Significado de las ciudades intraterrenas

En el artículo sobre los cuatro procesos a través de los cuales obtenemos información en estado de sueño profundo afirmé que muchas personas en la actualidad están despertando a la capacidad de tener episodios espontáneos de visión remota involuntaria en estado de sueño profundo*. En estas experiencias, las personas están viendo escenas de la vida humana en otros mundos. Por extraordinario que parezca, hay miles de mundos habitados como la Tierra y en ellos las humanidades que viven allí tienen semejanzas increíbles con nosotros, y nosotros con ellos. Por eso muchos de los que tienen estos episodios aquí en la Tierra creen o suponen que se trata de imágenes y eventos de la Tierra. Otros incluso llegan a suponer que hay varias Tierras, varias “copias” de la Tierra, cuando en realidad se trata de otros planetas parecidos al nuestro, con humanidades en el mismo nivel evolutivo que el nuestro.

Algunos de esos episodios en los cuales los terrícolas “ven” mentalmente la vida en esos planetas, ven también ciudades subterráneas que existen en dichos planetas. Para no enredar el tema, voy a ir paso a paso. Cuando escribo aquí “ciudad subterránea”, me estoy refiriendo a grandes hábitats artificiales construidos varios kilómetros bajo la superficie de un planeta, no aquellas construcciones que están inmediatamente debajo de una ciudad superficial ni tampoco a supuestas ciudades en el centro de un planeta (para lo cual el término “intraterrena” es un poco confuso).

¿Hay ciudades subterráneas en la Tierra? Sí, hay unas pocas, pero en mi opinión no están habitadas. Son ciudades que se construyeron hace miles de años y ahora están abandonadas. Son ciudades construidas por humanos extraterrestres que vivieron aquí en la Tierra y que por algún motivo necesitaban ocultarse de los humanos que vivían en la superficie. También hay bases de seres extraterrestres que están regularmente habitadas, pero esos espacios son diferentes a las ciudades con las cuales muchas personas están soñando y visitando en el plano astral.

¿Hay ciudades subterráneas en todos los otros planetas habitados por seres inteligentes? No. Los planetas habitados por humanidades como la nuestra (es decir, humanidades que no han logrado un nivel elevado de consciencia EN SU TOTALIDAD) no construyen ciudades bajo tierra. Ellos construyen como nosotros, apilando cosas sobre cosas, sobre la superficie. Pero con el paso del tiempo llega el momento en que se dan cuenta que es más seguro vivir bajo tierra. Este es el caso de humanidades un poco más avanzadas, las cuales tienen unas pocas ciudades en la superficie y la mayoría está bajo tierra. Luego vienen las civilizaciones súper avanzadas, que siempre siempre construyen en el subsuelo, sea en planetas, sea en lunas o sea en asteroides. Es más seguro desde todo punto de vista, como explica más adelante.

¿Las ciudades subterráneas con las que están soñando los terrícolas están aquí en la Tierra? Algunos están viendo las ciudades subterráneas de humanos en otros mundos. Estas ciudades son imperfectas, un poco caóticas, un poco sucias algunas (así serán las nuestras cuando comencemos a construirlas). Cuando las humanidades comienzan a hacer algo por primera vez, generalmente no lo hacen con perfección. Las ciudades subterráneas que quedan aquí en la Tierra son muy pocas y están abandonadas, porque fueron refugios subterráneos de visitantes extraterrestres hace milenios. Una clave para saber si estás viendo una ciudad subterránea de otro mundo es darte cuenta si las personas que la habitan son más pequeñas o más grandes que nosotros. Hay humanidades en ciertos planetas donde las personas son pequeñitas y otras donde las personas son gigantes. Esto depende de la fuerza de gravedad de cada planeta: planetas con una fuerza de gravedad muy grande tienen seres vivos más pequeños que nosotros, mientras que planetas con una fuerza de gravedad más leve tienden a tener seres vivos gigantes. Estas diferencias se pueden ver en las experiencias oníricas. En visión remota involuntaria, una ciudad subterránea abandonada probablemente sea alguna de las que hay aquí en la Tierra, pero también puede ser alguna en algún otro planeta. Las ciudades o bases subterráneas de extraterrestres aquí en la Tierra son tan perfectas y limpias que uno se siente como si estuviera dentro de una nave espacial. De hecho, algunas personas viajan astralmente a estas bases en la Tierra y luego creen que estuvieron en naves en el espacio. Las paredes de estas ciudades o bases son de roca derretida y cristalizada, mientras que las ciudades subterráneas de humanidades como la nuestra generalmente no tienen esa característica porque no poseen la tecnología para hacerlo. Otra diferencia es la iluminación: ciudades subterráneas construidas por humanidades como la nuestra tienen una iluminación deficiente, pobre o convencional, mientras que las ciudades subterráneas de humanidades más avanzadas (y las bases de extraterrestres aquí en la Tierra) tienen una forma de iluminación desconocida para nosotros: no se ve ningún foco de luz, la luz simplemente parece estar en todo el aire del hábitat.

