Veneración budista hacia las seis direcciones del espacio

Sigalovada_sutta_pg

Un resumen de lo enseñado por el Buddha en el Sigalovada Sutta. No se trata de que los budistas veneren las seis direcciones del espacio. El sutta (discurso) lo que explica es cómo el Buddha se encuentra con un joven que está haciendo rituales y entonces el Bienaventurado le dice que, si ha de venerar las seis direcciones del espacio (los cuatro puntos cardinales, el cenit y el nadir), debería hacerlo de la siguiente manera. Es decir, el Buddha transforma en este discurso una actividad ritual determinada y la convierte en un recordatorio de cómo deberíamos relacionarnos con los distintos miembros de nuestro círculo social.

Entonces, según lo que yo entiendo y he aprendido, no es que debamos venerar las seis direcciones del espacio sino que, en vez de hacerlo como un ritual vacío –en el caso de que ese ritual forme parte de nuestro código de conducta– deberíamos hacerlo como el Bienaventurado lo sugiere:

  • HACIA EL ESTE, VENERAR A LOS PADRES. Compromisos: apoyarlos, cumplir sus tareas, honrar las tradiciones, merecer la herencia, honrar su fallecimiento. Actos recíprocos: alejarse del mal, alimentar la bondad, enseñar habilidades, arreglar el matrimonio, proveer herencia.
  • HACIA EL SUR, LOS MAESTROS. Compromisos: levantarse para saludarlos, prestar atención a ellos, tener receptividad deseosa, servirles, dominar sus enseñanzas. Actos recíprocos: instruir cuidadosamente, asegurar la comprensión, proveer entrenamiento completo, proveer recomendaciones, asegurar seguridad.
  • HACIA EL OESTE, LA ESPOSA. Compromisos: honrarla, respetarla, serle fiel, compartir la autoridad con ella, proveerla regalos. Actos recíprocos: organizar tareas, proveer hospitalidad, ser fiel, administración sabia de los recursos, habilidad.
  • HACIA EL NORTE, LOS AMIGOS. Compromisos: ser generoso, tener palabras amables, proveer ayuda, imparcialidad, integridad. Actos recíprocos: apoyar, proteger tu riqueza, proveer refugio, lealtad, honrar tu familia.
  • HACIA EL NADIR, LOS SIRVIENTES Y EMPLEADOS. Compromisos: darles trabajo apto, salario justo, cuidado médico, descanso, tiempo. Actos recíprocos: levantarse temprano, quedarse hasta tarde, no robar, trabajar bien, lealtad.
  • HACIA EL CENIT, LOS ASCETAS Y MONJES. Compromisos: actos amorosos, palabras y pensamientos amorosos hacia ellos, hospitalidad, soporte material. Actos recíprocos: abandonar el mal, alimentar la bondad, generosidad amorosa, iluminar, proveer claridad, enseñar bondad.

¿Es posible que este escenario en el que el Maestro se encuentra con este joven sea simplemente una oportunidad para explicar la moralidad, la conducta virtuosa, desde el punto de vista del Buddha, en la forma de un ritual ya conocido? Sí, es posible. También es posible que el Buddha haya querido crear una nueva costumbre o forma de conducta. Se sabe que los Maestros en todas las religiones son personas creativas, personas que crean nuevas formas, nuevas conductas, nuevos puntos de vista. En caso de que uno no quiera aceptar la tesis de que el sutta enseña una nueva forma de ritual o comportamiento ritual virtuoso, uno puede simplemente tomar el contenido de la enseñanza y ver las seis direcciones del espacio como una oportunidad para poner en práctica ese contenido en el día a día, sin rituales o prácticas externas. En cualquier caso, según mi opinión, ambas cosas son buenas.

Para ir más allá, lea por favor el sutta completo (abrirá en otra ventana):

> Sigalovada-sutta en SuttaCentral.