Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 7.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

__________________________________________

Mentiras de la Nueva Era:

Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 7

mensajeros1.
Mark y Elizabeth Clare Prophet.

Elizabeth Clare Prophet y Mark Prophet fueron los fundadores de una de las más grandes sectas de la Nueva Era en los Estados Unidos, una secta que se expande rápidamente hacia Latinoamérica gracias al lucrativo negocio editorial. Entre las exitosas empresas de los Prophet resaltan The Summit Lighthouse, Summit University Press y Church Universal And Triumphant, esta última convertida en una verdadera iglesia de la Nueva Era, con un magnífico asentamiento en los Estados Unidos, cerca del Parque Nacional Yellowstone [1].

El imperio de los Prophets consiste no sólo en un cuerpo sofisticado y bien articulado de “enseñanzas espirituales” de supuestos seres sobrenaturales llamados Maestros Ascendidos. Consiste también en una historia oculta de escándalos, demandas legales, testimonios de manipulación psicológica y emocional, profecías que no se cumplieron, denuncias sobre arsenales de guerra, y las historias y revelaciones de muchos que han abandonado la “Iglesia Universal y Triunfante” de los Prophets, incluyendo a dos de los hijos de la mismísima Elizabeth Clare Prophet.

Todas estas denuncias y escándalos están bien documentados y han sido publicadas en periódicos locales y también en Internet. El problema es el siguiente: en toda Latinoamérica, de todos los que compran, leen y siguen fervorosamente las enseñanzas de los Prophets, muy pocos son los que se dedican a investigar el trasfondo de ese “imperio”, y como la mayoría de la información disponible en Internet está sólo en inglés, el número de los enterados es muy reducido. Incluso dentro de los Estados Unidos muchos son los que caen en las garras de esta secta, cuyas principales armas son el adoctrinamiento (por medio del “lavado de cerebro”), y la apropiación de los bienes y salarios de todos los seguidores físicamente cercanos. Además, con leer sobre estos asuntos no basta: el verdadero buscador de la verdad debe preguntarse si sólo está viendo lo que quiere ver, o si la verdad puede ser algo relativamente desagradable.

Prophets daughter_book2.Erin Prophet, hija de Elizabeth Clare Prophet, publicó en el 2008 un libro titulado Prophet´s Daughter: My Life With Elizabeth Clare Prophet Inside The Church Universal And Triumphant (Hija de Prophet: Mi vida con Elizabeth Clare Prophet dentro de la Iglesia Universal y Triunfante). En este libro Erin relata los detalles de los primeros años de su vida en la secta, de cómo llegaron a construir un refugio subterráneo para el Armagedon Nuclear (que al final no ocurrió y que llevó a descubrir depósitos de armas de guerra), y cómo para ella fue lógico que el grupo fuera comparado con los seguidores de David Koresh o el suicidio masivo de Jonestown.

Sean Prophet, quien trabajó en el núcleo mismo de la organización de su madre, también desertó de la “iglesia”, revelando una cantidad importante de detalles que no pueden ser ignorados. La Iglesia Universal y Triunfante se considera heredera de la misión de la Actividad YO SOY, una secta sincretista que recibía “dictados” de los Maestros Ascendidos (inventados por Madame Blavatsky en el siglo XIX). Mark y Elizabeth Prophet aseguraban que eran los mensajeros para todo el mundo de la hermandad espiritual que guía el destino de toda la humanidad, una organización secreta formada por Maestros Ascendidos llamada la Gran Hermandad Blanca. Los Prophet incluso llegaron una vez a afirmar que ellos eran los “dos testigos” que se mencionan en el libro del Apocalipsis.

