Los discursos sociológicos: El discurso estructural-funcionalista y el discurso crítico-marxista

Otro trabajo universitario que disfruté mucho escribiendo. Es del año 2004.

______________________________________________

Los discursos sociológicos: El discurso estructural-funcionalista y el discurso crítico-marxista

 

1.- Explique la diferencia, que sobre la visión de la sociedad manejan el enfoque estructural-funcionalista y el enfoque crítico-marxista. (Tres características)

Enfoque estructural-funcionalista:

  • La sociedad es un grupo de actores que han internalizado un sistema de valores y que han orientado normativamente su acción. La sociedad se mantiene, evoluciona y permanece en función del consenso de los miembros en torno al sistema de valores, es decir, en la medida que los modelos culturales estén vigentes. De acuerdo con esto, la armonía social se logra en la medida que los miembros de una sociedad han internalizado las pautas culturales y orientar su conducta sobre la base del cumplimiento de sus valores.
  • Para el enfoque estructural-funcionalista, prácticamente el cambio social como ruptura no existe. Por otra parte el sistema social está conformado por variables normativas pautadas que estructuran el comportamiento social de individuos, grupos y colectividades. Este comportamiento se produce por el consenso en torno a los valores institucionalizados de los integrantes d una unidad social.
  • Según Moya: “La arbitrariedad queda fuera de este sistema en el que reina una comunicación tan perfecta entre sus actores que cada individuo, en cuanto sujeto activo de un papel (es decir, rol), sólo actúa en función de lo esperado y debido a los otros, en cuanto situado en un cierto status, no es sino el objeto de referencia para la conducta de los otros cuya pura presencia informa al otro sobre su papel específico, anunciándole la oportuna sanción correspondiente.”

Enfoque crítico-marxista:

  • La sociedad es una construcción social donde se presentan conflictos por la presencia de intereses contrapuestos, debido a la estratificación social. Explica la relación entre los individuos a partir de la posición que aquellos ocupan en la sociedad, la cual viene dada por la clase social. Esta puede ser definida como: “un grupo de individuos que defienden un interés común en el contexto de los conflictos políticos y económicos. Sus intereses comunes no surgen por azar. Son resultado inherente a una posición y situación comunes en el seno de la sociedad.”
  • Este enfoque conduce a afirmar que un modelo de sociedad puede ser sustituido por otro. En tal sentido, se preocupa más por el dinamismo del cambio social que por el equilibrio del sistema social. Por otra parte, la relación es un contexto de relaciones humanas (productivas, organizativas, políticas, educativas) resultado de las relaciones de clase entre los individuos, que condicionan la existencia de estos y la naturaleza de sus funciones sociales.
  • Según Dahrendorf: “En todas las sociedades, los conflictos son provocados por el hecho de que ciertos individuos detentan el poder y otros no. Este es el punto de partida del conflicto que, por otra parte, constituye uno de los aspectos fundamentales de la sociedad humana. No creo en la posible existencia de una sociedad en la que no se dé el conflicto.”

2.- Explique la tesis que sostiene que el discurso estructural-funcionalista, es un modelo de estabilidad y equilibrio.

La idea de sistema en equilibrio del discurso estructural-funcionalista tiene su base en las Ciencias Fisiológicas y Biológicas (que son, por ello, el origen de este discurso sociológico), las cuales se han encargado de estudiar y demostrar la realidad de la homeostasis. La homeostasis se define como: la tendencia de los organismos vivos a estabilizar sus diversas constantes fisiológicas. Esta tendencia se aplica también a los ecosistemas, y se define como: la característica de un ecosistema que resiste a los cambios y conserva un estado de equilibrio.

El elaborador del modelo estructural-funcionalista, el sociólogo Talcott Parsons, define la idea de equilibrio homeostático de la sociedad al afirmar que el modelo estructural-funcionalista es “un modelo de estabilidad y equilibrio cuyo concepto principal es el de un sistema que mantiene sus límites y por lo tanto en equilibrio entre las fuerzas que tienden a su desintegración y las fuerzas que tienden a su mantenimiento.”

Estas ideas sobre las sociedades como sistema en equilibrio, aunque tiende a dar más relevancia a los aspectos estáticos de la realidad social, no niegan la posibilidad de los cambios internos. Como nos explica O´Quist: “…cuando un sistema está en desequilibrio […] hay dos posibilidades. Una que haya un proceso de adaptación a través del cual se ajusten las estructuras y procesos […] la otra posibilidad es que el desequilibrio se vuelva crónico. Estas circunstancias conllevan eventualmente a la muerte o desaparición del sistema social.” Nótese el uso de ciertas palabras (crónico, muerte) que subrayan la idea de sociedad como organismo viviente.

