

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 2.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

____________________________________________

Mentiras de la Nueva Era:

Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 2

Los movimientos de Nueva Era son un abanico diverso de experimentos filosófico-religiosos que tienen su origen en el Siglo XIX. El fardo de crisis existencialista que sufrió la humanidad en ese momento explica el nacimiento de aquellas especulaciones y experimentos [1]. Algunos pensadores opinaron, con razón, que las religiones institucionalizadas tradicionales habían fracasado en su intento de proveer al ser humano de un sendero de espiritualidad, sendero que no niego sea necesario en este tiempo y en otros.

No obstante, esa crítica de las religiones establecidas produjo en los movimientos de Nueva Era dos tendencias antagónicas que, sin embargo, se desarrollaron mano a mano [2]. Por un lado, la humanidad necesitaba crear nuevos dioses (como siempre lo ha hecho), o dicho en palabras menos ofensivas, necesitaba crear nuevas formas de concebir y acercarse a la divinidad. Esta necesidad dio paso a la aparición de nuevos conceptos e imágenes más sofisticadas de la experiencia divina (de las cuales los Maestros Ascendidos son el ejemplo más resaltante). Y por otra parte, los pensadores del Siglo XIX reinterpretaron los contenidos filosóficos de las religiones dominantes y los incorporaron a aquellas nuevas formas de concebir la divinidad.

El resultado: un brote variopinto de grupos, sectas y escritores que, con el paso del tiempo, crecieron y otorgaron fama a los nuevos dioses, los Maestros de Sabiduría. He afirmado que Madame Blavatsky fue con seguridad la primera en adelantar esa nueva forma de dioses. Sus maestros eran, según ella afirmó, Mahatmas [Grandes Almas] de Oriente que poseían poderes especiales. No sorprende en absoluto que la Blavatskaya tuviera que enfrentarse a varias acusaciones de fraude y a la duda generalizada respecto a sus “amigos invisibles”: afirmó que se comunicaban con ella telepáticamente, que sólo se presentaban ante ella en privado, y las pocas cartas que se suponen fueron escritas por la mano de sus Mahatmas están envueltas en el escándalo de fraude que nubló ya en vida su reputación [3].

Madame Blavatsky.
Todo comenzó con Madame Helena Petrovna Blavatsky.

Grupos de Nueva Era propiciaron la aparición de doctrinas sobre los Maestros Ascendidos

Aunque Madame Blavatsky no llamó a sus instructores espirituales “maestros ascendidos”, sentó un precedente ante los otros numerosos grupos para continuar el mito recién nacido. Entre esos grupos están las distintas células del Nuevo Pensamiento (New Thought Movement) [4], que estaba a su vez emparentadas con otros grupos como la Iglesia de la Ciencia Divina (Church of Divine Science) y la Iglesia de la Unidad (Unity Church). Todos estos grupos, con sus autores, diseminados por los Estados Unidos de América y Europa, junto con Madame Blavatsky, prepararon el terreno para el nacimiento de una forma filosófica mejor estructurada de las doctrinas llamadas de Nueva Era.

Más tarde, a principios del Siglo XX, fue el Movimiento YO SOY (I AM Activity), fundado por Guy Ballard y su esposa, el primer grupo en acuñar sistemáticamente el término “maestros ascendidos” y en publicar un corpus más o menos extenso de definiciones y explicaciones de lo que aquél término significaba. Ese corpus neometafísico [5] de corte religioso cristiano, principalmente influenciado por la Teosofía y los Mahatmas de Blavatsky, está compuesto por tres libros principales que han sido los textos manuales durante décadas de los grupos que afirman la existencia de los Maestros Ascendidos. Estos libros son Misterios Develados (Unveiled Mysteries), La Mágica Presencia (The Magic Presence) y los Discursos del YO SOY (I AM Discourses) [6]. En ellos se pretendía dar credibilidad a las posturas generales de los movimientos Nueva Era del siglo anterior (la existencia de las mónadas divinas, el poder del pensamiento, la existencia de dimensiones espirituales, etc.), y se afirmaba la existencia de una “hermandad espiritual” formada por seres sobrehumanos (mahatmas o maestros ascendidos).

Guy y Edna Ballard.
Guy y Edna Ballard, los iniciadores del culto a los maestros ascendidos en América. Inventaron nuevos maestros, desarrollaron los mitos de las ciudades etéricas y las guaridas subterráneas de la Gran Hermandad Blanca, entre otras cosas.