Sean Prophet trabajó durante más de cinco años en el departamento audiovisual de la Church Universal And Triumphant, y es un testigo de primera mano de cómo muchas veces los “dictados” de los “maestros” eran redactados de antemano, y de cómo muchas veces eran editados después de haber sido pronunciados por la “mensajera” (su propia madre). El mismo Sean participó en la edición de grabaciones de dictados, que eran manipuladas para cambiar el significado, y luego las cintas originales eran destruidas [2]. Él asegura que también había un baúl con cintas secretas guardadas desde los días de The Summit Lighthouse (la empresa anterior de los Prophet), que evidenciaban el trato brutal y abusivo que sus padres le daban a los miembros del grupo interno, discursos embarazosos que contenían comentarios racistas y declaraciones políticas extremas, denuncias de sexo oral entre miembros casados del grupo interno, y discusiones en frente de los miembros de confesión sobre asuntos sexuales personales y “pecados” como la masturbación. Sean Prophet asegura que otros miembros directivos del departamento audiovisual están bien enterados de la existencia de estas cintas, y de la edición de los “dictados”, lo cual constituye evidentemente una acción de fraude y engaño masivo a los seguidores de este culto.

Sean Prophet incluso describe cómo su padre, Mark Prophet, inventó la personalidad y discursos del maestro El Morya, líder espiritual de la secta y un reconocido “Maestro Ascendido”. Ahora bien, los seguidores de la secta naturalmente atacan constantemente a Sean Prophet y a todo aquel que se haga eco de esta realidad. Y yo pregunto: si realmente existen los maestros ascendidos, ¿es necesario que sus seguidores ataquen a aquellos que afirman que todo esto es mentira? Si los maestros ascendidos realmente existen, ellos se encargarán de los mentirosos. Si la “Ley del Karma” es algo verdadero, y si los maestros ascendidos existen, entonces aquellos que denuncian estas cosas como falsas eventualmente enfrentarán las consecuencias de sus karmas, por lo que es completamente innecesario que los seguidores de esta secta ataquen y acosen a aquellos que denuncian estos hechos, que por lo demás están bien documentados.

Elizabeth Clare Prophet murió recientemente. Después de varios años sufriendo de Alzheimer y demencia. Incapaz de reconocer a sus propios familiares o amigos, e incapaz de realizar por ella misma tareas cotidianas, la grandiosa “mensajera” de la Gran Hermandad Blanca (llamada por sus leales seguidores Mother, o Guru Ma) no se convirtió en ninguna Maestra Ascendida en medio de fuegos blancos y huestes celestiales alabando su “misión planetaria”. Murió como muere naturalmente todo ser humano sobre esta tierra.

_________________________________________

Notas (febrero de 2016)

1. En la Parte 4 (abrirá en otra ventana) de esta serie de artículos hay más información sobre este caso.

2. La eliminación de cualquier borrador que demuestre que los mensajes fueron cuidadosamente redactados y no recibidos milagrosamente es crucial en la metodología de estos farsantes. Igual ha ocurrido por ejemplo con el Libro de Urantia, un caso monumental de fraude típico de la New Age: poco después de su publicación, el grupo de personas (llamado “el Foro”) que lo redactó destruyó todos los cuadernos de notas y borradores preliminares para que nadie pudiera usarlos como evidencia del engaño.

________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

Parte 1.  Parte 2.  Parte 3.  Parte 4.  Parte 5.  Parte 6.  Parte 8.  Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea también:

La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.

La llama violeta de la irresponsabilidad espiritual.

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias. Parte 6.

El siguiente es un artículo de opinión y como tal puede ser negado, criticado, contradicho y contraargumentado. Invitamos al lector a investigar por su cuenta las referencias, las afirmaciones y las fuentes de este artículo, para que compruebe por sí mismo la veracidad de este asunto.

______________________________________

Mentiras de la Nueva Era:
Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias.

Parte 6

[El entrevistador:] “Esto si es nuestro problema, porque nosotros los periodistas escribimos para los medios, la gente nos lee, entonces tenemos que preguntar para tener que presentarle al publico respuestas.

[Rubén Cedeño:] “Lo que yo le estoy diciendo, es que nosotros no tenemos que gastar energía en un loco que diga que ve y habla con los maestros. Para eso esta el manicomio, allí hay una persona especialista para trabajar con deficiencias mentales, yo no soy especialista en eso, trabajo con gente consciente, inteligente, que aunque sean humildes y no tengan muchos conocimientos, pero que sean personas veraces y que tengan su mente al menos clara, para hacer un trabajo en beneficio de la humanidad, ¿me comprende? Esas personas que están desquiciadas como la acabamos de ver en la película “Beautiful maind” o “Mente brillante”, un hombre que veía apariciones, esa no es nuestra especialidad, no es de nuestra competencia, ellos tienen que ir a un especialista que les trate la mente.”

