Exposición sobre la energía oscura

Sigo viendo las conferencias del Instituto de Física Teórica IFT. Ésta se llama:

BigBOSS: Iluminando la Energía Oscura del Universo (Francisco Prada)

La energía oscura repele. La gravedad atrae. La gravedad es una fuerza realmente muy tenue que coexiste con la materia bariónica, es decir, con la masa de materia ordinaria. Entonces, ¿podría ser la energía oscura (definida como presión cósmica) una forma de antimateria que, de manera análoga a la materia bariónica coexiste con una fuerza (la gravedad) que, en el caso de la energía oscura sería algún tipo de antigravedad o contragravedad? ¿Y si la energía oscura en realidad es la fuerza, a niveles cósmicos, producida por inmensas nubes intergalácticas de “antienergía” o antimateria en su forma mínima de expresión? Quizás los cúmulos de galaxias producen chorros de esta “antienergía” o antimateria, la cual se va acumulando a lo largo del tiempo en las burbujas vacías que existen entre filamentos de galaxias. Digo, si de acuerdo a lo que se ha observado, la materia bariónica y la materia oscura eran más abundantes en el pasado del universo, y con el tiempo ha ido aumentando la presencia de la energía oscura, lo que se me ocurre imaginar es que, con el paso del tiempo ocurre algún tipo de transmutación de la materia bariónica y de la materia oscura en las galaxias y dicha transmutación es la productora de energía oscura, la cual se va acumulando a medida que el universo envejece.

Quizás al final de todo, la repulsión de la energía oscura y el compactamiento de la materia del universo llegan a un punto extremo en el cual los filamentos de galaxias se comprimen (porque, a pesar de la energía oscura, la gravedad gana la batalla en las regiones de los filamentos) y entonces… No sé. A partir de aquí mi pensamiento se pierde.

El Big Bang y el futuro del universo

Viendo las conferencias del Instituto de Física Teórica IFT… Muy buenas todas, sobre todo como instrumentos de divulgación del conocimiento científico. Siempre se aprende algo nuevo y posiblemente se aprende mucho, dependiendo del conocimiento previo por supuesto.

Cosmología Moderna: del Big Bang al futuro del Universo (Juan García-Bellido)

Sólo me hubiera gustado que los videos tuviesen un poco más de resolución para poder apreciar mejor las gráficas de las presentaciones de los ponentes. Por ejemplo, esta gráfica sobre la constitución material del universo conocido:

constitucion-material-del-universo1
Contenido de materia y energía del universo conocido en este momento: 70% de energía oscura, 25% de materia oscura, 5% de materia ordinaria.

Interesante y misterioso que el 95% del universo conocido esté constituido por una forma de energía y una forma de materia que desconocemos. Sabemos que está allí, pero no sabemos de qué están hechas o por qué son diferentes a la energía y materia ordinaria que conocemos.

O ésta otra sobre la posible evolución de la constitución material del universo conocido:

constitucion-material-del-universo2
A la izquierda: constitución del universo en el pasado distante. La materia oscura dominaba el volumen del universo, seguida por la materia ordinaria. Luego creció la cantidad de energía oscura y los porcentajes de materia oscura y materia ordinaria fueron reduciéndose. Según estas proyecciones, la energía oscura será dominante en el futuro hasta que la materia oscura y la materia ordinaria casi desaparezcan.

Veo estas presentaciones y no puedo evitar conectar mentalmente las ideas con la visión que tenemos los buddhistas sobre cosmología o cosmogonía (o la ausencia de cosmogonía, precisamente). El Buddha afirma en los suttas del Canon Pali que el universo pasa por fases repetidas de expansión y contracción. Al final de cada contracción universal es como si el universo se destruyese, y luego todo vuelve a empezar. Esta es la teoría cosmológica buddhista contenida en el Canon Pali. Esto es como la teoría del Big Bang seguido de un Big Crunch, con el añadido de que, después de cada Big Crunch vuelve a ocurrir un nuevo Big Bang. Por eso es que el Buddha no pudo afirmar que el universo es eterno o que no lo era, porque con este modelo de Big Bang/Big Crunch en períodos cósmicos que se repiten, el universo es en cierto sentido eterno (sin un principio original) y en cierto sentido no lo es (porque cada Big Crunch lo destruye todo al final de cada eón).

¿Podría ser posible? ¿Podría ser posible que después de cada Gran Contracción universal algo misterioso ocurriese al contenido del universo que produjese una nueva Gran Expansión universal? ¿Y si ésta es la verdad? Habría que descubrir entonces qué ocurre exactamente después de la Gran Implosión y cómo es que todo vuelve a empezar. ¿Podría nuestro estudio de la energía oscura ayudarnos a responder estas preguntas? ¡Seguramente que sí! No se trata de buscar confirmaciones científicas de lo que está en el Canon Pali. Se trata de que entender cómo evoluciona el universo, que es algo fascinante y que un universo eterno, sin principio original ni final definitivo, no tiene por qué ser algo que “repugne a la razón”.

Otra cosa en la que pienso cuando analizo este tema es lo siguiente: el asunto de las dimensiones o planos de existencia. El Venerable Samahita sugiere que los distintos planos de existencia de los que habló el Buddha podrían ser universos contenidos en esa materia oscura que es invisible e intangible para nosotros. ¡Es un 25% de materia universal que está aquí, superpuesta a nuestra materia bariónica y que sin embargo no la vemos ni la sentimos! Según la teoría buddhista, los planos de existencia son como mundos que están aquí superpuestos al nuestro, pero son invisibles e intangibles para nosotros. Las ciudades de los devas, por ejemplo, están, según los suttas, aquí sobre este mundo, varios metros por sobre el suelo, como si el “planeta” de los devas estuviese superpuesto a la Tierra pero con un radio ligeramente mayor. ¿Podrían ser estos planos invisibles esas dimensiones de materia oscura que sabemos están aquí pero que no podemos interactuar con ellas? Tengo que admitir que es una idea bastante interesante.