Innovaciones del Movimiento YO SOY

Misterios Develados es un relato acerca de cómo los Maestros Ascendidos se pusieron en contacto con Guy Ballard y su esposa para convertirlos en mensajeros “acreditados” de la Gran Hermandad Blanca, una organización ultrasecreta de seres altamente evolucionados que supuestamente vela por el bien y desarrollo espiritual de la humanidad. El lenguaje del libro es sencillo. Una tercera parte es narración y otra tercera parte es exposición de doctrinas. Básicamente no se contradice nada de la Teosofía, pero sí se le añade y se le matiza. Se reafirma la figura de la reencarnación y de la vida humana como sendero espiritual para ascender a la divinidad. Los Maestros Ascendidos fueron una vez seres humanos mortales que, luego de muchas encarnaciones de purificación espiritual, lograron “ascender” a la “presencia de Dios” en sus últimos cuerpos físicos, los cuales se hacen indestructibles y eternos [7].

Esta “presencia de Dios” es una mónada espiritual individualizada, cuyo nombre es, supuestamente, “YO SOY”. De allí la expresión “Presencia YO SOY”. En Misterios Develados también se introduce una nueva estrella: el Conde de Saint Germain. Los mahatmas de Blavatsky son incorporados a esta compañía de seres ascendidos en la que Saint Germain, según el Movimiento YO SOY, posee un cargo especial y superior como heraldo y jerarca de la Era de Acuario. Poco importa que la Era de Acuario sea un período calculado astronómicamente a partir de la precesión de equinoccios, y cargado de significado astrológico, que tendrá su inicio después del año 2200 después de Cristo. A pesar de la incoherencia en este punto, casi la totalidad de los grupos Nueva Era asegura que ya estamos en la Era de Acuario. Es así como la llamada Nueva Era se ha convertido en sinónimo de Era de Acuario.

Además de todo lo mencionado, en Misterios Develados se describe toda una serie de “poderes espirituales” y de energías llamadas rayos o llamas sagradas (eran inicialmente siete). Se define mejor una estructura de la Gran Hermandad Blanca y se reproducen los mahatmas y supuestos maestros a lo largo de la historia y de la superficie de la Tierra.

La Mágica Presencia es la segunda parte de ese relato: se lleva la imaginación al límite y se continúan las elaboraciones doctrinales acerca de los Maestros Ascendidos y de su organización ultrasecreta.

Discursos del YO SOY es un libro completamente expositivo, supuestamente dictado por el mismísimo Saint Germain, que contiene lo que los Ballard pretendían que fuese la “buena nueva” de la Era de Acuario. No imaginaron que después de ellos surgiría toda una serie de sectas y grupejos que modificarían, maquillarían, alterarían y contradirían lo que el Conde Saint Germain había dictado como “palabra sagrada” [8].

Presencia YO SOY.
Diagrama de la Presencia YO SOY: pintura infográfica que resume la doctrina espiritualista creada por los Ballardas y el Movimiento YO SOY. Virtualmente todos los grupos de culto a los maestros ascendidos se basan en esta doctrina y reproducen y enseñan este diagrama. El diagrama es todo un compendio sincrético de creencias deístas, neoteosóficas y mentalistas que resulta fantástico y fascinante a los adeptos. Su teoría es tan elegante y sofisticada que es difícil no reconocerlo. Una verdadera obra de arte de la imaginación y del modernismo americano. Si usted ve esta pintura en algún lugar o tienda, sabrá inmediatamente que allí se practica el culto a los maestros ascendidos. La substancia violeta que envuelve a la figura inferior es la famosa “llama violeta transmutadora”.

Conny Méndez y la Metafísica Cristiana

Bien conocida en Venezuela, Conny Méndez fundó el mayor y primer grupo Nueva Era en castellano en Venezuela: Hermandad Saint Germain o Movimiento Metafísica Cristiana. Viviendo en parte en EE.UU. y en parte en Venezuela, Conny Méndez entró en contacto con Emmet Fox y absorbió las especulaciones filosófico-religiosas de los movimientos como el norteamericano Nuevo Pensamiento. Hasta que un día cayeron en sus manos los libros del Movimiento YO SOY y decidió traducirlos al castellano. Los principales libros de la Metafísica Cristiana de Conny Méndez no son su obra, son traducciones y comentarios sobre esas traducciones.

Conny Méndez.
Conny Méndez fue una venezolana carismática, original, por quien era imposible no sentir simpatía o cariño. Fue escritora prolífica, traductora y cantautora. Sin duda alguna uno de los personajes más puros y humanos de todo el movimiento Nueva Era en América y el mundo.

