Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 4.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

_______________________________________

Mentiras de la Nueva Era:
Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 4

Rubén Cedeño con capa.–¿Eso quiere decir que Usted ya habló con los Maestros?

–Esa pregunta siempre me la hacen y jamas se la he contestado a nadie. Creo que no debe responderse. A nadie le tiene que importar si yo he visto o hablado con un Maestro Ascendido. Eso no importa, lo importante es que de mi conferencia mañana muy bien, y que con esa instrucción le pueda ayudar a solucionar los problemas de salud, de economía, sentimentales y emocionales a las personas que asistan buscando soluciones, eso si es importante.

Rubén Cedeño. Entrevistado por Yohanan Díaz y Roberto Contreras. Mayo de 2002, México.

Se requiere honestidad desinteresada para tener una relación con la “verdad”. Se requiere reconocer todo lo que implica tener una relación con la “verdad”. Es una disciplina de la mente y un ejercicio de honestidad, para con uno mismo y para con los demás. Lo más deshonesto que un espíritu libre puede hacer es dejarse atrapar por la molicie intelectual, por el interés personal de creer en algo sólo porque resulta conveniente. Yo podría decir que nunca creí en los Maestros Ascendidos, que nunca hablé de ellos como si todo el asunto no fuera una farsa. Pero no puedo hacerlo, porque para un verdadero buscador de la verdad –y siempre he sentido que lo soy– lo más importante es la veracidad intelectual para reconocer los errores propios, y los de los demás también. Los seres humanos se equivocan, y a medida que vamos creciendo en conocimiento y en sinceridad, somos capaces de autocorregirnos, de cambiar nuestra visión de las cosas. Todo esto es natural y es lo que señalamos como importante.

Recuerdo que desde pequeño critiqué la religión de mis padres, el catolicismo. Ya a los siete u ocho años me parecía sospechosamente macabro la imagen del “hijo de Dios” clavado en una cruz, no sólo por culpa del hombre sino por pedido de su propio “Padre Celestial”. Leyendo la Biblia me parecía que entraba a un mundo extraño, enfermizo, un mundo donde todo parecía estar al revés. Por ello la metafísica cristiana de Conny Méndez me pareció un trampolín interesante para continuar esas críticas a la tradición y para encontrar respuestas a mis preguntas [1]. Sin embargo, a medida que iba leyendo más y más libros de metafísica me di cuenta que algo raro había allí. Había muchas escuelas, muchos mensajeros, las doctrinas se contradicen en algunos puntos de la historia e incluso a veces los mensajeros de los maestros acusaban a otros de ser falsos canales. Me había salido del torcido mundo de la religión hebrea y cristiana para meterme en otro ciertamente más sofisticado e interesante, pero mil veces más extraño y contradictorio [2].

mensajeros1.
Mark y Elizabeth Clare Prophet

Hasta que un día mis manos cayeron sobre los libros de Mark Prophet y Elizabeth Clare Prophet. Ellos decían ser los únicos mensajeros “oficiales” de los Maestros Ascendidos, su doctrina estaba muy bien escrita y presentada y tenían una campaña proselitista muy bien desarrollada que le estaba quitando seguidores a las escuelas metafísicas latinoamericanas [3]. La Iglesia Universal y Triunfante (Church Universal and Triumphant, CUT) y The Summit Lighthouse, fundados y dirigidos por los Prophet en EE.UU parecía ser, definitivamente, el consulado acreditado de la Gran Hermandad Blanca sobre la Tierra. En apariencia exudaban luz y perfección de Dios por todos lados. Hasta que mi curiosidad natural me llevó a conocer a Sean Prophet (el mismísimo hijo de los Prophets) por Internet en el año 2001. Sean había sido miembro y ministro de la Iglesia de sus padres durante su juventud y cuando estaba siendo preparado para ser el siguiente mensajero de los maestros, rompió relaciones con CUT llevándose a algunos seguidores con él [4].

Prophets daughter_book2.
Portada del libro “Prophet’s daughter”, escrito por Erin Prophet. Narra sus experiencias personales sobre su vida con Elizabeth Clare Prophet en el interior de la Iglesia Universal y Triunfante.

Su testimonio en primera persona es muy simple: asegura que toda la doctrina y enseñanza de los Maestros Ascendidos escrita y diseminada por sus padres, había sido toda inventada. Que no existían los maestros porque él mismo presenció cómo sus padres inventaron a dichos personajes y cómo utilizaron los que ya habían sido inventados por los Ballards y por Geraldine Innocente, entre otros, para construir una especie de “imperio religioso” que, por sus intereses políticos y materiales, no tenía nada de espiritual. Mis conocimientos de inglés en aquel momento también me permitieron enterarme de todos los escándalos legales que manchaban la reputación del retiro de los “maestros” [5]. Este es un tema que por supuesto ampliaré más adelante. Lo que quiero expresar ahora es que si acaso hay maestros en este mundo, son personas de carne y hueso, hombres racionales y sinceros como Sean Prophet, seres mortales que algún día morirán, como naturalmente tiene que suceder.

Mi contacto con Sean Prophet y mis estudios de Friedrich Nietzsche fue lo que definitivamente me ayudó a salir de la nube alucinante de la metafísica de la Nueva Era. Ese ha sido uno de los eventos más importantes de mi vida: definir mi identidad como librepensador, como espíritu libre. Los seguidores de los Maestros Ascendidos siguen adormecidos en ese mundo fantástico de nuevos dioses y nuevas falacias. Y reconozco como mi responsabilidad, por lo menos, explicar mi punto de vista al respecto. Dar un pequeño empujón a muchos otros que se encuentran atrapados todavía en esa burbuja infame de incienso malsano.

Para aquellos que quieran enterarse de lo que se esconde detrás de CUT, les recomiendo la revista de librepensamiento de Sean Prophet, Black Sun Journal [en inglés, abrirá en otra ventana]:

http://www.blacksunjournal.com/

Y por ahora esta entrevista a Rubén Cedeño, en la que podrán ver las ambigüedades típicas de un “metafísico” latinoamericano cuando debe responder preguntas directas sobre el asunto [abrirá en otra ventana]:

http://www.edaddorada.net/rubencedeno/laverdadmaestros.htm

______________________________________

Notas (enero de 2016)

mensajera2.
Elizabeth Clare Prophet oficiaba servicios de culto similares a los de las iglesias evangélicas modernas. Había sesiones de canto de mantras, invocaciones, lecturas de los “dictados” de los maestros, etc. El término “iglesia” que porta el nombre de la secta no es fortuito.