Ahora, ¿cuál es la importancia o el significado de que muchas personas estén teniendo estas experiencia de visión remota involuntaria de estas ciudades subterráneas en otros planetas? Yo creo que la razón es que el inconsciente colectivo de la Tierra nos está enviando un mensaje masivo para que nos demos cuenta de algo que tenemos que hacer, y ese algo que tenemos que hacer es: COMENZAR A CONSTRUIR CIUDADES SUBTERRÁNEAS. He estado meditando mucho sobre esta cuestión y estas son algunas de las razones que se me ocurren:

Por un lado, la razón de que civilizaciones avanzadas vivan bajo tierra es que así se protegen de una serie de amenazas más o menos grandes como:

  • Caídas de meteoros en la superficie del planeta donde viven. Si no se pueden evitar estos desastres, las explosiones y cambios climáticos que ocasionan son mortales para la vida en la superficie. Al vivir bajo tierra, se reduce la mortalidad del efecto sobre la humanidad que vive en dicho planeta.
  • Desequilibrios en la magnetósfera del planeta pueden causa cascadas de rayos cósmicos sobre la superficie que son mortales para la mayoría de la formas biológicas de vida. Al vivir varios kilómetros bajo tierra, los humanos y otras formas de vida se pueden proteger contra estas cascadas de rayos cósmicos.
  • En planetas con un clima extremo (muy frío o muy caliente, o con una variación de temperatura muy grande entre el día y la noche), vivir en el subsuelo es la mejor opción porque la corteza permite regular la temperatura del ambiente cerrado y eso permite tener un hábitat adecuado para vivir.

Por estas tres razones se me ocurre que el inconsciente colectivo de la Tierra nos esté guiando hacia un siguiente paso de desarrollo, el cual incluye también la siguiente cuarta razón (que es la que más me interesa desde el punto de vista de la ecología):

  • Al vivir en ambientes cerrados bajo tierra, los seres humanos se ven obligados a controlar minuciosamente los desperdicios que generan (tanto sólidos, como líquidos y gaseosos). Es una forma de vida que obliga al ser humano a ser responsable con los recursos y a no expulsar irresponsablemente los desechos hacia la superficie sino reciclarlos. En otras palabras: las civilizaciones más avanzadas se retiran al subsuelo para “dejar en paz” la superficie del planeta donde viven y permitir así que la biosfera del planeta siga su curso natural. Esto es una práctica eficiente de RESPETO MÁXIMO HACIA LA VIDA, en los planetas donde humanidad junto a formas de vida no-humanas. Ellos no expulsan sus desechos hacia la superficie ni tampoco los entierran en la corteza donde viven.

Podría ser que la meta-mente de la Tierra nos esté sugiriendo que es el momento de comenzar a hacer ese “experimento” de vida autosustentable bajo tierra como una manera de iniciar un nuevo tiempo planetario en el cual el ser humano deje de contaminar la superficie del planeta. O por lo menos esto es lo que yo interpreto de los sueños y mensajes que yo he recibido en estado de sueño profundo.

Por otro lado no negaré la idea de que la verdadera razón de que debamos comenzar a construir estas ciudades es que un evento profundo de cambio climático se acerca (una glaciación masiva) y la humanidad sólo podrá sobrevivir en su conjunto si se prepara para ese evento. Dadas las condiciones en las que vivimos y la tecnología que poseemos, la única alternativa para asegurar nuestra supervivencia sería vivir bajo tierra, puesto que en la superficie no seremos capaces de aguantar las muy bajas temperaturas que ya comienzan a aparecer en algunos lugares de la Tierra.