La concepción de la sociedad como sistema en equilibrio fisiológico, contiene en sí, según los opositores a este discurso, cierto grado de idealismo que se hace evidente en la afirmación de Moya: “la arbitrariedad queda fuera de este sistema en el que reina una comunicación tan perfecta entre sus actores…”, que se convierte así en la respuesta del estructural-funcionalismo a la pregunta “¿cómo sobreviven los sistemas sociales?”, más que en una descripción veraz de la realidad social.

3.- Explique las tres funciones básicas, que según el enfoque estructural-funcionalista cumple la educación.

El estructural-funcionalismo concibe a la escuela como un sistema social. Las relaciones entre su estructura y sus funciones son consideradas fundamentales para la sociedad, en especial para el proceso de socialización que contribuye a desarrollar el sentido de consenso de valores en la unidad social.

Las funciones atribuidas a la institución escolar por el estructural-funcionalismo son, pues, de gran importancia, porque los distintos subsistemas (económico, jurídico, cultural, familiar, político) necesitan siempre la función educativa para satisfacer las exigencias convertidas en demanda social.

a) Función Socializadora:

El sistema educativo en el estructural-funcionalismo, tiene un contenido diverso y complejo. Al respecto dice Alfonso Hirojal que:

Parsons los esquematiza de la manera siguiente: la función socializadora desarrollada en el individuo tanto ciertas capacidades como algunos compromisos sociales, todo ello considerado requisito para el futuro ejercicio de los roles adultos. Ese compromiso, a su vez, es doble: con el grueso de los valores sociales y hacia el ejercicio de algunos de los papeles en la estructura social. También en las capacidades pueden distinguirse dos componentes: las habilidades para realizar las tareas propias del rol de que se trate y la “responsabilidad del rol”, es decir, las habilidades para tratar adecuadamente, como es esperado, a quienes se relacionan con el rol desarrollado.

La función socializadora de la educación abarca varios campos, a saber, el instrumental, e habilidades, y el de compromisos con valores mediante los cuales la educación alcanza su connotación como agencia socializadora.

b) Función de Selección y Ubicación Social:

La educación tiene que ver con la mano de obra, pues relaciona el status en el sistema educativo con el status social que proviene fundamentalmente del tipo de ocupación para la que cada uno es seleccionado por el sistema educativo. Ese proceso de selección, llamado también de diferenciación, se inicia en la escuela básica y sigue en la secundaria, y se realiza a través de los resultados académicos de cada uno. Se tiene la idea de que los resultados deben ser positivos porque se considera que la igualdad de oportunidades para el ascenso es para todos (consenso de valores); y son el esfuerzo propio y la capacidad personal, los criterios que determinan quienes se orientan a la universidad y los que no, por una parte, y quienes son aptos para tales o cuales habilidades. Pero, en todo caso, lo importante es que la educación contribuirá racionalmente con la adecuada ubicación en el mercado de trabajo.

Quizá la función más importante asignada a la educación por este enfoque es la función moral.

c) Función Moral:

La elevada responsabilidad que adquiere el subsistema educativo en el estructural-funcionalismo supone la aceptación de un conjunto de valores cívicos relacionados con exigencias humanitarias y éticas para una vida más justa. De allí que en los gobiernos recae la función política del buen aprovechamiento de los recursos humanos.

4.- En la idea de sociedad manejada por el enfoque crítico-marxista, un modelo de sociedad puede ser sustituido por otro. Explique esta afirmación.

El enfoque crítico-marxista hace énfasis en el dinamismo del cambio social. Por una parte, este dinamismo se hace patente al estudiar la Historia Universal, los procesos por los cuales las sociedades del pasado se han transformado he incluso han sucumbido para dar cabida a otras formas de sociedad.

Lo anterior se explica –según el discurso marxista– por el hecho de que la sociedad es una construcción de los hombres en donde los intereses contrapuestos de las clases sociales crean conflictos, económicos y políticos principalmente. Es un ejemplo de conflicto social que ha modificado las estructuras sociales anteriores: la Revolución Francesa.