1. Como ustedes ya deben saber, todo el movimiento Nueva Era se sustenta en una crítica libre a las religiones tradicionales: de ese suelo, de esa masa de creyentes insatisfechos que no encuentran respuestas a sus inquietudes espirituales, la Nueva Era toma terreno para crecer. Y no sólo se alimenta de esa insatisfacción en el cristianismo, también lo hace en el budismo, el judaísmo y otras creencias establecidas. Una cosa es la crítica genuina a las religiones establecidas, otra cosa es que esta libertad de crítica y de creación en Occidente permite a los charlatanes y a los autoengañados (aquellos que inventan sus propias “verdades”) inventar cultos como el de los maestros ascendidos. Pero hay aquí tres tipos básicos de engaño: (1) está el creyente inercial, sin pensamiento crítico, que ingenuamente cree lo que lee en los libros de “metafísica”; es el engañado que compra los libros y busca nuevas creencias; (2) está el autor autoengañado que escribe sobre los maestros porque está convencido de que existen; incluso cree oír voces y recibir “dictados”; este tipo de individuo engañado abunda hoy gracias a las posibilidades de Internet y de publicar de manera gratuita las “revelaciones” y “dictados” que recibe de los “maestros”; (3) está el autor consciente de que está engañando a sus lectores, el autor que inventa los “dictados” y que intencionalmente los publica por razones personales muy humanas (engrandecimiento de su ego, sed de fama y popularidad, etc). Este último caso es de los Prophets y su secta CUT.

2. Ya lo he expresado varias veces: creo que es mejor que las personas estudien sus religiones tradicional en lugar de enredarse con cultos nuevos que parecen sofisticados y adaptados a la realidad presente. Ciertamente están adaptados a la realidad presente, pero no a la honestidad intelectual que se requiere en la búsqueda de la verdad o del camino espiritual. Pero entonces la situación es precaria, porque las personas se encuentran frente al dilema de tener que escoger las formas gastadas y vacías de religiones que ya no parecen satisfacer las necesidades psicológicas y morales de los tiempos actuales, o los cultos exóticos de Nueva Era que confunden más que aclaran el camino. En mi caso particular, dado que el ateísmo se convirtió para mí en una verdad permanente, la solución la encontré en el budismo Theravada: una religión ancestral que, en mi caso particular, sí satisfaces mis necesidades de evolución psicológica y espiritual. Claro que para aquellos que siguen creyendo en Dios, el Theravada no es un opción porque el budismo antiguo es una religión atea y no creo que eso sea negociable o ignorable.

3. En la actualidad los libros de los Prophets se venden masivamente en Latinoamérica en sus versiones en español. Las viejas “escuelas” latinoamericanas de culto a los maestros ascendidos, como por ejemplo la “metafísica cristiana” de Conny Méndez en Venezuela, han perdido clientela por causa de esta invasión cultural. La verdad es que es difícil decidir cuál escuela es menos dañina. Yo me inclino a preferir que se vendan los viejos libros de Conny Méndez a que se vendan los venenosos de los Prophets, pero desde la perspectiva de las mentiras descubiertas ambas opciones son dañinas, porque ambas están basadas en la mentira. Otro de los grandes fraudes de la Nueva Era que se venden masivamente en Latinoamérica son los libros de Osho. Es lamentable y sólo nos queda esperar que la buena educación y el acceso a la información actualizada permita a las personas zafarse del anzuelo de estos fraudes del pensamiento.

4. El caso de Sean Prophet es extraordinario porque constituye el primer caso documentado y muy bien estudiado de un testigo que presenció la “creación”, la invención de los “dictados” de los maestros ascendidos. Es una persona que atestiguó desde dentro cómo dos “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca escribían ellos mismos, con sus propias palabras e ideas, los textos que luego publicarían como “dictados” oficiales de la supuesta Jerarquía espiritual. Una de las tareas que me he propuesto es traducir al español parte del material de investigación de Sean Prophet que actualmente está disponible sólo en inglés.

ecp-guns
Un artículo de prensa publicado en inglés sobre el escándalo de las armas de fuego compradas con donaciones por parte de la Iglesia Universal y Triunfante. En la foto, Elizabeth Clare Prophet.

5. Algunas personas se preguntarán qué tan malo pudo haber sido estar asociado con la secta de la Iglesia Universal y Triunfante. Pues, los documentos publicados en inglés sobre las denuncias de Sean Prophet, de algunas de sus hermanas y de otros miembros que abandonaron la secta, hablan entre otras cosas de abuso sexual, consumo de drogas en los recintos de la “iglesia”, grabaciones ilegales de llamadas telefónicas personales, extorsión, fraude financiero, explotación laboral y sexual, concentración ilegal de armas de fuego (para el supuesto armagedon predicho por los Prophets y que nunca ocurrió), etc. Todas las cosas que hacen que una secta sea clasificada como secta destructiva, fueron vistas en la secta CUT. Todas estas denuncias fueron hechos notorios conocidos por la comunidad que rodeaba el rancho de los Prophets y fue publicado todo en su momento en los diarios locales de ese estado. Aquí en Latinoamérica vemos los libros de los Prophets en nuestros librerías y no pensamos que detrás de ellos no puede haber más que “luz” y “sabiduría”. No imaginamos el infierno y toda la miseria humana que protagonizaron las personas que vivieron con los “mensajeros” que escribieron y publicaron esos libros.

_________________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

Parte 1.  Parte 2.  Parte 3.  Parte 5.  Parte 6.  Parte 7.  Parte 8.  Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea también:

La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.

La llama violeta de la irresponsabilidad espiritual.

Anuncios

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 3.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

Las notas originales de este artículos aparecen entre paréntesis. Las notas recientes (enero de 2016) de esta versión aparecen entre paréntesis cuadrados, al final del artículo.

_____________________________________

Mentiras de la Nueva Era:
Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 3

Esta es una serie de artículos dedicados a comentar los detalles del nacimiento de un mito moderno, un mito sobre seres maravillosos, dotados de poderes sobrenaturales, que ahora cuenta con el apoyo de una cantidad impresionante de grupos y sectas del movimiento llamado Nueva Era [1]. Es un tema complejo. Si no ha leído los artículos anteriores, le sugiero comenzar por [abrirá en otra ventana]: Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 1. y luego Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 2, para que pueda seguir el hilo de estas argumentaciones.

En el artículo anterior expusimos de manera muy general el panorama que permitió el nacimiento del mito de los Maestros Ascendidos y señalamos la importancia de las traducciones de Conny Méndez para la expansión de la falacia en América Latina y en el mundo hispanohablante. No obstante, las dimensiones y vueltas que da el asunto en cada país son tantas que reconocemos que este tema requiere un estudio más extenso. Cuando en 1995 aproximadamente formé parte de un grupo que recibió charlas sobre los Maestros Ascendidos, según la línea de instrucción de Conny Méndez, todo aquello era una sopa ecléctica de información, interpretación y religión comparada o, mejor dicho, religión mezclada. Me tomó el esfuerzo de muchos años y el contacto más o menos fortuito de personas más razonables que yo, para poder desenredar la cuestión y lograr una visión más profunda del fenómeno [2].

Saint Germain original.
Saint Germain, tal como lo dieran a conocer Guy y Edna Ballard, cuando no se hablaba nada de geometría sagrada ni de metatrón, etc.