(Rubén Cedeño. Entrevistado por Yohanan Díaz y Roberto Contreras. Mayo de 2002, México.)

Otro de los temas que genera sospecha acerca de la verdad o mentira sobre la existencia de los supuestos Maestros Ascendidos es la naturaleza de la comunicación entre ellos y los seres humanos “no ascendidos”. Hay una discrepancia muy grande entre los primeros grupos que surgieron clamando la existencia de estos seres (imaginarios) y los grupos más recientes. Anotar las diferencias que genera esta discrepancia, y la importancia de la misma, nos podría llevar a varias conclusiones valiosas.

La naturaleza de la comunicación con los Maestros

A finales del siglo XIX, cuando Madame Blavatsky afirmaba haber estado en contacto con seres espirituales sobrenaturales llamados mahatmas, la forma en que dicha comunicación se efectuaba no estaba muy clara. La Blavatskaya decía que ellos se ponían en contacto con ella de varias maneras. A veces en sueños lúcidos, otras por medio de la técnica de la escritura automática (muy de moda en aquel siglo), en la cual no participaba en absoluto su mente consciente; otras veces ella afirmó que el mensaje simplemente sonaba en su cabeza como si alguien la estuviera hablando, técnica que más tarde pasó a llamarse “dictado”.

La Doctrina Secreta de H. P. Blavatsky
Blavatsky: ¿médium o iluminada, o medio iluminada?

Ahora bien, en el siglo XIX el boom de la mediumnidad y de los fenómenos paranormales ya había comenzado. Aquellos que creían en una comunicación con seres espirituales de variado rango imaginaban naturalmente (como lo hizo Blavatsky) que la mediumnidad era una forma válida de “hacer contacto”. Pero apenas se hizo la distinción de que los maestros no eran espíritus o almas de muertos, y de que, supuestamente habitaban un nivel de existencia metafísica superior al de aquellos, la mediumnidad se vio repentinamente desprestigiada. Nadie podía comprender completamente, por mucho que ella misma lo explicara, cómo ocurrió la transmisión y traducción de las Estancias de Dzyan. Había que darle credibilidad a la Doctrina Secreta y si se decía que los “dictados” provenían de la misma “dimensión” que la de los fantasmas y muertos, entonces dicha credibilidad se hacía más difícil de lograr [1].

Esa es la la razón, el porqué varias décadas después los Ballards hicieron que sus “maestros” aclararan de todas las maneras posibles que aquellos “dictados” no eran, en absoluto, de naturaleza mediumnímica. Era, según afirmaban, de una naturaleza más elevada, más espiritual, la misma que una revelación profética avalada personalmente por Dios.

La crítica a los médiums, a la magia negra y a la parapsicología

Durante la segunda fase de la creación del mito de los Maestros Ascendidos, cuyas escuelas más influyentes fueron la Actividad YO SOY y el Puente a la Libertad, se publicó una cantidad grande de aclaratorias y explicaciones acerca de cómo ocurrían las “canalizaciones” y de quiénes podían realizarla. Se engrosó el corpus teórico que argüía sobre la diferencia entre el “plano astral” y los estratos más supuestamente elevados de la “cuarta dimensión”. El mismísimo Saint Germain, por ejemplo, en uno de los capítulos de su Discursos del YO SOY, menciona (por primera vez, me parece) la existencia de un “ser” llamado Astrea, y consume gran parte de su enseñanza en aclarar las diferencias entre los contenidos “sucios”, los malentendidos y confusiones que provendrían del “plano astral”, y que ellos, los Maestros Ascendidos, se ubican muy por encima de aquel [2].

En el discurso Número 8 de Palabras de los Maestros Ascendidos (1), Saint Germain presenta a la Gran Astrea y ésta “toma la palabra” diciendo:

Anoche en vuestra ciudad otro poderoso mago negro fue aprehendido y sacado de la atmósfera terrena; esos individuos siempre tienen cuerpos físicos que les dan cabida para actuar en la atmósfera de la Tierra, por eso continúan poderosamente.