Ojalá, y creo que esto es lo más importante, que la humanidad asuma el reto y el deber planteado en esa cuarta razón arriba explicada: que podamos crear ambientes cerrados, autoregulados, autosustentables, donde podamos vivir SIN CONTAMINAR el substrato de la corteza terrestre y SIN ARROJAR HACIA LA SUPERFICIE los desechos que generemos. Tenemos que sobrevivir como grupo organizado, pero también tenemos que detener COMPLETA Y DEFINITIVAMENTE el deterioro ambiental que hemos ocasionado en la superficie en los últimos siglos de vida globalizada.

Creo que éste es el significado de las ciudades intraterrenas para la humanidad en este momento de nuestra historia.

________________________________

* Tenga siempre en cuenta la posibilidad de que lo que haya soñado no pertenezca  a ninguno de los cuatro procesos explicados en ese artículo. Su sueño puede tratarse simplemente de eso: un sueño; es decir, de una fantasía elaborada por el cerebro. No todo lo que soñamos tiene un significado o contiene una información veraz sobre algo real que existe en otra parte.

8-derinkuyu-cappadocia-city-secret-underground-cities

 

Origen de la foto:

http://www.momondo.es/inspiracion/9-ciudades-subterraneas-increibles/

Cuidar y proteger a todos
los seres vivos en la Tierra.
Cuidar y proteger la Tierra.
Detener todo conflicto bélico.
Detener toda guerra.
Crear un estado de paz mundial
permanente e irreversible en la Tierra.
Dejar de usar la tecnología
para el mal, para el asesinato.
Valorar y respetar la vida.

 

Relacionado:

Ciudades sostenibles: Curitiba, Escotolmo, Vancouver. (afiches)

Anuncios

Arborización en Maturín (afiche)

Este es un diseño que hice en formato afiche para un evento de arborización organizado por mi papá en la ciudad de Maturín con estudiantes de Ingeniería Ambiental. Yo también participé en la arborización, además de diseñar este afiche, que se imprimió en pequeña cantidad para la biblioteca de la universidad. En la foto inferior aparezco de espaldas con una bolsa negra de basura en la mano. :-)

Pensé que ya había publicado este diseño puesto que es del 2014. Supongo que se me olvidó.

fundes_arborizacic3b3n

Vea también (abrirán en una nueva ventana):

> Calendario Ecológico 2017.

> Cálculo de la Huella Ecológica de la ciudad de Maturín (presentación).

> Ciudades Sostenibles: Curitiba, Estocolmo y Vancouver (afiches).

Cálculo de la Huella Ecológica de la Ciudad de Maturín (presentación de un trabajo de grado)

huella-ecologica-ciudad-de-maturin

Presentación de un trabajo de grado que ayudé a preparar en abril para dos estudiantes de Ingeniería Ambiental. Puede serle útil a alguien.

En resumen, el resultado de este estudio es que la huella ecológica de un habitante promedio de la ciudad de Maturín es de 7,8 hectáreas globales. Esa es el área de tierra y naturaleza que sólo un maturinés necesita para satisfacer sus necesidades de vida y consumo.

huella-ecologica-ciudad-de-maturin2

Para tener una idea de si eso es mucho o poco, busqué información sobre la huella ecológica de un ciudadano de Madrid, y según esta noticia, es de 6,4 hectáreas globales, lo cual genera en ese caso un nivel de insostenibilidad de 260 % (el porcentaje depende del área disponible para la ciudad).

Según Wikipedia, la huella ecológica promedio en toda Venezuela en 2003 era de 2,2 hectáreas globales per cápita, y en 2005 había subido a 2,8. De manera que una huella ecológica de 7,8 es bastante elevada considerando el promedio (y que estamos en 2016). Sin embargo, comparada con la huella ecológica promedio de un ciudadano que viva en el estado de Nueva York (EE.UU), nuestra huella ecológica es bastante modesta. Según esta noticia, la huella ecológica promedio en Nueva York es de 14,2 hectáreas globales, y la del estado de Virginia es de 24,6.

Todo depende, por supuesto, de cómo se calcule la huella ecológica, y si se trata de un estado o de una ciudad. También está la cuestión de que estamos hablando de la huella ecológica promedio: un ciudadano pobre en Maturín podría tener, digamos, una huella ecológica de 0,5 hectáreas, mientras que un ciudadano de clase media alta o clase alta podría tener una de 15 o 20 hectáreas. Los promedios muestran una realidad promediada, no una realidad individual.