Si bien el Movimiento Teosófico ya tenía una carga de intención ecléctica en su interpretación de las religiones y de la espiritualidad humana, y a pesar de que el Movimiento YO SOY construyó una doctrina más o menos homogénea acerca de los nuevos dioses ascendidos, a partir de 1930 la tendencia especulativa e imaginativa estalló por todo el mundo produciendo la “mezcla” de doctrinas y “escuelas”. Para finales del Siglo XX, la dimensión del mito tenía muchas caras, muchos mensajeros, muchos seguidores e interpretaciones. Esa fue la “sopa” con la que tuve que lidiar en los 90´s. Con mucho, el panorama ahora ofrece más sofismas, más falacias, más sectarismo. De ahí la necesidad de escribir artículos como éste que hagan caer el telón tenso que los seguidores han tejido sobre el tema. Es necesario desenmascararlo, poner las mentiras en evidencia, por el bien de la libertad de pensamiento de las generaciones futuras.

La transición entre el Movimiento YO SOY y El Puente a la Libertad

Si Usted estudia los libros del Movimiento YO SOY y luego pasa a estudiar los del Puente a la Libertad (The Bridge to Freedom), quizá sienta que hay una continuidad creciente de “instrucción”, en el sentido de que, en general, las enseñanzas del Puente continúan y amplían las de los Ballards. Sin embargo, leyendo estos textos con ojo crítico se pueden encontrar “puntos débiles” en las doctrinas, contradicciones teóricas, además de la ofensa obvia al sentido común al no permitir el simple pensamiento de que tal “continuidad” no prueba que lo que se ha escrito sea cierto. Es decir, cualquiera pudo haber tomado los libros del Movimiento YO SOY, y haber continuado la “enseñanza” con muchas mentiras [3]. Se suponía que Saint Germain estaba detrás del Movimiento YO SOY y que detrás del Puente a la Libertad estaban El Morya y muchos nuevos “personajes” (más grandiosos, más exóticos, más misteriosos que los anteriores), como el Maha Chohan, por ejemplo.

Una lectura filológica de Misterios Develados, La Mágica Presencia y Discursos del YO SOY, arrojan una primera conclusión simple pero interesante: a parte del contenido mágico-religioso estos libros tocan temas controvertidos comunes de la golpeada sociedad estadounidense de la década de los 1930. ¿Por qué los Maestros Ascendidos escogerían un “mensajero”, le darían instrucción para “salvar” a la humanidad e inaugurar la era de Acuario, mostrando no obstante un interés muy humano en las actividades mineras para extraer oro en el Oeste norteamericano? Pareciera que los perfectos maestros no estaban vacunados contra la bien llamada y muy mundana “fiebre del oro” de la época en que fueron escrito los libros. ¿Y qué decir del “patriotismo” en los comentarios sociales de los Maestros Ascendidos para con una reivindicación de los EE.UU como potencia dominante en el mundo? ¿No resulta acaso sospechoso que el cuartel general secreto del Conde de Saint Germain estuviera en el interior de una montaña en dicho país? [4]

Saint Germain con geometría sagrada.
Saint Germain en la actualidad, portando uno de los objetos ideológicos de la moda actual. Los “mensajeros” siempre se encargan de actualizar a sus “maestros”…

El periplo de los Ballards en sus libros es sin duda muy excitante. Un recorrido “ascendente” de la mano de seres sobrenaturales que les instruyen y ayudan a ascender espiritualmente. Todo termina en los exóticos parajes orientales de un cuartel secreto oculto en el Tíbet. Pero visto todo con pensamiento crítico y suspicacia (recomendable para leer a escritores mediocres que escriben en medio de una crisis económica y social [5]), resulta nada más que un escape fantástico de la realidad. El relato de los Ballards y los discursos del maestro están llenos de emotividad, sentimiento, melancolía y autoengaño disfrazado de esperanza en el futuro. La “enseñanza” no se ocupa mucho de explicar una cosmogonía o de dar más detalles acerca de la misteriosa Gran Hermandad Blanca que Madame Blavatsky no supo más que señalar entre líneas. Estas “lagunas” (es decir, temas no tratados), serían llenados dos décadas más adelante por el Puente a la Libertad. Muy conveniente para los supuestos maestros.

La verdad es que El Morya y Saint Germain ya no eran tan especiales (a pesar de sus súper poderes) en el mundo de la guerra fría. Era necesario seguir inventando nuevos “maestros”, seres mucho más inverosímiles e interesantes para los creyentes en milagros fantásticos. Geraldine Innocente aprovechó esta coyuntura para introducir a los seguidores de la Presencia YO SOY en nuevos niveles de especulación pseudo neometafísica, para llevarlos a dimensiones más sofisticadas del mito de los mahatmas. Así aparecieron en sus libros y “dictados” los llamados Elohim, por ejemplo, dioses mucho más poderosos y ancestrales que los Maestros Ascendidos. La figura del Maha Chohan adquirió más importancia. Se configuró con mucho más detalle la estructura y jerarquía de la Gran Hermandad Blanca, con puestos como los Chohanes [directores] de los Siete Rayos, el Observador Silencioso Planetario, o el Señor del Mundo (que curiosamente fue identificado como Gautama el Buda), etc. En este punto de la historia apareció la “sopa” a la que me referí arriba.

Elohim de la Nueva Era.
Los Elohim, como éste, ya aparecen en los libros de los Ballards, pero es después que se les atribuye un lugar más definido en la “jerarquía espiritual”. Actualmente se les venera tanto como a los maestros ascendidos. En verdad se les cree dioses.

Pronto los seguidores remanentes de la Actividad YO SOY comenzaron a preguntarse si las enseñanzas dispuestas a través de los Ballards no había sido suficiente y si se justificaba (o si era verdadera) una nueva entrega de instrucción por parte de los maestros a través de la nueva mensajera. Conveniente y astutamente, los maestros dieron explicaciones y justificaciones en sus dictados a través de Geraldine Innocente, avalando la nueva “escuela”, con un lenguaje mucho más enrevesado y con consideraciones más “globales” de lo que habían sido en los 1930´s [6]. La nueva mensajera no sólo se autoacreditaba como tal, sino que ahora su actividad iluminadora serviría como medio para comunicar “dictados” de cualquier miembro de la sospechosa e invisible hermandad, esto para asegurarse de tener la confianza completa de los lectores en caso de que la carta de “sucesión” resultara débil en algunos puntos del corpus.

El perfeccionamiento de la doctrina

El Puente a la Libertad perfeccionó la doctrina de los Maestros Ascendidos, dándole una mayor coherencia y extensión de la que había tenido en las décadas anteriores. Para tener una idea de lo pintoresco, y de lo alucinante de estas invenciones y especulaciones, he aquí una lista tomada de Enseñanzas del Puente a la Libertad (Teachings of the Bridge to Freedom, http://www.ascendedmaster.org/teachings/index.htm):

“Estos son algunos de los temas que los Maestros Ascendidos discutieron en sus dictados desde abril de 1952 hasta junio de 1961. Gran parte de esta información fue dada por primera vez a la humanidad.

