Grupos en Facebook y Google Plus sobre el Dhammapada

He creado dos grupos sobre el Dhammapada (uno de los libros más célebres del Canon Páli, registro original de las Enseñanzas del Buddha), uno en Facebook y otro en Google Plus. Para pertenecer debe enviar solicitud y esperar que la misma sea aprobada. Si pasan varios días y no se aprueba la solicitud puede ser porque no he logrado conectarme (no me conecto todos los días). Espero que el ritmo de los grupos sea bastante lento para dar chance a las personas de leer los materiales y comentar sólo cuando realmente sea importante.

El grupo de Facebook se llama “Dhammapada del páli al español“. Ésta es la dirección (abrirá en otra ventana):

> Dhammapada del páli al español

El grupo en Google Plus se llama “Dhammapada de verdad“. Ésta es la dirección (abrirá en otra ventana):

> Dhammapada de verdad

La idea es difundir la traducción del Dhammapada que estamos llevando a cabo junto con las ilustraciones de la versión del Ven. Weragoda Sarada Maha Thero. También mantener el grupo en un reducido número de personas que estén positivamente interesadas en el Dhamma de Buddha, aunque las publicaciones son públicas para aquellos que quieren aprender sin tener que pertenecer al grupo. No es la idea “acumular” o “amasar” miembros ni ser más “exitosos” que otros grupos en términos de número de seguidores sino difundir el Dhamma y la tradición Theravada tal cual como la hemos aprendido de la comunidad asiática y de la Sangha (Comunidad de Monjes y Monjas).

History Of Buddhism

Generosidad

Amigos, la generosidad (dana) es el primer tema que el Buddha enseñó a las personas laicas. He aquí algunas cita del Canon Páli sobre la generosidad.

Ningún avaro va al mundo de los devas. Aquellos que no alaban la generosidad son tontos. Los iluminados expresan su aprobación a la generosidad y así encuentran alivio en el mundo de más allá.

Dhammapada 177

Aún más, con el rompimiento del cuerpo, después de la muerte, aquel que da, que es un maestro en el dar, reaparece en un buen destino, en el mundo celestial. Y el hecho de que con el rompimiento del cuerpo, después de la muerte, aquel que da, que es un maestro en el dar, reaparezca en un buen destino, en el mundo celestial: esto es un fruto, en la próxima vida, de la generosidad.

Anguttara Nikáya 5.34

Incluso si una persona arroja los restos de comida de una vasija o vaso en el estanque de una aldea, pensando: “Que cualquier animal que viva aquí pueda alimentarse de esto”, eso sería una fuente de mérito.

Anguttara Nikáya 3.57

…Otra persona ha practicado la producción de mérito por medio del dar, la generosidad, así como por medio de la conducta virtuosa a un alto grado; pero no ha llevado a cabo la producción de mérito por medio de la meditación. Con el rompimiento del cuerpo, después de la muerte, renacerá entre humanos en una condición favorable. O renacerá en la compañía de los devas de los Cuatro Grandes Reyes.

Anguttara Nikáya 4.241-243

En Bienaventurado enseñó primero la generosidad (el dar, el desprenderse de lo material) a las personas laicas porque vio que, de las tres raíces del mal (lobha, dosa, moha), la primera era frecuentemente la más fuerte, la raíz de la codicia, avaricia, deseo, lujuria, posesividad (lobha en páli). Y el antídoto para exterminar esta raíz es la generosidad (dána, alobha).

