Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 4.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

_______________________________________

Mentiras de la Nueva Era:
Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 4

Rubén Cedeño con capa.–¿Eso quiere decir que Usted ya habló con los Maestros?

–Esa pregunta siempre me la hacen y jamas se la he contestado a nadie. Creo que no debe responderse. A nadie le tiene que importar si yo he visto o hablado con un Maestro Ascendido. Eso no importa, lo importante es que de mi conferencia mañana muy bien, y que con esa instrucción le pueda ayudar a solucionar los problemas de salud, de economía, sentimentales y emocionales a las personas que asistan buscando soluciones, eso si es importante.

Rubén Cedeño. Entrevistado por Yohanan Díaz y Roberto Contreras. Mayo de 2002, México.

Se requiere honestidad desinteresada para tener una relación con la “verdad”. Se requiere reconocer todo lo que implica tener una relación con la “verdad”. Es una disciplina de la mente y un ejercicio de honestidad, para con uno mismo y para con los demás. Lo más deshonesto que un espíritu libre puede hacer es dejarse atrapar por la molicie intelectual, por el interés personal de creer en algo sólo porque resulta conveniente. Yo podría decir que nunca creí en los Maestros Ascendidos, que nunca hablé de ellos como si todo el asunto no fuera una farsa. Pero no puedo hacerlo, porque para un verdadero buscador de la verdad –y siempre he sentido que lo soy– lo más importante es la veracidad intelectual para reconocer los errores propios, y los de los demás también. Los seres humanos se equivocan, y a medida que vamos creciendo en conocimiento y en sinceridad, somos capaces de autocorregirnos, de cambiar nuestra visión de las cosas. Todo esto es natural y es lo que señalamos como importante.

Recuerdo que desde pequeño critiqué la religión de mis padres, el catolicismo. Ya a los siete u ocho años me parecía sospechosamente macabro la imagen del “hijo de Dios” clavado en una cruz, no sólo por culpa del hombre sino por pedido de su propio “Padre Celestial”. Leyendo la Biblia me parecía que entraba a un mundo extraño, enfermizo, un mundo donde todo parecía estar al revés. Por ello la metafísica cristiana de Conny Méndez me pareció un trampolín interesante para continuar esas críticas a la tradición y para encontrar respuestas a mis preguntas [1]. Sin embargo, a medida que iba leyendo más y más libros de metafísica me di cuenta que algo raro había allí. Había muchas escuelas, muchos mensajeros, las doctrinas se contradicen en algunos puntos de la historia e incluso a veces los mensajeros de los maestros acusaban a otros de ser falsos canales. Me había salido del torcido mundo de la religión hebrea y cristiana para meterme en otro ciertamente más sofisticado e interesante, pero mil veces más extraño y contradictorio [2].

mensajeros1.
Mark y Elizabeth Clare Prophet

Hasta que un día mis manos cayeron sobre los libros de Mark Prophet y Elizabeth Clare Prophet. Ellos decían ser los únicos mensajeros “oficiales” de los Maestros Ascendidos, su doctrina estaba muy bien escrita y presentada y tenían una campaña proselitista muy bien desarrollada que le estaba quitando seguidores a las escuelas metafísicas latinoamericanas [3]. La Iglesia Universal y Triunfante (Church Universal and Triumphant, CUT) y The Summit Lighthouse, fundados y dirigidos por los Prophet en EE.UU parecía ser, definitivamente, el consulado acreditado de la Gran Hermandad Blanca sobre la Tierra. En apariencia exudaban luz y perfección de Dios por todos lados. Hasta que mi curiosidad natural me llevó a conocer a Sean Prophet (el mismísimo hijo de los Prophets) por Internet en el año 2001. Sean había sido miembro y ministro de la Iglesia de sus padres durante su juventud y cuando estaba siendo preparado para ser el siguiente mensajero de los maestros, rompió relaciones con CUT llevándose a algunos seguidores con él [4].

Prophets daughter_book2.
Portada del libro “Prophet’s daughter”, escrito por Erin Prophet. Narra sus experiencias personales sobre su vida con Elizabeth Clare Prophet en el interior de la Iglesia Universal y Triunfante.