Yo quisiera hacerle saber al mundo de la Secta llamada Ciencia Cristiana, que este individuo es uno de los que han difundido tanta discordia entre miembros de esa Iglesia. Esa es una de las razones por la cual muchos de esa Secta se han sentido tan antagónicos hacia este trabajo nuestro.

Y más adelante:

Por esto algunos estudiantes de lo Oculto se sienten infelices con los mensajeros [3]. Porque piensan que se están volviendo locos o violando todo los límites; esos individuos no conocen la autoridad que los respalda.

Con este tipo de aclaratorias se fue diagnosticando e incrementando la separación, la distinción entre “los estudiantes de lo Oculto” (incluyendo muchos de aquellos que seguían a Madame Blavatsky desde hacía mucho tiempo), y los nuevos chelas de los maestros. En realidad, la primera cita muestra la habilidad con que los Ballards mataban dos pájaros de un solo tiro: por un lado se diferenciaron de los grupos ocultistas y de la “magia negra”, y por otro daban una explicación (bastante barata a mi parecer) de porqué los miembros de Ciencia Cristiana criticaban esa actividad. La verdad es que mientras los “mensajeros” se sentaban (o se mantenían de pié) para recibir el “dictado” de los “maestros”, nadie en la habitación los podía ver. En este caso, la comunicación no requería el histrionismo patético del médium: el mensajero se mantenía consciente en todo momento. Simplemente recitaba en voz alta un guión previamente aprendido.

Por supuesto que todavía hoy hay grupos que se muestran aparte de los fenómenos paranormales. Las escuelas de metafísica que siguen la línea de Conny Méndez en toda América Latina lo hacen. En una entrevista a Rubén Cedeño, uno de los principales promotores de dicha escuela, afirmó lo siguiente:

Seres conectados con la Jerarquía Espiritual, actuales fue Krishnamurti, de eso no hay ninguna duda, un hombre con los pies muy bien plantados en la tierra, muy claro sin ningún tipo de historias raras, extrasensoriales, paranormales, ni parapsicológicas, ni nada de ese tipo de cosas… (2) [4]

planos según teosofía.
División de los “planos” según la Teosofía. Muy extraño de la Teosofía es hablar del atma o de la mónada espiritual cuando una de las principales enseñanzas de Buda es que el ser humano carece de atman o mónada espiritual. El budismo otorga a la Teosofía una apariencia interesante, pero la Teosofía, al igual que el culto a los maestros ascendidos, contradicen las enseñanzas de Buda. Esta explotación de conceptos de religiones tradicionales es típica de los grupos de Nueva Era.

De vuelta a la mediumnidad

Todos los grupos y escuelas que publicaron enseñanzas de los Maestros Ascendidos hasta hace poco hicieron hincapié en aquella distinción entre “plano astral” y canalización pura y perfecta de un comunicado absolutamente espiritual (en el sentido cristiano de la palabra). Sin embargo, esa metodología trajo inconvenientes. Los Ballards dijeron ser los únicos mensajeros acreditados de la Hermandad, luego Geraldine Innocente aprovechó ese trabajo hecho para su soñada religión ecléctica pseudo neometafísica. Luego aparecieron Mark y Elizabeth Prophet. La técnica de los “dictados” desde la cuarta dimensión (o plano etéreo, como lo llaman) era muy exclusiva. Muy pocos eran los elegidos, y aún así generaban discrepancias doctrinales respecto a los anteriores “mensajeros”.