En nuestro mundo moderno quizás haya sociedades en las cuales las personas tienen otra de las tres raíces más fuerte que la primera. Quizás haya sociedades donde la raíz del odio (dosa) es la más fuerte. En el presente hay en el Medio Oriente (Siria, Irak, Afganistán) una guerra terrible motivada por el odio religioso. He allí un grupo de gente que necesitarían otro antídoto diferente para debilitar la raíz de dosa (odio, desprecio, aversión). Si un Buddha estuviera enseñando en esas sociedades ahora, quizás enseñaría primero la enseñanza de metta (buena voluntad, amor benevolente) y karuna (compasión) porque esas son las dos prácticas que acaban con la raíz del odio. En las sociedades occidentales (América, Europa), donde en el presente sin duda alguna la raíz del engaño (moha) compite en primacía con la raíz de la codicia (lobha), un Buddha enseñaría primero el antídoto de la meditación y de la introspección, que son las prácticas que acaban con la raíz de la ignorancia (fantasía, ilusión, engaño, moha en páli).

Para mí es importante aprender las seis etapas generales de la enseñanza de Buddha porque así uno va absorbiendo la enseñanza en la manera en que el Maestro la diseñó en su sabiduría, en su visión de conjunto. Actualmente hay muchas personas que hablan solamente de las Cuatro Nobles Verdades y del Noble Sendero Óctuple pero en realidad ponen en práctica muy poco del mismo. La mente no-iluminada es experta en evadirse, en salirse con la suya, en manipular y engañar. Y así los buddhistas occidentales muchas veces se engañan creyendo que es suficiente con aprender teóricamente las Cuatro Nobles Verdades y poner en práctica sólo una pequeña parte del Noble Sendero. No digo que esté mal, digo que puede hacerse mejor. Y para hacerlo mejor es necesario aprender el Dhamma como el Buddha lo enseñó. Luego uno puede adaptarlo a la vida moderna, claro, pero primero tienes que estudiarlo en su totalidad para poder tener toda la perspectiva del asunto, y DESPUÉS es que uno hace la adaptación.

Esos cinco puntos (generosidad, conducta virtuosa, el cielo, los impedimentos de los deseos sensuales y la renuncia) que el Buddha casi siempre enseñó primero a las personas laicas, antes de hablar de las Cuatro Nobles Verdades, no son accesorios de la tradición, no son añadidos posteriores de los compiladores del Canon: esos cinco puntos son una parte esencial de todo el Dhamma.

> Sobre la enseñanza gradual del Buddha en seis etapas.

Veneration_of_the_Three_Jewels,_Chorasan,_Gandhara,_2nd_century_AD,_schist_-_Ethnological_Museum,_Berlin_-_DSC01642
Pieza de arte del siglo II de la Era Común, encontrada en Gandhara (actual Pakistán), donde se aprecia a un grupo de personas venerando la Triple Joya (Buddha, Dhamma, Sangha), representada en la parte superior por tres puntos flotantes rodeados de rayos de luz que forman tres ruedas. Esta pieza pertenece actualmente al Museo Etnológico de Berlín. 

____________________________

Buddhismo Theravada para principiantes en una sola página (abrirá en otra ventana):

> Buddhismo Theravada para principiantes.

Libros sobre Buddhismo y meditación para leer en línea o descargar en PDF:

El brillo de la vida.     El conocer sucede ahora.     Las cuatro nobles verdades.

La clave de la liberación.    Manteniendo presente la respiración.

El hombre que se llamaba a sí mismo Tathágata.      No Ajahn Chah.

Estrategia Noble.       En las palabras del Buddha.       Dhammapada.

Con cada respiración.         Cómo meditar.       La fortaleza interior.

Bases de la moral buddhista.       Buddhismo en pocas palabras.

Buena pregunta, buena respuesta.

Para leer en línea (catálogo de librosbudistas.com):

Dhammapada Ilustrado: Capítulo 4: Pupphavagga: Flores

Arriba en la cabecera encontrará una página con el índice de los capítulos publicados (abrirá en otra ventana):

> Dhammapada Ilustrado.

Si apenas está comenzando a aprender Buddhismo, tenga en cuenta que el Dhammapada no es lo más recomendable para leer como primera lectura. Hay que manejar el contexto de los versos (si se refiere a laicos o a renunciantes), el vocabulario, los distintos niveles de significado, etc. Si está comenzando en el estudio del Dhamma (Enseñanza del Buddha), lea primero esta nota sobre la enseñanza gradual (anupubbi-katha) del Buddha en seis etapas (abrirá en otra ventana):

> Enseñanza Gradual del Buddha en seis etapas.