*La creación de la Tierra
*El origen, historia no registrada y destino del hombre
*Cómo ocurrió la “Caída del Hombre” (1)
*Detalles sobre las civilizaciones de la Atlántida y Lemuria
*Cómo falsos canales causaron la caída de la Civilización Atlante y eventualmente el hundimiento del continente atlante (2)
*Retiros de los Maestros Ascendidos (Shamballa, Teton)(3)
*Llaves maestras de los Seres Ascendidos y de sus retiros (4)
*Retratos de los Seres Ascendidos
*Cómo lograron su ascensión muchos de los Maestros Ascendidos
*La función y color de los Siete Rayos
*Los Siete Elohim hablan acerca de los siete pasos para la precipitación (5)
*Los Siete Arcángeles explican la función y propósito del Reino Angélico (6)
*El Reino de los Elementales y los ángeles
*El verdadero zodíaco (los 12 Templos alrededor del Sol)
*Dictados de los Cuatro Directores de la Naturaleza (aire, agua, fuego, tierra)
*Explicaciones sobre la Presencia de Dios (Presencia YO SOY), el Cuerpo Causal y el Ser Crístico (7)
*Explicaciones sobre los cuatro cuerpos inferiores del hombre
*El Pilar Protector de Luz
*El proceso de la ascensión individual
*Las Siete Iniciaciones necesarias para lograr la ascensión
*El uso de la Llama Violeta para transmutar las energías negativas (8)
*Jesús y Madre María describen sus últimas encarnaciones (9)
*Qué ocurre después de la “muerte” y cómo un individuo es preparado para reencarnar
*Sanación en la Nueva Era
*La ley del Perdón
*Reportes detallados de las reuniones semianuales en el Retiro Teton
*Cómo son aprovadas las peticiones de los Maestros Ascendidos y de sus dedicados chelas (10)
*Cómo los chelas del Puente a la Libertad impidieron la erupción de un volcán en Hawaii
*Cómo mediante la cooperación de los Maestros Ascendidos y de los chelas del Puente a la Libertad, cientos de miles de bebés podrían nacer con cuerpos perfectos.”

Este impresionante catálogo de temas elaboraba múltiples respuestas sobre muchas cuestiones no resueltas de la espiritualidad moderna. Quizá esa haya sido la clave para el éxito en la propagación de estas especulaciones y fantasías. Los espacios invisibles, imposibles de revisar científicamente, por medio de los cuales los maestros y “seres de luz” se comunicaban, supuestamente, con la mensajera, dieron paso a una cantidad increíble de textos, relatos, afirmaciones, etc., que la Gran Hermandad Blanca comunicaba a la humanidad. Esto funcionó muy bien a los Ballards y también a Geraldine Innocente. Serviría muy bien también más adelante a otros “mensajeros”, como veremos. [7]

La transición del supuesto foco iluminador de la humanidad desde los Ballards a Innocente fue más o menos suave. Ésta última, como los Ballards hicieron con la doctrina teosófica, amplió los conceptos, las descripciones, los personajes… Dio muchos matices y colores al mito. Lo que vino después fue el “boom” de los Maestros Ascendidos en el mundo con organizaciones tremendamente sectarias, como la infame Iglesia Universal y Triunfante (Church Universal and Triumphant), de la que nos ocuparemos más adelante.

Maestro ascendido Jesús.
La versión “ascendida” de Jesucristo: más rubio, y como gemelo de Saint Germain. La explotación de este ícono religioso no es la única en el culto a los maestros ascendidos. Se incluyen en ese culto todas las figuras religiosas posibles, agrupándolos en una hermandad espiritual que no existe.

………………………………………………………………………………………

Notas:

(1) Se refiere al mito bíblico relatado en el libro de Génesis.

(2) “Canales” parece referirse a mediums, o individuos como los “mensajeros” de la Hermandad, que traen información o “dictados” de otras dimensiones. Esta idea se remonta al Movimiento Teosófico.

(3) Los retiros son lugares secretos pero supuestamente físicos, es decir, en la tercera dimensión, en donde los Maestros Ascendidos se reúnen con sus discípulos no ascendidos. Están generalmente en el interior de las montañas o en ciudades subterráneas. Shamballa se refiere al mito ancestral de la ciudad habitada por inmortales en algún valle del Tíbet. Teton o Gran Tetón es un pico destacado de una cadena montañosa al oeste de EE.UU. Se supone que es la entrada al retiro de Saint Germain.

(4) “Llave maestra” es un término musical que se refiere a la clave tonal de una pieza musical. La mensajera del Puente a la Libertad aseguró que algunas piezas clásicas contenían las llaves maestras para conectarse con los retiros de los Seres Ascendidos, con tan sólo escuchar la pieza.

(5) La definición y función de los Elohim es una elaboración del Puente a la Libertad, si bien Geraldine Innocente aprovechó algunas descripciones (en La Mágica Presencia, por ejemplo) anteriores para asentar la credibilidad en dichos seres cósmicos.

(6) El Puente a la Libertad incluyó la jerarquía de ángeles y arcángeles a la cosmogonía de los Maestros Ascendidos. Esto supuso un aumento considerable de seres espirituales que podían comunicarse con la mensajera y cuadraba con las elucubraciones de Madame Blavatsky y del viejo esoterismo europeo del siglo XIX acerca de los siete rayos y los siete chakras.

(7) A este respecto Geraldine Innocente respetó en general lo que los Ballards había establecido en la década de los 1930´s.

(8) Este punto de la doctrina se volvió fundamental en los movimientos y grupos derivados de las traducciones y charlas de Conny Méndez.

(9) Toda una hueste de santos y sabios, no sólo de la religión cristiana sino de otras, incluso Gautama Buda, figura principal de la única religión verdaderamente atea del mundo, fue utilizada para engordar las filas de la Gran Hermandad Blanca.

(10) El término “chela” fue popularizado por los teósofos del siglo XIX. Se utiliza para denominar a los discípulos aceptados, aprobados, de un maestro o mahatma. En la literatura de la Nueva Era se utiliza indistintamente para nombrar a los seguidores de la doctrina de los Maestros Ascendidos.

___________________________________

Notas (enero de 2016)

1. Ante esta afirmación positiva, categórica, de que la existencia de estos seres es un mito, los “escépticos” que todavía quieren seguir creyendo en ellos preguntan: “¿Y cómo está el autor tan seguro de que estos seres no existen?” Toda esta serie de artículos está dedicada precisamente a mostrar las evidencias de que los mensajes y las vidas de estos seres es FICTICIA. Aún si usted quiere más pruebas, puede realizar investigaciones por su cuenta. Busque “maestros ascendidos” en Google y lea las “canalizaciones” anteriores al 2012. En las canalizaciones anteriores al año 2012 encontrará usted información de los “maestros” sobre cataclismos y naves espaciales preparadas para la evacuación masiva planetaria durante el cataclismo de diciembre de 2012. Ni el cataclismo ocurrió, ni ninguna nave apareció para evacuar a los terrícolas. Los “mensajes” de los maestros ascendidos vienen defraudando a la gente desde la década de 1930. Sólo hay que leer y contrastar la información para darse cuenta de que todo esto es un fraude. Claro que si usted pregunta a algún “mensajero” que por qué no ocurrió el cataclismo y fin de mundo del cual los “maestros” también “hablaban” antes del 2012, probablemente le responderán que “ellos” lo detuvieron.