Lo más interesante de estudiar la evolución de tales doctrinas y especulaciones es observar cómo la ficción y la especulación filosófica van mutando al pasar de mano en mano. Madame Blavatsky hizo una labor admirable en la reinterpretación de las religiones orientales, sobre todo del budismo, pero su invención de seres extraordinarios, sus mahatmas (El Morya sigue siendo hoy día aclamado como uno de los principales Maestros Ascendidos de la Gran Hermandad Blanca), dio inicio a una ola de creencias en seres poderosos que no distan mucho de parecerse a los antiguos dioses griegos, o a los bodhisattvas orientales. Los procesos mitopoyéticos continuaron y dieron un paso adelante con los Ballard, quienes aprovecharon la coyuntura creada por la Teosofía para dar cuerpo y credibilidad a un cuento extraordinario. Así comenzaron a aparecer Maestros Ascendidos tomados de todas las culturas y razas. Después del enigmático Conde Saint Germain, pronto Jesucristo fue colocado en esa lista, y también Buda y muchos otros. El mismo Guy Ballard “ascendió” y ahora es conocido como el Maestro Ascendido Godfre Ray King [9].

Conny Méndez introdujo estas elaboraciones fantásticas en el mundo hispano. Sus libros se leen todavía hoy sin ningún ojo crítico [10]. La mayoría de sus lectores ni siquiera se ocupan en averiguar si el libro que leen es de la autoría de Méndez, o si sólo aparece su nombre en la portada porque fue la primera traductora. En poco tiempo, después de la muerte de los Ballard (sí, murieron, como todo ser humano), brotaron por toda América como un virus numerosos grupos que proclamaban haber recibido “dictados” de los Maestros Ascendidos. Muchos de estos grupos introducían nuevos maestros, cambiaban el nombre de los ya establecidos, o los hacían dirigir funciones diferentes, de acuerdo a la preferencia personal de los autores que escribían sobre ellos. Así, según un grupo, Saint Germain era el Chohan (o “director espiritual”) del Séptimo Rayo, mientras que otro grupo aseguraba que había sido promovido y que ahora era otro Maestro Ascendido el que portaba ese cargo [11].

Como si de la farándula se tratara, hay una cantidad impresionante de chismes acerca de la Gran Hermandad Blanca y de sus invisibles integrantes. Muchos proclaman todavía hoy ser mensajeros acreditados de dicha organización, a pesar de que los dictados de un grupo y otro se contradicen en conceptos y definiciones básicas. Y mientras un Saint Germain en un grupo desestimaba los avances tecnológicos o el progreso científico, otro Saint Germain en otro grupo revela fórmulas y planos de “aparatos” que pretenden revolucionar el mundo moderno. Como escribí en la primera parte de esta serie (Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 1.), sólo basta el sentido común y un poco de veracidad intelectual en el estudio de este fenómeno para descubrir las invenciones del nacimiento de nuevas falacias. Y de nuevos dioses.

_______________________________________

Notas (enero de 2016)