Estos aspectos de una realidad mutable han orientado a los filósofos dialécticos al concepto del devenir social, que se deriva de una cierta actitud hacia la realidad cuyas implicaciones alcanzan lo moral, religioso y filosófico. Nos explican F. Engels y L. Feuerbach:

Esta filosofía dialéctica acaba con todas las ideas de una verdad absoluta y definitiva y de un estado absoluto de la humanidad, congruente con aquella. Ante esta filosofía, no existe nada definitivo, absoluto, consagrado; en todo pone de relieve lo que tiene de caducidad y no deja en pie más que el proceso ininterrumpido del devenir y de lo transitorio.

Según el enfoque crítico-marxista, si no hay conflicto social no hay cambio social, y si no hay cambio social no hay historia. Pero para Marx, la educación tiene (o debe tener) una función central como herramienta que ayuda al individuo a adquirir cierto grado de consciencia social. Lo importante no es aquí sólo la adquisición del conocimiento; el compromiso y la convicción de actuar más allá del puro conocimiento también son necesarios para cambiar la sociedad.

5.- Para el enfoque marxista, “sin conflicto social no hay cambio social, y si no hay cambio social no hay historia”.

Todo hecho histórico se caracteriza por derivarse de una serie de conflictos; es por esto que Carlos Marx sustenta y puntualiza su enfoque.

La Revolución Industrial y la Revolución Francesa, la Revolución técnico-científica, etc., sus estructuras han desaparecido debido a la aparición de nuevos grupos sociales; y también desaparecen gracias a conflictos que se generan o generan ciertos individuos que detentan el poder. Todos estos cambios que se producen o se llevaron a cabo mediante una serie de actos políticos, económicos, religiosos, etc., que dieron origen al nacimiento del nuevo régimen capitalista y luego todo este proceso quedó plasmado en la historia.

6.- Según el enfoque crítico-marxista, la educación tiene un rol legitimador de la ideología capitalista. Explique.

Es importante destacar que Marx basa su enfoque en la negación del orden social establecidos (orden o régimen capitalista). Por lo tanto, su visión con respecto a la educación es muy diferente a la visión del discurso estructural-funcionalista, destacando o afirmando que la escuela es una institución manejada por la burguesía para controlar el intelecto de las otras clases sociales y así lograr mantener lo que para ella es el equilibrio y armonía de la sociedad.

Según este enfoque, la escuela es utilizada como un mecanismo integrador de la sociedad y los profesores son considerados mediadores o agentes de equilibrio necesarios para mantener el sistema social. Por otro lado, este enfoque afirma que la clase dominante fija los objetivos de las funciones sociales de la educación, y en este aspecto su interés de clase es manifiesto al asignarle a la educación la función de suministrar empleados con diversos niveles de preparación para desenvolverse en una sociedad industrializada.

Sin duda alguna, en una sociedad capitalista donde los poderes están en mano de un grupo en particular (burguesía) existe el deseo de mantener a la sociedad y específicamente a las otras clases existentes (proletariado) apegada a su sistema de valores normativos, previamente establecidos, para ello se utilizan todos los medios existentes. Uno de ellos y de gran importancia, la educación, a través de la cual se quiere controlar el nivel de conocimiento de la otra clase para mantener el orden social establecido.

7.- Explique en qué consiste la teoría del capital humano.

La teoría del capital humano se basa en la importancia del individuo y en su capacidad de desarrollar su rol en la sociedad. El éxito de esta teoría y su vigencia dieron gran impulso a la expansión educativa y a la asignación de nuevos recursos con que sustentarlas. Los aspectos centrales de esta teoría pueden resumirse en lo siguiente: sus postulados van más allá de lo económico porque considera que las inversiones en capital humano, las educativas, se relacionaban con las inversiones en salud y juntas que contribuye un factor importante en el momento de los salarios de los trabajadores, con lo que se adecua a la lógica de acumulación capitalista.

Por otra parte, consideró al trabajador como poseedor de un capital (constituido por sus conocimientos y habilidades). El planteamiento de considerar a los recursos humanos como una forma de capital, como medios de producción producidos por inversiones expresas, y afirmar que los conocimientos y habilidades útiles que la gente adquiere son una forma de capital no convencional.

FUENTES CONSULTADAS

“EL PEQUEÑO LAROUSSE ILUSTRADO 2000.”
Ediciones Larousse, S. A. de C. V.
Santafé de Bogotá, Colombia. 1999.

“SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN.” Efraín Márquez Pérez.

“PRINCIPIOS ELEMENTALES DE FILOSOFÍA.” Georges Politzer.
Edicomunicaciones, S. A. Barcelona, España. 1999.