Abajo al final hay libros sobre Buddhismo para leer o descargar.

Dhammapada Ilustrado: Capítulo 4: Pupphavagga: Flores

Ilustraciones: P. Vickramanayaka.
Versión en español: Ramón Morales Castel, en base a las versiones inglesas del Ven. Thanissaro Bhikkhu, el Ven. Weragoda Sarada Maha Thero y de Buddharakkhita.

____________________________

Namo Tassa Bhagavato Arahato Sammásambuddhassa.

Homenaje al Bienaventurado, Noble y Digno, Total y Completamente Auto-Iluminado.

Dhammapada (versos del Dhamma): Palabras del Buddha.

Dhammapada Ilustrado_capítulo4.

Dhammapada_v44.

Nota del Ven. Thanissaro Bhikkhu:

“Dichos del Dhamma”: Esta es una traducción para el término dhammapada. Examinar bien los bien enseñados versos del Dhamma significa seleccionar la máxima apropiada para aplicarla a una situación particular, en la misma manera en que un florista escoge la flor correcta de un cúmulo de flores disponibles (ver verso 53), para colocarla en un lugar particular del arreglo.

Comentario sobre la ilustración del verso 44

Aquí vemos otra vez un contemplativo, un hombre dedicado a la meditación, un renunciante (por el color de su túnica). Las flores que le rodean son mundos, significando el pensamiento buddhista de que la vida en el universo existe en varios mundos  (ya sea a nivel “horizontal”, en el sentido de planetas, ya sea a nivel “vertical”, en el sentido de varios planos de existencia o dimensiones). En la parte superior está el experto florista que menciona el verso.

En estas ilustraciones vemos varias clases de personas: Un hombre vestido de amarillo o azafrán pero que no se ha rasurado el pelo y afeitado la barba es un asceta, un hombre contemplativo. Este tipo de persona renuncia a la vida en familia y a las posesiones materiales para dedicarse a ejercicios espirituales de ascesis, incluida la meditación, pero no pertenece formalmente a la Sangha Buddhista (Orden de Monjes y Monjas, discípulos del Buddha). Un hombre vestido de la misma manera pero con la cabeza rapada y la barba afeitada es un renunciante, un bhikkhu (monje), uno que pertenece a la Orden de Monjes y Monjas del Buddha. Un hombre vestido de blanco, con el cabello largo y barba es una persona laica que temporalmente se dedica a ciertos ejercicios ascéticos o a la meditación como un periodo pasajero de purificación o “expiación” de malas acciones pasadas. En algunos países del Theravada las monjas buddhistas se visten de blanco, no de azafrán como los monjes.

Dhammapada_v45.

Nota del Ven. Thanissaro Bhikkhu:

“El aprendiz en el camino”: Una persona que ha alcanzado cualquiera de los tres primeros estadios de los cuatro que conducen al Despertar (ver nota del verso 22).

Nota de Buddharakkhita:

El aprendiz en el camino (sekha): uno que ha logrado cualquiera de los tres primeros estadios del logro supramundano: uno que entra en la corriente, el que vuelve una vez, y el que no retorna.

Mi nota:

Uno que entra en la corriente debe renacer siete veces más antes de lograr el Nibbána final y definitivo. Uno que vuelve una vez es la persona que debe renacer una vez más en el mundo humano. Y uno que no retorna es el ser que, al morir en esta vida, no vuelve nunca más a renacer como humano.

Comentario sobre la ilustración del verso 45

Una continuación de la ilustración anterior. El mismo contemplativo renunciante, examinando las flores-mundos (esta tierra con su reino de Yama y los distintos reinos de los devas). El aprendiz en el camino buddhista debe ser como el experto florista que conoce muy bien su labor y se dedica a ella con entusiasmo.