2. El culto en sí de los maestros ascendidos no es una secta destructiva pero sí posee todos los rasgos negativos de una secta, aunque no se le catalogue de “destructiva”, según los criterios establecidos por Pepe Rodríguez en El poder de las sectas. Algunos de esas características son: el uso de una terminología propia, la distinción del creyente sectario en comparación con “el resto” de la gente, una evaluación demasiado positiva en detrimento del valor de las demás personas (el creyente sectario es “mejor” que los demás, es más “espiritual”, más “elevado”, más “puro”, etc), la lectura casi obsesiva de los materiales de lectura de la secta, todo lo cual trae como resultado que la persona viva encerrada en la “realidad” del culto.

3. Esta idea tan obvia y tan evidente es desechada por la mayoría de las personas cuando se enfrentan al dilema de decidir si tal o cual “mensaje” es verdadero. Ocurre lo mismo en los grupos de contactismo extraterrestre. Un contactado publica un libro y años después diez o veinte personas toman lo que esa persona escribió o lo continúan con nuevos temas y nuevos “mensajes” y nuevos “personajes”. Todo esta da una sensación de continuidad que otorga la apariencia de que todo puede ser verdad. Sólo a unas pocas personas se les ocurre pensar que los “continuadores” del mensaje original quizás inventaron esa continuación. En el caso de los maestros ascendidos, al contrario de lo que puede ocurrir en el contactismo extraterrestre (donde sí puede haber un mensaje original verdadero, genuino), la mentira es doble porque tanto el mensaje original como la continuación son inventos.

4. Mark y Elizabeth Clare Prophet, los fundadores de Summit Lighthouse y Church Universal and Triumphant explotaron el chauvinismo pro gringo de Saint Germain y del resto de los maestros ascendidos, quienes en los libros de esta secta no dejan pasar la oportunidad de recalcarnos el papel protagónico y central de los Estados Unidos en la historia del planeta. No sólo la Gran Hermandad Blanca toda canaliza sus energía a través de USA sino que toda la energía del Sol Central de la Galaxia y de Dios mismo. Este chauvismo en los “dictados” de los maestros fueron una de las cosas que me hizo sospechar de lo que estaba leyendo. Si los maestros ascendidos ayudan a la humanidad en su conjunto, sin el favoritismo que seguramente corresponde a una verdadera sabiduría, ¿por qué elegirían una nación por sobre las demás, cometiendo el mismo error que el Dios de los judíos y el Dios de los musulmanes ha cometido? Una verdadera hermandad espiritual para todos los seres humanos de la Tierra no puede concebirse en el favoritismo segregacionista de un “pueblo o país elegido”.

5. Me refiero a los Ballards, que escribieron los libros clave del culto a los maestros ascendidos durante la crisis económica norteamericana de 1930.

6. Es interesante notar que en el desarrollo del culto a los maestros ascendidos los mensajeros eran cada vez más conscientes de la importancia de que los “maestros” se inmiscuyesen en temas de política actual. En consecuencia, en los comunicados de Geraldine Innocente y de los siguientes mensajeros, encontramos más comentarios políticos y sociales que en los Ballards. Cada mensajero pone elementos de su horizonte epistemológico en los “dictados” que recibe de los maestros. Por eso el Saint Germain de la década de 1930 no hablaba nunca de geometría sagrada, de extraterrestres o de manipulación genética, mientras que el Saint Germain de la actualidad es irreconocible, por los temas que escoge en sus discursos, en comparación con el de la década de 1930. El Saint Germain de los Prophet por otro lado refleja reveladoramente la personalidad y preocupaciones de los fundadores de CUT: la hegemonía divina de los Estados Unidos predestinada desde lo alto, la guerra de los terrícolas contra los extraterrestres invasores, el peligro de la homosexualidad, la música rock y las drogas en la juventud, etc, todas preocupaciones típicas de la Norteamérica de la posguerra.

7. Los charlatanes y los autoengañados utilizan los mismos temas, imposibles de abordar de manera lógica o racional, para convencer y enganchar seguidores. Hablan de cosas que no son físicas (otras dimensiones, ángeles, demonios, espíritus, etc) porque son cosas que no se pueden comprobar de ninguna manera. Saint Germain cometió el error de dar recetas específicas, en sus Discursos del YO SOY, a sus discípulos para que éstos pudieran “precipitar” (esto es crear de la nada) oro físico en sus manos o para que pudieran desarrollar su musculatura sin hacer ejercicios. A mí me sorprende que los lectores en masa de ese libro no se hayan dado cuenta de que ninguna de esas recetas ne le funcionó a alguien. Los voceros siguientes de Saint Germain se han cuidado muy bien de no dar recomendaciones muy físicas, que puedan comprobarse fácilmente. Lamentablemente cuando el ser humano está dispuesto a creer en algo, creerá lo que sea, aunque los fracasos en el método le hayan mostrado mil veces que eso en lo que está creyendo es un fraude.

___________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

> Parte 1  > Parte 2.  > Parte 4.  > Parte 5.  > Parte 6.  > Parte 7.  > Parte 8.  > Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea también:

> La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 2.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

____________________________________________

Mentiras de la Nueva Era:

Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 2

Los movimientos de Nueva Era son un abanico diverso de experimentos filosófico-religiosos que tienen su origen en el Siglo XIX. El fardo de crisis existencialista que sufrió la humanidad en ese momento explica el nacimiento de aquellas especulaciones y experimentos [1]. Algunos pensadores opinaron, con razón, que las religiones institucionalizadas tradicionales habían fracasado en su intento de proveer al ser humano de un sendero de espiritualidad, sendero que no niego sea necesario en este tiempo y en otros.

No obstante, esa crítica de las religiones establecidas produjo en los movimientos de Nueva Era dos tendencias antagónicas que, sin embargo, se desarrollaron mano a mano [2]. Por un lado, la humanidad necesitaba crear nuevos dioses (como siempre lo ha hecho), o dicho en palabras menos ofensivas, necesitaba crear nuevas formas de concebir y acercarse a la divinidad. Esta necesidad dio paso a la aparición de nuevos conceptos e imágenes más sofisticadas de la experiencia divina (de las cuales los Maestros Ascendidos son el ejemplo más resaltante). Y por otra parte, los pensadores del Siglo XIX reinterpretaron los contenidos filosóficos de las religiones dominantes y los incorporaron a aquellas nuevas formas de concebir la divinidad.