Su testimonio en primera persona es muy simple: asegura que toda la doctrina y enseñanza de los Maestros Ascendidos escrita y diseminada por sus padres, había sido toda inventada. Que no existían los maestros porque él mismo presenció cómo sus padres inventaron a dichos personajes y cómo utilizaron los que ya habían sido inventados por los Ballards y por Geraldine Innocente, entre otros, para construir una especie de “imperio religioso” que, por sus intereses políticos y materiales, no tenía nada de espiritual. Mis conocimientos de inglés en aquel momento también me permitieron enterarme de todos los escándalos legales que manchaban la reputación del retiro de los “maestros” [5]. Este es un tema que por supuesto ampliaré más adelante. Lo que quiero expresar ahora es que si acaso hay maestros en este mundo, son personas de carne y hueso, hombres racionales y sinceros como Sean Prophet, seres mortales que algún día morirán, como naturalmente tiene que suceder.

Mi contacto con Sean Prophet y mis estudios de Friedrich Nietzsche fue lo que definitivamente me ayudó a salir de la nube alucinante de la metafísica de la Nueva Era. Ese ha sido uno de los eventos más importantes de mi vida: definir mi identidad como librepensador, como espíritu libre. Los seguidores de los Maestros Ascendidos siguen adormecidos en ese mundo fantástico de nuevos dioses y nuevas falacias. Y reconozco como mi responsabilidad, por lo menos, explicar mi punto de vista al respecto. Dar un pequeño empujón a muchos otros que se encuentran atrapados todavía en esa burbuja infame de incienso malsano.

Para aquellos que quieran enterarse de lo que se esconde detrás de CUT, les recomiendo la revista de librepensamiento de Sean Prophet, Black Sun Journal [en inglés, abrirá en otra ventana]:

http://www.blacksunjournal.com/

Y por ahora esta entrevista a Rubén Cedeño, en la que podrán ver las ambigüedades típicas de un “metafísico” latinoamericano cuando debe responder preguntas directas sobre el asunto [abrirá en otra ventana]:

http://www.edaddorada.net/rubencedeno/laverdadmaestros.htm

______________________________________

Notas (enero de 2016)

mensajera2.
Elizabeth Clare Prophet oficiaba servicios de culto similares a los de las iglesias evangélicas modernas. Había sesiones de canto de mantras, invocaciones, lecturas de los “dictados” de los maestros, etc. El término “iglesia” que porta el nombre de la secta no es fortuito.

1. Como ustedes ya deben saber, todo el movimiento Nueva Era se sustenta en una crítica libre a las religiones tradicionales: de ese suelo, de esa masa de creyentes insatisfechos que no encuentran respuestas a sus inquietudes espirituales, la Nueva Era toma terreno para crecer. Y no sólo se alimenta de esa insatisfacción en el cristianismo, también lo hace en el budismo, el judaísmo y otras creencias establecidas. Una cosa es la crítica genuina a las religiones establecidas, otra cosa es que esta libertad de crítica y de creación en Occidente permite a los charlatanes y a los autoengañados (aquellos que inventan sus propias “verdades”) inventar cultos como el de los maestros ascendidos. Pero hay aquí tres tipos básicos de engaño: (1) está el creyente inercial, sin pensamiento crítico, que ingenuamente cree lo que lee en los libros de “metafísica”; es el engañado que compra los libros y busca nuevas creencias; (2) está el autor autoengañado que escribe sobre los maestros porque está convencido de que existen; incluso cree oír voces y recibir “dictados”; este tipo de individuo engañado abunda hoy gracias a las posibilidades de Internet y de publicar de manera gratuita las “revelaciones” y “dictados” que recibe de los “maestros”; (3) está el autor consciente de que está engañando a sus lectores, el autor que inventa los “dictados” y que intencionalmente los publica por razones personales muy humanas (engrandecimiento de su ego, sed de fama y popularidad, etc). Este último caso es de los Prophets y su secta CUT.

