El peligro de la tecnología antigravedad

Hay un par de visiones, de escenas, de “paquetes de datos sensoriales” como yo los llamo que he recibido de Ellos y que tienen que ver específicamente con el tema de la tecnología antigravedad. Esto tiene que ver con lo que escribí en la nota anterior (El frío y negro vacío del espacioEl frío y negro vacío del espacio), pero en este caso estas escenas no provienen de los “grises” (que yo llamo “ellos”) sino de los altos nórdicos que se hacen llamar apunianos y que yo llamo “Ellos”, así con mayúscula.

Como las dos escenas o visiones se parecen, he llegado a la conclusión, también por el contenido de otras escenas o visiones, que Ellos quisieron dármelas conscientemente, no como el caso de lo que describí en la nota anterior.

Hay una advertencia implícita en estas dos visiones de los apunianos y sin embargo siempre sentí que se trata de eventos reales que ellos (o sus antepasados) vivieron. No son imágenes o escenas (a menos que me hayan engañado) fabricadas como una película para transmitir un mensaje implícito. No. Son cosas que Ellos sufrieron en un pasado lejano y que no quieren que nosotros las vivamos aquí en la Tierra.

Hay mucho que quiero escribir sobre lo que vi en estas escenas, pero por ahora sólo las voy a describir.

_______________________________

En la primera escena mi punto de consciencia o percepción aparece en la superficie de un planeta en otro sistema solar. Se parece bastante a la Tierra, pero “algo” me dice que es más grande. Es de día y el cielo es azul, sin nubes. Tan hermoso y azul como aquí en la Tierra.

Estoy de pie en una ciudad, en una especie de calle o avenida. Hay edificios. Hay personas de este mundo caminando aquí y allá. Hay edificios altos de hermoso diseño, de superficie de cristal y algo que parece roca blanca. La superficie de las calles, el “pavimento” también es como una piedra muy blanca. Todo es hermoso, limpia, muy bien diseñado. La gente se mueve con gracia, pacíficamente.

Luego aparecen sobre el cielo varias naves. Levitan o se mueven lentamente por un mecanismo de antigravedad (el mismo que utilizan los ovnis que vemos aquí en la Tierra). Las personas en la superficie de la ciudad comienzan a moverse, a correr, buscando refugio. Aquí, en este tiempo y mundo, no entiendo lo que ocurre. Quizás estoy viendo lo que vio un niño de ese mundo lejano.

Hay una batalla en el cielo. Las naves se atacan. No bombardean la ciudad sino que se atacan entre sí. Las naves dañadas gravemente comienzan a caer sobre la ciudad. Veo una, dos, tres, cayendo lentamente. Una cae sobre un edificio muy cerca de mi. Todo comienza destruirse. Estoy distraído viendo esta nave a mi izquierda cayendo sobre una torre-edificio muy alto cerca de mi y entonces otra nave cae justo sobre el lugar donde estoy.

El pesado objeto cae. Grandes piezas de algo caen sobre la avenida rasgando las lozas de piedra blanca. Me tiro al suelo hacia el borde de la avenida. El borde forma un vértice en ángulo recto en el que me acuesto para sobrevivir del impacto del objeto inmenso que cae lentamente. Me parece que no sobreviviré. Todo se rompe. Luego todo se obscurece y salgo de la visión.

______________________________

La segunda visión o escena la recibí otro día. Se parece a la anterior pero en ésta estoy más bien en un lugar abierto, con suelo de tierra y mucha vegetación. Una especie de parque o sitio al aire libre. No sé si esta visión corresponde al mismo planeta de la visión anterior, pero lo que siento es que estos humanos son del mismo grupo o de la misma raza que los de la visión anterior.

Básicamente aquí ocurre lo mismo que en la escena anterior. Hay naves inmensas, alargadas, que flotan y se mueven lentamente en el cielo por un mecanismo de antigravedad. Aquí también ocurre una batalla, pero esta vez las personas que están en tierra comienza a atacar a las naves que sobrevuelan. Hay puntos o equipos de personas en la distancia que lanzan misiles o proyectiles hacia las naves. Luego las naves dañadas comienzan a caer.

En esta visión es que como si fuera un adulto de esa humanidad que no participa activamente del conflicto. Soy aquí como periodista que observa todo. Aquí no sé si alguna nave me aplasta en la caída. No recibí más información. Despierto.