El resultado: un brote variopinto de grupos, sectas y escritores que, con el paso del tiempo, crecieron y otorgaron fama a los nuevos dioses, los Maestros de Sabiduría. He afirmado que Madame Blavatsky fue con seguridad la primera en adelantar esa nueva forma de dioses. Sus maestros eran, según ella afirmó, Mahatmas [Grandes Almas] de Oriente que poseían poderes especiales. No sorprende en absoluto que la Blavatskaya tuviera que enfrentarse a varias acusaciones de fraude y a la duda generalizada respecto a sus “amigos invisibles”: afirmó que se comunicaban con ella telepáticamente, que sólo se presentaban ante ella en privado, y las pocas cartas que se suponen fueron escritas por la mano de sus Mahatmas están envueltas en el escándalo de fraude que nubló ya en vida su reputación [3].

Madame Blavatsky.
Todo comenzó con Madame Helena Petrovna Blavatsky.

Grupos de Nueva Era propiciaron la aparición de doctrinas sobre los Maestros Ascendidos

Aunque Madame Blavatsky no llamó a sus instructores espirituales “maestros ascendidos”, sentó un precedente ante los otros numerosos grupos para continuar el mito recién nacido. Entre esos grupos están las distintas células del Nuevo Pensamiento (New Thought Movement) [4], que estaba a su vez emparentadas con otros grupos como la Iglesia de la Ciencia Divina (Church of Divine Science) y la Iglesia de la Unidad (Unity Church). Todos estos grupos, con sus autores, diseminados por los Estados Unidos de América y Europa, junto con Madame Blavatsky, prepararon el terreno para el nacimiento de una forma filosófica mejor estructurada de las doctrinas llamadas de Nueva Era.

Más tarde, a principios del Siglo XX, fue el Movimiento YO SOY (I AM Activity), fundado por Guy Ballard y su esposa, el primer grupo en acuñar sistemáticamente el término “maestros ascendidos” y en publicar un corpus más o menos extenso de definiciones y explicaciones de lo que aquél término significaba. Ese corpus neometafísico [5] de corte religioso cristiano, principalmente influenciado por la Teosofía y los Mahatmas de Blavatsky, está compuesto por tres libros principales que han sido los textos manuales durante décadas de los grupos que afirman la existencia de los Maestros Ascendidos. Estos libros son Misterios Develados (Unveiled Mysteries), La Mágica Presencia (The Magic Presence) y los Discursos del YO SOY (I AM Discourses) [6]. En ellos se pretendía dar credibilidad a las posturas generales de los movimientos Nueva Era del siglo anterior (la existencia de las mónadas divinas, el poder del pensamiento, la existencia de dimensiones espirituales, etc.), y se afirmaba la existencia de una “hermandad espiritual” formada por seres sobrehumanos (mahatmas o maestros ascendidos).

Guy y Edna Ballard.
Guy y Edna Ballard, los iniciadores del culto a los maestros ascendidos en América. Inventaron nuevos maestros, desarrollaron los mitos de las ciudades etéricas y las guaridas subterráneas de la Gran Hermandad Blanca, entre otras cosas.

Innovaciones del Movimiento YO SOY

Misterios Develados es un relato acerca de cómo los Maestros Ascendidos se pusieron en contacto con Guy Ballard y su esposa para convertirlos en mensajeros “acreditados” de la Gran Hermandad Blanca, una organización ultrasecreta de seres altamente evolucionados que supuestamente vela por el bien y desarrollo espiritual de la humanidad. El lenguaje del libro es sencillo. Una tercera parte es narración y otra tercera parte es exposición de doctrinas. Básicamente no se contradice nada de la Teosofía, pero sí se le añade y se le matiza. Se reafirma la figura de la reencarnación y de la vida humana como sendero espiritual para ascender a la divinidad. Los Maestros Ascendidos fueron una vez seres humanos mortales que, luego de muchas encarnaciones de purificación espiritual, lograron “ascender” a la “presencia de Dios” en sus últimos cuerpos físicos, los cuales se hacen indestructibles y eternos [7].

Esta “presencia de Dios” es una mónada espiritual individualizada, cuyo nombre es, supuestamente, “YO SOY”. De allí la expresión “Presencia YO SOY”. En Misterios Develados también se introduce una nueva estrella: el Conde de Saint Germain. Los mahatmas de Blavatsky son incorporados a esta compañía de seres ascendidos en la que Saint Germain, según el Movimiento YO SOY, posee un cargo especial y superior como heraldo y jerarca de la Era de Acuario. Poco importa que la Era de Acuario sea un período calculado astronómicamente a partir de la precesión de equinoccios, y cargado de significado astrológico, que tendrá su inicio después del año 2200 después de Cristo. A pesar de la incoherencia en este punto, casi la totalidad de los grupos Nueva Era asegura que ya estamos en la Era de Acuario. Es así como la llamada Nueva Era se ha convertido en sinónimo de Era de Acuario.

Además de todo lo mencionado, en Misterios Develados se describe toda una serie de “poderes espirituales” y de energías llamadas rayos o llamas sagradas (eran inicialmente siete). Se define mejor una estructura de la Gran Hermandad Blanca y se reproducen los mahatmas y supuestos maestros a lo largo de la historia y de la superficie de la Tierra.

La Mágica Presencia es la segunda parte de ese relato: se lleva la imaginación al límite y se continúan las elaboraciones doctrinales acerca de los Maestros Ascendidos y de su organización ultrasecreta.

Discursos del YO SOY es un libro completamente expositivo, supuestamente dictado por el mismísimo Saint Germain, que contiene lo que los Ballard pretendían que fuese la “buena nueva” de la Era de Acuario. No imaginaron que después de ellos surgiría toda una serie de sectas y grupejos que modificarían, maquillarían, alterarían y contradirían lo que el Conde Saint Germain había dictado como “palabra sagrada” [8].

Presencia YO SOY.
Diagrama de la Presencia YO SOY: pintura infográfica que resume la doctrina espiritualista creada por los Ballardas y el Movimiento YO SOY. Virtualmente todos los grupos de culto a los maestros ascendidos se basan en esta doctrina y reproducen y enseñan este diagrama. El diagrama es todo un compendio sincrético de creencias deístas, neoteosóficas y mentalistas que resulta fantástico y fascinante a los adeptos. Su teoría es tan elegante y sofisticada que es difícil no reconocerlo. Una verdadera obra de arte de la imaginación y del modernismo americano. Si usted ve esta pintura en algún lugar o tienda, sabrá inmediatamente que allí se practica el culto a los maestros ascendidos. La substancia violeta que envuelve a la figura inferior es la famosa “llama violeta transmutadora”.

Conny Méndez y la Metafísica Cristiana

Bien conocida en Venezuela, Conny Méndez fundó el mayor y primer grupo Nueva Era en castellano en Venezuela: Hermandad Saint Germain o Movimiento Metafísica Cristiana. Viviendo en parte en EE.UU. y en parte en Venezuela, Conny Méndez entró en contacto con Emmet Fox y absorbió las especulaciones filosófico-religiosas de los movimientos como el norteamericano Nuevo Pensamiento. Hasta que un día cayeron en sus manos los libros del Movimiento YO SOY y decidió traducirlos al castellano. Los principales libros de la Metafísica Cristiana de Conny Méndez no son su obra, son traducciones y comentarios sobre esas traducciones.