Dhammapada_v46.

Comentario sobre la ilustración del verso 46

Aquí vemos a Mára en la forma del esqueleto arrojando flechas a un bhikkhu para tratar de distraerlo de su voto de renuncia (a los placeres mundanos). Las flechas de Mára generalmente asumen la forma de una hermosa mujer, que siempre ha sido la principal tentación de los hombres renunciantes. Pero todo el mundo de Mára, la hermosa mujer, el propio cuerpo del bhikkhu es un espejismo, es como espuma. Sabiendo esto el monje se mantiene firme en su trabajo espiritual simbolizado por la flor de loto nimbada.

Dhammapada_v47.

Comentario sobre la ilustración del verso 47

Un hombre toma a una mujer como fuente de placer sensual. Al mismo tiempo dirige la mirada hacia otra y hacia otra. Con sus sentidos se dedica a recoger placeres sensuales como si fueran flores. A esta persona la muerte se lo lleva como la inundación que vemos en la parte inferior de la ilustración.

Dhammapada_v48.

Nota del Ven. Thanissaro Bhikkhu:

De acuerdo con el Comentario al Dhammapada, el Terminador es la muerte. De acuerdo con otro comentario antiguo, el Terminador es Mára.

Comentario sobre la ilustración del verso 48

Otra versión del hombre atrapado en las ataduras del mundo, recogiendo flores de placer… Aquí el hombre trata de aferrarse a sus amantes, a su carruaje, a la bebida y la comida, a sus cofres de dinero… pero todo esto es como una fantasmagoría. No es definitivo, no es tan real como parece. La garra del Terminador (Mára), lo mantiene así atrapado.

Dhammapada_v49.

Nota de Buddharakkhita:

El “sabio en la aldea” es el monje buddhista que recibe su comida al ir silenciosamente de puerta en puerta con su cuenco de mendigo, aceptando lo que sea que le ofrezcan.

Comentario sobre la ilustración del verso 49

Una ilustración (y verso) que instruye sobre cómo debe ser el comportamiento de los bhikkhus y bhikkhunís: los monjes y monjas necesitan salir todos los días por la mañana a mendigar su comida en las aldeas y pueblos. Ellos deben ser como la abeja que no daña la flor: deben mendigar su comida y marcharse, sin pretensiones de ningún tipo, sin causar daño o alteraciones de ningún tipo. Sólo dan su ayuda o se consejo cuando se les pide.

Dhammapada_v50.

Comentario sobre la ilustración del verso 50

Una de las ilustraciones más hermosas y perfectas del señor Vickramanayaka. Aquí vemos una familia laica en la que cada uno de sus miembros se dedica a sus tareas sin criticar o interferir en las tareas de los otros: la mujer se dedica a cocinar la comida para la familia, el padre se dedica a enseñarle las escrituras (la manera más frecuente en que los niños aprenden a leer y escribir en los países del Theravada) al hijo. Afuera de la choza parece haber una querella en la comunidad, pero esta familia no participa en ello.

Dhammapada_v51.

Comentario sobre la ilustración del verso 51

Esta ilustración parece referirse a la historia de los Comentarios (un texto escrito en el siglo V de la Era Común y adjuntado al Dhammapada para explicar el contexto supuesto de cada uno de los versos). Se trata de la historia del asceta Chattapáni, que no era un monje buddhista pero sí seguía las Enseñanzas del Bienaventurado. (Por el cabello y la barba sabemos que el hombre en la ilustración es un asceta renunciante como los monjes buddhistas pero no uno de ellos.) En la historia el rey Pasenadi pide a Chattapáni que enseñe el Dhamma a las personas de la corte, pero el asceta responde que él no puede cumplir las funciones de un monje puesto que no es uno de ellos. La ilustración parece mostrar dos actitudes totalmente opuestas: a la derecha están las personas laicas, que pueden hablar muy bien, pronunciar muchas palabras sabias sin ponerlas nunca en práctica; al contrario, en primer plano el asceta Chattapáni pone las palabras de sabiduría en práctica sin decir nada.