_________________________________

He mencionado una advertencia implícita. Ellos se comunican con imágenes y muy pocas veces utilizan palabras de nuestro idioma. No lo necesitan. ¿Sabías que hay pensamientos no-verbales? Hay pensamientos que no tienen la forma de palabras, de signos lingüísticos. Ellos se comunican entre si con esos pensamientos. Básicamente no necesitan idiomas. Los han trascendido.

El mensaje, la advertencia implícita es algo así como esto: “Cuidado con esta tecnología. Tener esta tecnología y no haber trascendido la guerra, es una combinación peligrosa. Esto podría ocurrir en la Tierra. Si los humanos de la Tierra no se pacifican, usarán esta tecnología para el mal, para destruirse entre ellos mismos, así como nosotros lo hicimos”.

Amigos, me siento agradecido que una humanidad del espacio me permita conocer una parte de su historia. Me siento tan pequeño, tan innoble. Siento que no merezco esto. Siento que no soy digno. Se me salen las lágrimas. Ellos lo saben. ¿Por qué habría de saber esto yo? ¿Qué me hace digno de recibir esta información? No lo sé. Me expongo al ridículo. Me expongo a la crítica y a la persecución sólo por escribir estas cosas. Pero no me importa, porque si Ellos decidieron que yo merecía saber esto, entonces lo voy a comunicar. Lo voy a comunicar porque la advertencia, el mensaje es para la humanidad. Es para salvar vidas humanas, para salvar terrícolas en el presente y en el futuro.

Hay personas que creen que, por el hecho de poseer la tecnología antigravedad, que es la misma que permite los viajes espaciales casi a la velocidad de la luz, las civilizaciones que las poseen son necesariamente pacíficas y espiritualmente evolucionadas. No todas lo son. Mírenos a nosotros mismos los terrícolas. Estamos a medio camino de los secretos íntimos del átomo, del ADN y del espacio, y aún así somos tan salvajes, tan primitivos.

He pensados mucho en estas dos escenas o visiones y creo, como dije, que se trata del pasado lejano de los apunianos. Ellos vivían en uno o varios planetas como el nuestro y protagonizaron guerras entre ellos mismos. Utilizaron esta tecnología para el mal pero han evolucionado y ahora no lo hacen. Otra posibilidad es que me hayan mostrado lo que ocurrió en un mundo ajeno a la cultura de Ellos. Es verdad que hay miles de planetas como la Tierra solamente en esta galaxia. Esas escenas podrían ser parte de la historia de muchas otras humanidades que han pasado por eso. Es posible.

¿Y nosotros qué haremos? ¿Qué camino tomaremos? ¿Seguiremos utilizando la tecnología para el asesinato? ¿Seguiremos utilizando la ciencia y la tecnología para someternos y destruirnos entre nosotros mismos? ¿Cuando entenderán aquellos que ostentan el poder económico y político que en la guerra NADIE gana? Cuando hay una guerra, todos los que participan pierden. Sólo hay un perdedor que llega en primer lugar y uno que llega en segundo lugar, pero AMBOS son perdedores. No existe ni existirá la guerra pacífica, la guerra inofensiva, sin daños, sin destrucción. Eso no existe.

La humanidad corre peligro si la tecnología antigravedad cae en nuestras manos. Esto es algo que muchos entusiastas de la exoplítica y del fenómeno ovni  no entienden. Que por qué los extraterrestres no descienden masivamente y comienzan un contacto cultural abierto, público, masivo con nosotros. No lo hacen porque somos un peligro. NO SOMOS CONFIABLES, NO SOMOS DE CONFIANZA. Ellos deben protegerse a Ellos mismos de nosotros y también deben protegernos a nosotros de nosotros mismos. Este es el deber y la prerrogativa del que es mayor, del que es más civilizado, más evolucionado. Y en esta historia nosotros somos el menor, el menos civilizado, el menos evolucionado.

Amigo, este es el sentido, la importancia, la necesidad del mensaje, de la meta, de la misión a la cual me adhiero, de la meta y misión que Ellos me han pedido como un favor y que nos conviene a todos, sobre todo a nosotros mismos:

Cuidar y proteger a todos los seres vivos en la Tierra.
Cuidar y proteger la Tierra.
Detener todo conflicto bélico.
Detener toda guerra.
Crear un estado de paz mundial permanente e irreversible en la Tierra.
Dejar de usar la tecnología para el mal, para el asesinato.
Valorar y respetar la vida.