Conny Méndez.
Conny Méndez fue una venezolana carismática, original, por quien era imposible no sentir simpatía o cariño. Fue escritora prolífica, traductora y cantautora. Sin duda alguna uno de los personajes más puros y humanos de todo el movimiento Nueva Era en América y el mundo.

Lo más interesante de estudiar la evolución de tales doctrinas y especulaciones es observar cómo la ficción y la especulación filosófica van mutando al pasar de mano en mano. Madame Blavatsky hizo una labor admirable en la reinterpretación de las religiones orientales, sobre todo del budismo, pero su invención de seres extraordinarios, sus mahatmas (El Morya sigue siendo hoy día aclamado como uno de los principales Maestros Ascendidos de la Gran Hermandad Blanca), dio inicio a una ola de creencias en seres poderosos que no distan mucho de parecerse a los antiguos dioses griegos, o a los bodhisattvas orientales. Los procesos mitopoyéticos continuaron y dieron un paso adelante con los Ballard, quienes aprovecharon la coyuntura creada por la Teosofía para dar cuerpo y credibilidad a un cuento extraordinario. Así comenzaron a aparecer Maestros Ascendidos tomados de todas las culturas y razas. Después del enigmático Conde Saint Germain, pronto Jesucristo fue colocado en esa lista, y también Buda y muchos otros. El mismo Guy Ballard “ascendió” y ahora es conocido como el Maestro Ascendido Godfre Ray King [9].

Conny Méndez introdujo estas elaboraciones fantásticas en el mundo hispano. Sus libros se leen todavía hoy sin ningún ojo crítico [10]. La mayoría de sus lectores ni siquiera se ocupan en averiguar si el libro que leen es de la autoría de Méndez, o si sólo aparece su nombre en la portada porque fue la primera traductora. En poco tiempo, después de la muerte de los Ballard (sí, murieron, como todo ser humano), brotaron por toda América como un virus numerosos grupos que proclamaban haber recibido “dictados” de los Maestros Ascendidos. Muchos de estos grupos introducían nuevos maestros, cambiaban el nombre de los ya establecidos, o los hacían dirigir funciones diferentes, de acuerdo a la preferencia personal de los autores que escribían sobre ellos. Así, según un grupo, Saint Germain era el Chohan (o “director espiritual”) del Séptimo Rayo, mientras que otro grupo aseguraba que había sido promovido y que ahora era otro Maestro Ascendido el que portaba ese cargo [11].

Como si de la farándula se tratara, hay una cantidad impresionante de chismes acerca de la Gran Hermandad Blanca y de sus invisibles integrantes. Muchos proclaman todavía hoy ser mensajeros acreditados de dicha organización, a pesar de que los dictados de un grupo y otro se contradicen en conceptos y definiciones básicas. Y mientras un Saint Germain en un grupo desestimaba los avances tecnológicos o el progreso científico, otro Saint Germain en otro grupo revela fórmulas y planos de “aparatos” que pretenden revolucionar el mundo moderno. Como escribí en la primera parte de esta serie (Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 1.), sólo basta el sentido común y un poco de veracidad intelectual en el estudio de este fenómeno para descubrir las invenciones del nacimiento de nuevas falacias. Y de nuevos dioses.

_______________________________________

Notas (enero de 2016)

1. Me satisface la división de las crisis de estos pasados dos siglos basada en la secuencia modernismo-postmodernismo-transmodernismo. El siglo XIX europeo vio el nacimiento del modernismo, renovación obvia en un continente donde había nacido la industrialización pero que al mismo tiempo era tan viejo y gastado como el que más: el modernismo refleja esa necesidad de renovación y reinvención que infundió un poco de frescura en las artes. Las sucesivas revoluciones industriales (en Europa y en América) propiciaron la aparición del postmodernismo, esa decepción que surge al “descubrir” que el modernismo era sólo quizás un “suspiro” a nivel histórico. El movimiento de Nueva Era posee todo el ímpetu del modernismo porque fue uno de los movimientos que nació con las necesidades de cambio y renovación. ¿Acaso no es la Nueva Era en sí todo un intento moderno de darnos un “Gran Relato” acerca de la humanidad? Y no sólo un Gran Relato sino el Relato Definitivo, porque la Nueva Era pretende barrer con los dogmas de las religiones establecidas, que son las que tradicionalmente nos daban alguna visión de conjunto de destino de la humanidad. Por eso es que la crisis postmoderna vio el período más oscuro de la Nueva (eso esperamos), en las décadas de los 1960s, 70s, 80s, e incluso hasta los 1990s, que son las décadas en las cuales apareció toda clase de sectas destructivas, cultos revisionistas, líderes sectarios megalomaníacos, suicidios colectivos, etc. Como si la negación postmodernista de la posibilidad de un Nuevo Gran Relato hubiera envenenado el ambiente en el que la Nueva Era comenzaba a sentirse tan cómodo y llena de esperanza. Pero como la ola transmoderna no significa ruptura total con el pasado, aunque tampoco compromiso ciego con el mismo (en cuyo caso tendríamos que hablar de neomodernismo), la Nueva Era inició ahora un renacimiento, una aparición con “nueva piel” y nuevos contenidos que demuestran que se puede adaptar a los tiempos y a las necesidades. Dicho de otra forma: la Nueva Era no desaparece ni desaparecerá en el contexto del transmodernismo hasta que la humanidad haya aprendido las lecciones que debió haber aprendido entre el siglo XIX y la crisis postmoderna. Sólo nos queda una esperanza: que los agentes transmodernos del presente logren depuran el movimiento Nueva Era de las imposturas y defectos que el movimiento viene arrastrando desde el modernismo y el postmodernismo. Mi receta para ello (dado que me considero uno de esos agentes) es, de manera muy general, la siguiente: no copiar los patrones de grupos y modas anteriores, hacer la tarea que no se hizo en el pasado (investigar mucho y dudar de todo), no mezclar para producir algo bonito (sincretismo enfocado en el efecto estético que sin embargo deslegitima tradiciones y sistemas anteriores), y sobre todo: no “tirar flechas” para ver qué se logra. Esto se relaciona con mi interpretación de lo apolíneo y lo dionisíaco y de cómo lo apolíneo nos llevará por el camino de la evolución positiva (la Nueva Era es de hecho uno de los intentos macro de los impulsos apolíneos globales, sólo que un poco desorientado y fuera de foco). Leer el siguiente ensayo (abrirá en otra ventana):

> Lo apolíneo como línea evolutiva positiva de la humanidad.