Dhammapada_v52.

Comentario sobre la ilustración del verso 52

Esta ilustración continúa el tema de la anterior y también parece reflejar la historia de los Comentarios. La historia del Comentario es la misma para ambos versos 51 y 52. Después de que el asceta Chattapáni respondiera al rey Pasenadi que una persona laica debe enseñar el Dhamma, usurpando así las funciones de los monjes, el rey manda a llamar al Buddha para que enseñe el Dhamma. El Buddha, estando ocupado en ese momento, envió a su discípulo más cercano, el Ven. Ánanda. En la ilustración vemos un monje enseñando el Dhamma (el abanico es el símbolo de los monjes que enseñan el Dhamma en los países del Theravada) a un grupo de personas laicas. Aquí las palabras bien dichas, palabras de sabiduría, no son sólo palabras: están encarnadas en la persona misma del Venerable Bhikkhu, quien las pone en práctica todo el tiempo, todos los días de su vida, y por eso las personas laicas le rinden homenaje y respeto.

Dhammapada_v53.

Nota del Ven. Thanissaro Bhikkhu:

La última línea del original en pali aquí puede leerse de dos maneras: “incluso así, muchas cosas hábiles podrían ser hechas por uno nacido y mortal” y también “incluso así, muchas cosas hábiles deberían hacerse con lo que es nacido y mortal.” La primera lectura toma la oración “jatena maccena”, nacido y mortal, como siendo análoga al florista implícito en la imagen. La segunda lectura la toma como como análoga al cúmulo de flores explícitamente mencionados. En este sentido, “lo que es nacido y es mortal” significaría el cuerpo de uno, su riqueza y sus talentos.

Comentario sobre la ilustración del verso 53

Aquí vemos otra vez el tema del experto florista, pero está vez las flores son aquí una metáfora de buenas acciones (kamma bueno, kamma luminoso). En un primer plano la imagen de Buddha (o un Venerable Bhikkhu) muestra ejemplos, en burbujas de luz, de lo que significa buenas acciones: dar comida a los más pobres (arriba a la izquierda), venerar y rendir homenaje al Maestro (izquierda, más abajo), enseñar el Dhamma a la comunidad laica (izquierda, abajo), alertar o reprender a la persona atrapada en algún vicio dañino (derecha, abajo) con el fin de ayudarla a liberarse del mismo, y rechazar las riquezas materiales en forma de dinero o joyas.

Dhammapada_v54.

Nota del Ven. Thanissaro Bhikkhu:

Tagara = un arbusto que, en forma de polvo, es usado como perfume. Anguttara Nikáya 3.78 explica cómo el aroma de la persona virtuosa va en contra del viento y llega hasta los devas diciendo que aquellos humanos y seres celestiales que conocen el buen carácter de una persona virtuosa harán conocer su buen nombre en todas las direcciones.

Nota de Buddharakkhita:

Tagara: un polvo fragante obtenido de una especie particular de arbusto.

Comentario sobre la ilustración del verso 54

Una hermosa ilustración donde vemos al Bienaventurado acompañado de bhikkhus perfectos, reunidos en ejercicios de meditación. La fragancia de estos seres virtuosos asciende hasta el cielo, el reino de los devas. Estos observan y rinden homenaje a los virtuosos monjes. La luna llena es símbolo de la iluminación total alcanzada por el Buddha y por los Arahants (santos iluminados).

Dhammapada_v55.

Comentario sobre la ilustración del verso 55

Una ilustración parecida a la anterior. En esta vemos también al Buddha rodeado de bhikkhus perfectos en estado meditativo. De la fragancia de tal estado virtuoso se forma arriba la Rueda del Dhamma, la Rueda de Ocho Radios, símbolo universal de la Enseñanza del Buddha.