Anuncios

Estructura del universo observable en un gráfico

Espero ser disculpado por el autor original de este gráfico. Ha llegado a mi en inglés y no he podido rastrear quién hizo el original. Lo traduje al español para poder publicarlo aquí y en redes sociales. Lea la nota sobre el posible autor original de la ilustración al final del artículo. Es un excelente gráfico para explicar no sólo la ubicación de nuestro planeta con respecto a los objetos cósmicos que nos rodean sino también para tener una idea de lo inmenso que es el universo. Y eso que hablamos solamente del universo observable, que es sólo una parte de todo el universo.

En una discusión sobre la existencia de Federaciones o Confederaciones de Mundos (asociaciones de múltiples civilizaciones en el espacio) una persona preguntó cuántas (con)federaciones podían haber en el universo. De aquí vino el interés y la utilidad de este gráfico. Yo respondí lo siguiente: Nada más en nuestra galaxia podrían haber miles de sistemas solares con planetas habitados [1]. Dada la edad relativa de la Vía Láctea (nuestra galaxia), es muy posible que por lo menos la mitad de esas civilizaciones estén agrupadas en alguna forma de (con)federación de mundos. Eso significaría que en este momento en nuestra galaxia podría haber cientos (por ejemplo, quinientas) (con)federaciones de mundos. Habría que realizar un cálculo similar con las galaxias del Cúmulo de Virgo, el cúmulo de galaxias a la cual pertenece la Vía Láctea. Algunas de ellas son más pequeñas que la nuestra, otras son más grandes, pero la edad relativa de todas es bastante similar, según tengo entendido. Entonces, en promedio, para cualquier galaxia del tamaño aproximado de la nuestra y de la edad aproximada de la nuestra, podríamos asumir el mismo número de (con)federaciones que calculamos para la Vía Láctea, digamos quinientas en este momento [2]. Ahora, en el universo observable hay cientos de millones de galaxias como la nuestra, por lo que deberíamos multiplicar ese número por quinientos, y el resultado sería el número de (con)federaciones que hay en el universo observable solamente en las galaxias que se parecen a la nuestra.

Ahora veamos el gráfico…

estructura-del-universo-observable-desde-la-tierra

Comenzamos arriba a la izquierda, con la Tierra, el planeta donde vivimos. En número 2 vemos el Sistema solar, dentro del cual la pequeña Tierra orbita, bastante cerca del Sol y sin ser uno de los planetas más grandes del sistema. En el número 3 vemos el Vecindario Solar, un volumen con un radio de 60 años-luz aproximadamente. Este volumen incluso 66 estrellas cercanas al Sol que forman 50 sistemas estelares [3]. La Vía Láctea es tan grande que nuestro Vecindario Solar es sólo un pequeño punto en medio de uno de esos majestuosos brazos que vemos en la ilustración del número 4. El diámetro medio de nuestra galaxia es de 100.000 años-luz, y contiene entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas [4]. Yo en verdad creo que nuestro cálculo de quinientas (con)federaciones de mundos se queda corto para nuestra galaxia.

Pero la cosa no se termina allí. Por muy grande que sea nuestra galaxia, tanto que nos cuesta imaginarlo, ella no es más que un pequeño disco de luz dentro del Grupo Local de Galaxias, número 5, una agrupación de unas 33 galaxias. Los grupos de galaxias se acercan entre sí formando una especie de racimo o filamento de galaxias. El “racimo” o “filamento” dentro del cual está nuestra galaxia se llama el Supercúmulo de Virgo, número 6 en el gráfico. El Supercúmulo de Virgo o Supercúmulo Local, como también se le llama, contiene aproximadamente cien grupos de galaxias, y su tamaño es tan grande que ya no podemos seguir hablando de años-luz porque nos quedamos cortos. Aquí tenemos que hablar ahora de megaparsecs. Por ejemplo, la longitud de este filamento de grupos de galaxias que llamamos Supercúmulo de Virgo es de unos 33 megaparsecs, que en años-luz son unos 107 millones. Según lo que han observado los astrónomos, astrofísicos y cosmólogos, todas las galaxias en el universo se agrupan en este patrón o esquema de “filamento” o “racimo”, con inmensas “burbujas” o espacios vacíos, lo cual podemos ver bien en el número 7, los Supercúmulos Locales. Esta estructura se repite en el universo hacia todas las direcciones en que observamos, y le da al universo una apariencia de “tejido”, como el tejido que forman las neuronas en el cerebro. Mira por ejemplo la siguiente imagen comparativa:

original_brain-and-universe

Aunque se trata de un gráfico generado por computadora (no una fotografía), se sabe que los supercúmulos locales se agrupan así, como en la imagen de la derecha, algo que se parece mucho a cómo se agrupan las neuronas en el cerebro (imagen de la izquierda).