2. Por eso una de las maneras de subsanar los efectos negativos de los grupos de Nueva Era que erosionan las capacidades intelectuales de las personas es devolver esas mentes a los senderos de las religiones tradicionales. La Nueva Era se alimenta de las religiones tradicionales (por ejemplo “robando” símbolos, figuras históricas, métodos, técnicas psicológicas, etc) al mismo tiempo que mina sus credibilidades. Mi posición respecto a esto es bien clara: es preferible que las personas tomen el camino establecido de las religiones tradicionales a que se enganchen en cultos nuevos que son muy bonitos y muy interesantes pero que no aportan nada bueno a largo plazo. Cultos que tienen una vida útil muy corta y que no están basados en nada seguro. Esto es una discusión de vieja data que debería ser abordada en otro trabajo.

3. Nunca ha caducado el viejo sentido común, que también se puede aplicar a todos los “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca del pasado y del presente, a saber: que resulta sospechoso que sólo una persona vea y escuche a los maestros ascendidos. Es el mismo viejo truco de las religiones deístas que hablan de un dios invisible, intangible, inubicable, que nadie realmente ha visto y escuchado, aparte del “profeta” y de los “mensajeros”. En este sentido la teosofía (y los siguientes grupos de culto a los maestros invisibles) copió el modus operandi de las religiones deístas tradicionales. Aquí la “cura” es la misma que menciono en la nota anterior: es mil veces mejor estudiar la vida de maestros reales, maestros históricos de carne y hueso (Buda, Confucio, Lao-tzi, Jesucristo, etc), es decir, volver a lo real, que estudiar y venerar a estos maestros ficticios cuya existencia real nadie ha podido demostrar.

4. “Nuevo Pensamiento” fue de hecho la etiqueta que las personas después sustituyeron por “Nueva Era”, que es más grandilocuente y universalista.

5. Estas creencias o cultos pueden clasificarse como neometafísicos en el sentido de que postulan la existencia de realidades ajenas a lo tangible-material pero de una manera muy diferente a como lo hace la metafísica clásica. Los maestros ascendidos existen más allá del plano físico, al igual que sus guaridas y sus ciudades etéricas o astrales. También se llama “metafísica”, por ejemplo en Venezuela, a este cúmulo de creencias, debido a que incorporan aspectos del mentalismo decimonónico y otras creencias no ortodoxas como la telepatía, la clarividencia, la existencia de otras dimensiones, etc. No es sólo el culto a los maestros ascendidos sino que el culto a todo lo invisible, de una manera apolínea y no de una manera dionisíaca como lo hace el esoterismo europeo del siglo XIX.

6. Esos tres libros mencionados fueron el núcleo del culto a los maestros ascendidos en Venezuela, el primer país de habla hispana donde una traductora lo introdujo desde Estados Unidos. Dicha traductora fue Conny Méndez. Muchos piensan que Conny Méndez fue la autora de estos libros. Basta leer las fichas técnicas de los mismos para ver que son sólo sus traducciones al español.

7. En evidente contradicción con las enseñanzas de Buda (no poseemos mónada espiritual alguna, no debemos hablar de reencarnación sino de renacimiento, y que nuestros cuerpos jamás podrán ser ni eternos y indestructibles), los grupos de Nueva Era del presente aún cuentan a Buda como uno de los maestros ascendidos más importantes de la Gran Hermandad Blanca. ¿Lo que enseñó el Buda histórico entonces está mal? ¿Por qué los adeptos no pueden ver la contradicción evidente que implica incluir a Buda en la gran jerarquía espiritual? Una de las cosas más lamentables de este culto es la explotación desvergonzada de las figuras religiosas tradicionales: Jesus Cristo, la Virgen María, Buda. Puede ser que todo el proceso se haya hecho sin intención de engañar y que solamente refleje la necesidad de un grupo de creer que las principales luminarias del pensamiento religioso mundial están conectadas de alguna manera y que espiritualmente forman una corporación de trabajo (la Gran Hermandad Blanca). Pero ¿qué es mejor: la fantasía que satisface el gusto estético y la necesidad de síntesis universalista o la realidad de los hechos? La realidad de los hechos es que no hay NADA que conecte a todas las figuras religiosas mundiales en un solo grupo de trabajo y NINGUNA evidencia de que todas estas luminarias (que en algún momento fueron reales) están trabajando juntas en una hermandad espiritual. De hecho habría que negar gran parte de todo lo que esas figuras enseñaron y predicaron para que esa fantasía pudiera ser real, tal como he explicado con el caso de Buda.

8. El libro Discursos del YO SOY sentó la base y el modelo para la cultura americana de las “canalizaciones”, comunicaciones telepáticas que un “maestro espiritual” dicta a un discípulo que se convierte en “mensajero”. El proceso es tan gratuito e indistinto que en el presente hay miles de canalizaciones de Saint Germain y otros maestros ascendidos, publicadas por cientos de “mensajeros” y “discípulos” que se pelean la exclusividad del mensaje.

9. No es extraño que los “mensajeros” se conviertan ulteriormente en maestros ascendidos. Incluso antes de serlo, por el hecho de ser “mensajeros” de algún maestro, ya se creen portadores de una gran distinción. El sentimiento de grandeza y de importancia que los Ballards se daban a sí mismos (y más adelantes todos los “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca) es el mismo que los profetas de Dios se daban en la antigüedad: el mundo entero debía estar a sus pies, pues ellos traían al mundo una verdad revelada que sólo ellos podían poner en palabras. En este sentido el culto a los maestros ascendidos es un culto de revelación a semejanza de las religiones deístas del mundo. Como veremos más adelante, la intolerancia a ser contradichos es evidente en los discursos de los Ballards: sus maestros ascendidos dicen que harán desaparecer a cualquier persona que se oponga a la enseñanza de los maestros. No hay en esos discursos el más mínimo sentido de respeto a la libertad de opinión y de expresión, haciendo parecer a los maestros ascendidos como verdaderos déspotas que no tolerarán oposición alguna. Esa no es la actitud de seres completamente iluminados que han trascendido todo comportamiento agresivo o negativo.

10. Conny Méndez también fue una estratega de la comunicación: se le ocurrió la idea de que la “metafísica” enseñada por los maestros debía ser presentada en “palabras de a centavo”, es decir, en un lenguaje simple y coloquial que cualquier persona pudiera entender. La enrevesada y sospechosamente elegante doctrina de los Ballards se difundió así masivamente en Venezuela gracias a las “palabras de a centavo” de Conny Méndez, que también venían publicadas en la forma de libros de bolsillo a un precio muy económico.

11. Todo investigador serio podrá constatar que, incluso en vida, dos o tres “mensajeros” de la Gran Hermandad Blanca se contradicen sobre los detalles del “trabajo” de cada maestro ascendido, como por ejemplo a cuál “rayo” ha sido asignado o dónde se ubica su “retiro etérico”. Imposible saber cuál “mensajero” decía la verdad, en caso de que uno estuviera dispuesto a creer en alguno de ellos. Estas incoherencia y contradicciones entre los mismos mensajeros es la evidencia más simple y obvia de que los “mensajes canalizados” son un fraude.

________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

> Parte 1.   > Parte 3.   > Parte 4.   > Parte 5.   > Parte 6.   > Parte 7.  > Parte 8.   > Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea También:

> La dictadura psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.