1. Me satisface la división de las crisis de estos pasados dos siglos basada en la secuencia modernismo-postmodernismo-transmodernismo. El siglo XIX europeo vio el nacimiento del modernismo, renovación obvia en un continente donde había nacido la industrialización pero que al mismo tiempo era tan viejo y gastado como el que más: el modernismo refleja esa necesidad de renovación y reinvención que infundió un poco de frescura en las artes. Las sucesivas revoluciones industriales (en Europa y en América) propiciaron la aparición del postmodernismo, esa decepción que surge al “descubrir” que el modernismo era sólo quizás un “suspiro” a nivel histórico. El movimiento de Nueva Era posee todo el ímpetu del modernismo porque fue uno de los movimientos que nació con las necesidades de cambio y renovación. ¿Acaso no es la Nueva Era en sí todo un intento moderno de darnos un “Gran Relato” acerca de la humanidad? Y no sólo un Gran Relato sino el Relato Definitivo, porque la Nueva Era pretende barrer con los dogmas de las religiones establecidas, que son las que tradicionalmente nos daban alguna visión de conjunto de destino de la humanidad. Por eso es que la crisis postmoderna vio el período más oscuro de la Nueva (eso esperamos), en las décadas de los 1960s, 70s, 80s, e incluso hasta los 1990s, que son las décadas en las cuales apareció toda clase de sectas destructivas, cultos revisionistas, líderes sectarios megalomaníacos, suicidios colectivos, etc. Como si la negación postmodernista de la posibilidad de un Nuevo Gran Relato hubiera envenenado el ambiente en el que la Nueva Era comenzaba a sentirse tan cómodo y llena de esperanza. Pero como la ola transmoderna no significa ruptura total con el pasado, aunque tampoco compromiso ciego con el mismo (en cuyo caso tendríamos que hablar de neomodernismo), la Nueva Era inició ahora un renacimiento, una aparición con “nueva piel” y nuevos contenidos que demuestran que se puede adaptar a los tiempos y a las necesidades. Dicho de otra forma: la Nueva Era no desaparece ni desaparecerá en el contexto del transmodernismo hasta que la humanidad haya aprendido las lecciones que debió haber aprendido entre el siglo XIX y la crisis postmoderna. Sólo nos queda una esperanza: que los agentes transmodernos del presente logren depuran el movimiento Nueva Era de las imposturas y defectos que el movimiento viene arrastrando desde el modernismo y el postmodernismo. Mi receta para ello (dado que me considero uno de esos agentes) es, de manera muy general, la siguiente: no copiar los patrones de grupos y modas anteriores, hacer la tarea que no se hizo en el pasado (investigar mucho y dudar de todo), no mezclar para producir algo bonito (sincretismo enfocado en el efecto estético que sin embargo deslegitima tradiciones y sistemas anteriores), y sobre todo: no “tirar flechas” para ver qué se logra. Esto se relaciona con mi interpretación de lo apolíneo y lo dionisíaco y de cómo lo apolíneo nos llevará por el camino de la evolución positiva (la Nueva Era es de hecho uno de los intentos macro de los impulsos apolíneos globales, sólo que un poco desorientado y fuera de foco). Leer el siguiente ensayo (abrirá en otra ventana):

> Lo apolíneo como línea evolutiva positiva de la humanidad.

2. Por eso una de las maneras de subsanar los efectos negativos de los grupos de Nueva Era que erosionan las capacidades intelectuales de las personas es devolver esas mentes a los senderos de las religiones tradicionales. La Nueva Era se alimenta de las religiones tradicionales (por ejemplo “robando” símbolos, figuras históricas, métodos, técnicas psicológicas, etc) al mismo tiempo que mina sus credibilidades. Mi posición respecto a esto es bien clara: es preferible que las personas tomen el camino establecido de las religiones tradicionales a que se enganchen en cultos nuevos que son muy bonitos y muy interesantes pero que no aportan nada bueno a largo plazo. Cultos que tienen una vida útil muy corta y que no están basados en nada seguro. Esto es una discusión de vieja data que debería ser abordada en otro trabajo.

3. Nunca ha caducado el viejo sentido común, que también se puede aplicar a todos los “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca del pasado y del presente, a saber: que resulta sospechoso que sólo una persona vea y escuche a los maestros ascendidos. Es el mismo viejo truco de las religiones deístas que hablan de un dios invisible, intangible, inubicable, que nadie realmente ha visto y escuchado, aparte del “profeta” y de los “mensajeros”. En este sentido la teosofía (y los siguientes grupos de culto a los maestros invisibles) copió el modus operandi de las religiones deístas tradicionales. Aquí la “cura” es la misma que menciono en la nota anterior: es mil veces mejor estudiar la vida de maestros reales, maestros históricos de carne y hueso (Buda, Confucio, Lao-tzi, Jesucristo, etc), es decir, volver a lo real, que estudiar y venerar a estos maestros ficticios cuya existencia real nadie ha podido demostrar.

4. “Nuevo Pensamiento” fue de hecho la etiqueta que las personas después sustituyeron por “Nueva Era”, que es más grandilocuente y universalista.

5. Estas creencias o cultos pueden clasificarse como neometafísicos en el sentido de que postulan la existencia de realidades ajenas a lo tangible-material pero de una manera muy diferente a como lo hace la metafísica clásica. Los maestros ascendidos existen más allá del plano físico, al igual que sus guaridas y sus ciudades etéricas o astrales. También se llama “metafísica”, por ejemplo en Venezuela, a este cúmulo de creencias, debido a que incorporan aspectos del mentalismo decimonónico y otras creencias no ortodoxas como la telepatía, la clarividencia, la existencia de otras dimensiones, etc. No es sólo el culto a los maestros ascendidos sino que el culto a todo lo invisible, de una manera apolínea y no de una manera dionisíaca como lo hace el esoterismo europeo del siglo XIX.

6. Esos tres libros mencionados fueron el núcleo del culto a los maestros ascendidos en Venezuela, el primer país de habla hispana donde una traductora lo introdujo desde Estados Unidos. Dicha traductora fue Conny Méndez. Muchos piensan que Conny Méndez fue la autora de estos libros. Basta leer las fichas técnicas de los mismos para ver que son sólo sus traducciones al español.