Para terminar, el Universo Observable, número 8, es un campo infinito (puesto que no hemos descubierto sus límites o bordes o finales). Este campo infinito está lleno de estos filamentos o racimos que son los Supercúmulos de galaxias. Parece ser siempre lo mismo en todas direcciones, es decir, que la estructura del universo es homogénea por lo menos a una escala realmente cósmica. En esa imagen de número 8, ¿puedes imaginarte a la Tierra, allí como un punto minúsculo dentro de ese entramado de filamentos de galaxias? ¡Ni siquiera! Un punto apenas en esa estructura gigantesca es nuestro Grupo Local de Galaxias. Y la Tierra no es más que apenas un punto minúsculo dentro de este Grupo Local.

Creo que necesitamos mentes de varios gigas de RAM para poder siquiera visualizarlo.

_______________________

[1] Es curioso cómo cambian los paradigmas. ¿Acaso no es cierto que en el ámbito científico/académico, en las décadas de 1950 a 1980, los científicos consideraban que la vida biológica era tan especial, tan rara, que el número de planetas habitados solamente en nuestra galaxia debía ser muy reducido? De allí por ejemplo la presuposición de Isaac Asimov, en su serie de novelas Fundación, de que en nuestra galaxia el único planeta donde apareciera vida biológica hubiera sido el nuestro. Con el cambio de milenio los científicos se han abierto un poco más y ahora son varios los que admiten la verosimilitud de la idea de que la vida biológica se produzca en realidad con bastante frecuencia y facilidad en una galaxia grande y adulta como la nuestra. El paradigma ahora es aceptar la posibilidad real de que la vida biológica sea tan abundante (debido a la suposición lógica de que las civilizaciones avanzadas se propagan y colonizan los mundos inhabitados) que solamente en nuestra galaxia haya varios miles de planetas habitados por seres vivos biológicos.

[2] En base a lo que expresamos en la nota anterior, si el número de mundos habitados es de varios miles, entonces el número de (con)federaciones en nuestra galaxia aumentaría proporcionalmente. Ya no tendríamos que hablar de quinientas sino de mil o dos mil o tres mil, lo cual parece un número impresionante para sólo una galaxia. Pero cuando uno analiza el gráfico que explicamos aquí en este artículo, lo grande que es solamente nuestra galaxia, un número de tres mil (con)federaciones en verdad no resulta exagerado.

[3] Una lista estándar del Vecindario Solar está disponible en Wikipedia con la lista de estrellas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Estrellas_m%C3%A1s_cercanas

[4] El artículo de Wikipedia sobre la Vía Láctea también es muy bueno, para comenzar a estudiar el tema:

https://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADa_L%C3%A1ctea

El gráfico original en inglés:

science-outer-space-galaxies-solar-system-earth-milky-way-diagram-solar-interstellar-neighborhood-lo-images-478811

Al parecer, este gráfico es una re-elaboración de una ilustración original de Andrew Z. Colvin, la cual encontramos en la siguiente página de Wikipedia:

Zecharia Sitchin se equivocó

gizapyramidspaleo
Imagen de cabecera del portal del Dr. Heiser: http://www.sitchiniswrong.com

Amigos, el Dr. Heiser, quien sí es un traductor profesional acreditado de idiomas antiguos y especialista en historia antigua (a diferencia de Zecharia Sitchin, quien fue sólo un amateur), demostró que las traducciones de Sitchin de tablillas sumerias antiguas son erróneas. Las teorías de Sitchin no tienen ningún asidero real en los textos sumerios o akkadios. Esto echa por tierra todas sus afirmaciones sobre los Anunnakis, el planeta Nibiru, los Nephilim y la teoría de Elohim siendo astronautas ancestrales extraterrestres. El portal del Dr. Heiser explica claramente todo este asunto (en inglés, el enlace abrirá en otra ventana).