Dhammapada_v56.

Comentario sobre la ilustración del verso 56

Otra hermosa y perfectamente elaborada ilustración que muestra un grupo de bhikkhus, todos maestros del Dhamma (tienen abanicos), reunidos en una mesa en la que se encuentran las escrituras buddhistas, el Tipitaka, como se ha escrito tradicionalmente durante 2500 años: en hojas de palma atadas en forma de fardos rectangulares. A la derecha hay un manojo de incienso, pero la fragancia de los venerables bhikkhus es la que asciende hasta el cielo, lugar de residencia de los resplandecientes (los devas). Nótese que los devas tienen cuerpos de luz y cabezas nimbadas, símbolos de virtud y dones perfectos adquiridos.

Dhammapada_v57.

Nota del Ven. Thanissaro Bhikkhu:

“Conocimiento correcto”: el conocimiento del completo Despertar.

Comentario sobre la ilustración del verso 57

El cadáver de un bhikkhu yace en el suelo, pero su esencia vital vuela libre hacia el Nibbána. En primer plano Mára se lamenta porque no ha logrado encadenar a este bhikkhu. La tierra es aquí como un laberinto de caminos que Mára domina a la perfección. Pero la persona que se libera del samsára no deja huellas en el suelo (metafóricamente) y por eso Mára no puede perseguirla. En otro verso se compara a la persona totalmente liberada con un pájaro que al volar no deja huellas en el cielo.

Dhammapada_v58.

Comentario sobre la ilustración del verso 58

Al parecer en los tiempos de Buddha las personas en los pueblos arrojaban su basura a un lado del camino. Es frecuente encontrar referencias a estas “pilas de desperdicios” a un lado del camino en los suttas (discursos). En esta ilustración, una de las más hermosas, vemos una flor de loto levantándose en medio de un montón de basura. Esta flor representa al bhikkhu, discípulo perfecto del Buddha, quien a su vez fue el Primer Bhikkhu Perfecto que se elevó como una flor de loto por sobre los desperdicios de la existencia mundana.

Dhammapada_v59.

Comentario sobre la ilustración del verso 59

Esta ilustración completa el sentido de la anterior, ya que este verso termina la idea del anterior. Aquí la pila de desperdicios es ahora la masa de personas ordinarias, personas atrapadas en el mundo, ciegas (sin sabiduría). En esta masa de gente pueden detallarse las distintas actividades insanas, malas, oscuras, típicas de la existencia en samsára: personas peleando, guerras, robos, saqueos, asesinatos, fiestas licenciosas, excesos de todo tipo (en comida, bebida, juegos, sexo), carnicería de animales… Por sobre ellas se eleva el bhikkhu perfecto que es modelo y ejemplo de la vida santa enseñada por el Buddha. El discípulo del Despierto (Buddha) ha renunciado a todo eso, ha trascendido toda esa masa de actividad insana.

> Dhammapada Ilustrado: Capítulo 1: Yamakavagga: Versos Gemelos.

> Dhammapada Ilustrado: Capítulo 2: Appamadavagga: Vigilancia.

> Dhammapada Ilustrado: Capítulo 3: Cittavagga: La mente.

_____________________________

Buddhismo Theravada para principiantes en una sola página (abrirá en otra ventana):

> Buddhismo Theravada para principiantes.

Libros sobre Buddhismo y meditación para leer en línea o descargar en PDF:

El brillo de la vida.     El conocer sucede ahora.     Las cuatro nobles verdades.

La clave de la liberación.    Manteniendo presente la respiración.

El hombre que se llamaba a sí mismo Tathágata.      No Ajahn Chah.

Estrategia Noble.       En las palabras del Buddha.       Dhammapada.

Con cada respiración.         Cómo meditar.       La fortaleza interior.

Bases de la moral buddhista.       Buddhismo en pocas palabras.

Buena pregunta, buena respuesta.

Para leer en línea (catálogo de librosbudistas.com):