2. Ya lo he expresado varias veces: creo que es mejor que las personas estudien sus religiones tradicional en lugar de enredarse con cultos nuevos que parecen sofisticados y adaptados a la realidad presente. Ciertamente están adaptados a la realidad presente, pero no a la honestidad intelectual que se requiere en la búsqueda de la verdad o del camino espiritual. Pero entonces la situación es precaria, porque las personas se encuentran frente al dilema de tener que escoger las formas gastadas y vacías de religiones que ya no parecen satisfacer las necesidades psicológicas y morales de los tiempos actuales, o los cultos exóticos de Nueva Era que confunden más que aclaran el camino. En mi caso particular, dado que el ateísmo se convirtió para mí en una verdad permanente, la solución la encontré en el budismo Theravada: una religión ancestral que, en mi caso particular, sí satisfaces mis necesidades de evolución psicológica y espiritual. Claro que para aquellos que siguen creyendo en Dios, el Theravada no es un opción porque el budismo antiguo es una religión atea y no creo que eso sea negociable o ignorable.

3. En la actualidad los libros de los Prophets se venden masivamente en Latinoamérica en sus versiones en español. Las viejas “escuelas” latinoamericanas de culto a los maestros ascendidos, como por ejemplo la “metafísica cristiana” de Conny Méndez en Venezuela, han perdido clientela por causa de esta invasión cultural. La verdad es que es difícil decidir cuál escuela es menos dañina. Yo me inclino a preferir que se vendan los viejos libros de Conny Méndez a que se vendan los venenosos de los Prophets, pero desde la perspectiva de las mentiras descubiertas ambas opciones son dañinas, porque ambas están basadas en la mentira. Otro de los grandes fraudes de la Nueva Era que se venden masivamente en Latinoamérica son los libros de Osho. Es lamentable y sólo nos queda esperar que la buena educación y el acceso a la información actualizada permita a las personas zafarse del anzuelo de estos fraudes del pensamiento.

4. El caso de Sean Prophet es extraordinario porque constituye el primer caso documentado y muy bien estudiado de un testigo que presenció la “creación”, la invención de los “dictados” de los maestros ascendidos. Es una persona que atestiguó desde dentro cómo dos “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca escribían ellos mismos, con sus propias palabras e ideas, los textos que luego publicarían como “dictados” oficiales de la supuesta Jerarquía espiritual. Una de las tareas que me he propuesto es traducir al español parte del material de investigación de Sean Prophet que actualmente está disponible sólo en inglés.

ecp-guns
Un artículo de prensa publicado en inglés sobre el escándalo de las armas de fuego compradas con donaciones por parte de la Iglesia Universal y Triunfante. En la foto, Elizabeth Clare Prophet.

5. Algunas personas se preguntarán qué tan malo pudo haber sido estar asociado con la secta de la Iglesia Universal y Triunfante. Pues, los documentos publicados en inglés sobre las denuncias de Sean Prophet, de algunas de sus hermanas y de otros miembros que abandonaron la secta, hablan entre otras cosas de abuso sexual, consumo de drogas en los recintos de la “iglesia”, grabaciones ilegales de llamadas telefónicas personales, extorsión, fraude financiero, explotación laboral y sexual, concentración ilegal de armas de fuego (para el supuesto armagedon predicho por los Prophets y que nunca ocurrió), etc. Todas las cosas que hacen que una secta sea clasificada como secta destructiva, fueron vistas en la secta CUT. Todas estas denuncias fueron hechos notorios conocidos por la comunidad que rodeaba el rancho de los Prophets y fue publicado todo en su momento en los diarios locales de ese estado. Aquí en Latinoamérica vemos los libros de los Prophets en nuestros librerías y no pensamos que detrás de ellos no puede haber más que “luz” y “sabiduría”. No imaginamos el infierno y toda la miseria humana que protagonizaron las personas que vivieron con los “mensajeros” que escribieron y publicaron esos libros.

_________________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

Parte 1.  Parte 2.  Parte 3.  Parte 5.  Parte 6.  Parte 7.  Parte 8.  Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea también:

La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.

La llama violeta de la irresponsabilidad espiritual.

Anuncios