> Sitchin is wrong.

Desde hace un tiempo he tratado de informar a las personas sobre este tema, escribiendo en grupos en Facebook sobre ufología, ovnis y contacto extraterrestre. Lamentablemente el legado de Sitchin ha creado toda una mitología que la gente sigue y defiende con fe ciega. ¡Se ha convertido casi en una especie de religión! Y ya sabemos lo que pasa cuando alguien critica o sugiere que nuestra religión está basada en una mentira. Reaccionamos con agresividad, con violencia, no queremos analizar las evidencias, los razonamientos, los argumentos. Así me ha ocurrido en los grupos en Facebook, donde la  mayoría de las personas que siguen los temas del fenómeno ovni tienden a creer, sin cuestionar o dudar, todo lo que leen en blogs sobre el tema. ¡Y sobre todo en blogs y páginas de teorías de conspiración! Cuánto daño están haciendo esto sujetos que escriben esos blogs y páginas. Han creado toda una mitología basada en los libros de Sitchin, y ahora resulta que Sitchin se había equivocado…

Es interesante saber que el Dr. Heiser y Sitchin fueron invitados a (o tuvieron la oportunidad de participar en) un debate en un programa de radio sobre estas cuestiones y Sitchin jamás respondió o apareció. Jamás presentó argumentos que aclaran los errores en sus traducciones y teorías. El Dr. Heiser fue entrevistado durante más de una hora para un programa producido por History Channel, el famoso programa del 2003 sobre Extraterrestres Ancestrales. El editor del programa eliminó toda la parte del Dr. Heiser, quien era el único en el programa que había explicado las incoherencias de la teoría de los astronautas ancestrales y la teoría de los extraterrestres supuestamente mencionados en la Biblia. El sensacionalismo requerido por History Channel pudo más que el simple deber de presentar la verdad al público en un caso evidente de censura, censura además contra el único invitado al programa (el Dr. Heiser) que tenía acreditación profesional para opinar sobre idioma hebreo antiguo y arameo. ¡Zecharia Sitchin ni siquiera sabía distinguir entre esos dos idiomas a simple vista!

Ahora, esto no niega la posibilidad de que pudo haber visitantes extraterrestres en el pasado o de que pudieron haber intervenido en la evolución genética del ser humano en la Tierra. Yo no estoy asegurando eso. Simplemente significa que las explicaciones creadas por Sitchin son fantasiosas, ficticias, irreales. La importancia de este caso radica en lo siguiente: hoy hay miles de personas que creen ciegamente en todo lo que escribió Sitchin (así como la secta de creyentes en los Illuminatis-reptilianos creen ciegamente todo lo escribió David Icke y compañía). Miles de personas que creen ciegamente en las explicaciones fantasiosas de Sitchin, que no tienen ningún asidero en la realidad, así como creen en las teorías conspiratorias pro-Illuminatis. Todas estas sectas de creyentes ciegos e irracionales dañan la reputación del fenómeno ovni y de la investigación del fenómeno ovni. Mientras la ufología no se limpie a sí misma de todas estas creencias fanáticas e irracionales, el resto del mundo no se tomará en serio el tema del fenómeno ovni y del contacto extraterrestre.

Apelo, apreciado lector, si eres uno de los muchos que ha creído sin cuestionar toda esta mitología que se ha generado a partir de los libros de Sitchin… apelo a tu capacidad de razonar y de revisar las evidencias objetivamente. El Dr. Heiser explica paso a paso cómo traducir los fragmentos que Sitchin tradujo erróneamente, para que uno mismo pueda confirmar que sus traducciones no concuerdan con las definiciones reales (registradas en tablillas antiguas que son como diccionarios o listas de significados) de las palabras traducidas. Basta decir por ahora que nadie en el mundo, ni profesional ni amateur, ha podido contra-argumentar los descubrimientos del Dr. Heiser, es decir, nadie ha podido defender las teorías y afirmaciones de Zecharia Sitchin. Ni siquiera él mismo lo hizo en vida. Por algo será.

Como un aporte a este tema, me comprometo a traducir y publicar en el futuro las partes más importantes de las explicaciones del Dr. Heiser, ya que veo no están disponibles en español todavía.

343px-zechariasitchin
Zecharia Sitchin. Fuente: Wikipedia.

> Artículo sobre Zecharia Sitchin en Wikipedia.