7. En evidente contradicción con las enseñanzas de Buda (no poseemos mónada espiritual alguna, no debemos hablar de reencarnación sino de renacimiento, y que nuestros cuerpos jamás podrán ser ni eternos y indestructibles), los grupos de Nueva Era del presente aún cuentan a Buda como uno de los maestros ascendidos más importantes de la Gran Hermandad Blanca. ¿Lo que enseñó el Buda histórico entonces está mal? ¿Por qué los adeptos no pueden ver la contradicción evidente que implica incluir a Buda en la gran jerarquía espiritual? Una de las cosas más lamentables de este culto es la explotación desvergonzada de las figuras religiosas tradicionales: Jesus Cristo, la Virgen María, Buda. Puede ser que todo el proceso se haya hecho sin intención de engañar y que solamente refleje la necesidad de un grupo de creer que las principales luminarias del pensamiento religioso mundial están conectadas de alguna manera y que espiritualmente forman una corporación de trabajo (la Gran Hermandad Blanca). Pero ¿qué es mejor: la fantasía que satisface el gusto estético y la necesidad de síntesis universalista o la realidad de los hechos? La realidad de los hechos es que no hay NADA que conecte a todas las figuras religiosas mundiales en un solo grupo de trabajo y NINGUNA evidencia de que todas estas luminarias (que en algún momento fueron reales) están trabajando juntas en una hermandad espiritual. De hecho habría que negar gran parte de todo lo que esas figuras enseñaron y predicaron para que esa fantasía pudiera ser real, tal como he explicado con el caso de Buda.

8. El libro Discursos del YO SOY sentó la base y el modelo para la cultura americana de las “canalizaciones”, comunicaciones telepáticas que un “maestro espiritual” dicta a un discípulo que se convierte en “mensajero”. El proceso es tan gratuito e indistinto que en el presente hay miles de canalizaciones de Saint Germain y otros maestros ascendidos, publicadas por cientos de “mensajeros” y “discípulos” que se pelean la exclusividad del mensaje.

9. No es extraño que los “mensajeros” se conviertan ulteriormente en maestros ascendidos. Incluso antes de serlo, por el hecho de ser “mensajeros” de algún maestro, ya se creen portadores de una gran distinción. El sentimiento de grandeza y de importancia que los Ballards se daban a sí mismos (y más adelantes todos los “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca) es el mismo que los profetas de Dios se daban en la antigüedad: el mundo entero debía estar a sus pies, pues ellos traían al mundo una verdad revelada que sólo ellos podían poner en palabras. En este sentido el culto a los maestros ascendidos es un culto de revelación a semejanza de las religiones deístas del mundo. Como veremos más adelante, la intolerancia a ser contradichos es evidente en los discursos de los Ballards: sus maestros ascendidos dicen que harán desaparecer a cualquier persona que se oponga a la enseñanza de los maestros. No hay en esos discursos el más mínimo sentido de respeto a la libertad de opinión y de expresión, haciendo parecer a los maestros ascendidos como verdaderos déspotas que no tolerarán oposición alguna. Esa no es la actitud de seres completamente iluminados que han trascendido todo comportamiento agresivo o negativo.

10. Conny Méndez también fue una estratega de la comunicación: se le ocurrió la idea de que la “metafísica” enseñada por los maestros debía ser presentada en “palabras de a centavo”, es decir, en un lenguaje simple y coloquial que cualquier persona pudiera entender. La enrevesada y sospechosamente elegante doctrina de los Ballards se difundió así masivamente en Venezuela gracias a las “palabras de a centavo” de Conny Méndez, que también venían publicadas en la forma de libros de bolsillo a un precio muy económico.

11. Todo investigador serio podrá constatar que, incluso en vida, dos o tres “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca se contradicen sobre los detalles del “trabajo” de cada maestro ascendido, como por ejemplo a cuál “rayo” ha sido asignado o dónde se ubica su “retiro etérico”. Imposible saber cuál “mensajero” decía la verdad, en caso de que uno estuviera dispuesto a creer en alguno de ellos. Estas incoherencia y contradicciones entre los mismos mensajeros es la evidencia más simple y obvia de que los “mensajes canalizados” son un fraude.

________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

> Parte 1.   > Parte 3.   > Parte 4.   > Parte 5.   > Parte 6.   > Parte 7.  > Parte 8.   > Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea También:

> La dictadura psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.