El movimiento se había desprestigiado a sí mismo [5]: si la Gran Hermandad Blanca existía, y los Maestros Ascendidos eran tan numerosos y tan deseosos de “extender la enseñanza” a toda la humanidad, entonces ¿por qué no podía ser un “canal” cualquiera persona de cualquier país, de cualquiera condición social? Qué curioso que eso sea precisamente lo que está ocurriendo hoy. Una corta búsqueda por Internet le mostrará cientos de web sites de grupos de médiums que aseguran recibir mensajes de los Maestros. Y ahora no solamente hablan de una Gran Hermandad Blanca, ahora hay hermandades planetarias, hermandades cuánticas, maestros extraterrestres, etc. Abran los ojos: ¿por qué estos nuevos grupos de la Nueva Era Cuántica de Revelaciones Extraterrestres ignoran la increpación clara que los mismos Maestros Ascendidos hicieron hace décadas acerca de las comunicaciones mediumnímicas, de los fenómenos parapsicológicos y de la magia en general? ¿Ahora sí quieren comunicarse los maestros por medio de médiums y de “canales” de dudosa naturaleza?

Finalmente la conclusión valiosa: todos los “canales”, “mensajeros” y médiums de los maestros (sean ascendidos o extraterrestres) son, con toda seguridad, comunicadores de dudosa naturaleza. De no serlo, no habría incoherencias y discrepancias tanto en la doctrina y los mensajes mismos, como en la manera en que son recibidos o canalizados. El fenómeno de la canalización de mensajes de maestros espirituales adolece de la misma falta de credibilidad de la que adolecen las grandes religiones reveladas: no hay pruebas ni evidencias de nada, no se realizan las profecías de que hablan, atacan a otros grupos y religiones, dicen contener la verdad absoluta y universal acerca de todo, dan explicaciones pseudocientíficas acerca de los problemas y cuando son enfrentadas con análisis crítico apelan al argumento de la fe, de la irracionalidad de Dios y de la verdad y de la supuesta sabiduría infinita de los “maestros” y de los profetas, para escapar a la responsabilidad de explicar y probar lo que afirman.

…………………………………………………………………………………..

Notas:

1) Traducido por Conny Méndez y cuyo título original es Ascended Master Light, fue escrito por Guy Ballard y Edna Ballard.

2) Entrevista realizada por Yohanan Díaz y Roberto Contreras. Mayo de 2002, México.

________________________________________

Notas (enero de 2016)

1. Este problema, este desprestigio que sufre la mediumnidad continua en el presente. Aquellos que creen en la existencia de seres pensantes que existen en otras dimensiones se dividen en varios grupos excluyentes, dependiendo de las ideas “religiosas” que hayan adquirido sobre el asunto. Así, un cristiano puede pensar que cualquier “espíritu” que se comunique con un mortal puede ser un fantasma, un espectro humano igualmente susceptible a engañar que un humano vivo, o incluso un demonio que pretende confundir a las masas con sus comunicaciones y “dictados”. Este estigma de la mediumnidad lo vemos por ejemplo en el caso del Libro de Urantia: sus autores no revelaron nunca cómo recibieron exactamente la supuesta “revelación”, si fue por medio de escritura automática, o de sueños y revelaciones oníricas, o de voces en la cabeza de los involucrados en estado de vigilia. Los autores que quieren deshacerse de tal estigma recurren a la estrategia de afirmar que la información recibida no fue en estado de mediumnidad de ningún tipo ni espiritismo. En el documento 77 del Libro de Urantia leemos por ejemplo una aclaratoria sobre la naturaleza de los llamados “seres intermedios” (aquellos que supuestamente solicitaron la revelación que está contenida en dicho libro):

Pero conste que los seres intermedios no están implicados en las sórdidas acciones que acontecen bajo la designación general de “espiritismo”. Actualmente en Urantia los seres intermedios, que son de reputación honorable sin excepción, no están relacionados con los fenómenos de la así llamada “videncia”; y no suelen permitir que los humanos presencien sus actividades físicas, que algunas veces les son necesarias, ni otros contactos con el mundo material, tal como son percibidos por los sentidos humanos. 77:8.13

2. Así fue cómo Saint Germain, es decir los Ballards, solucionaron el problema del estigma de la mediumnidad: al proponer la existencia de un plano astral en el que habitan los fantasmas y espectros no iluminados y no ascendidos de la humanidad, y de niveles superiores de existencia colmados de sabiduría y de infalibilidad en el cual –por supuesto– habitan los maestros ascendidos, se aseguraban la creencia en la autoridad infalible, absoluta, de los “dictados” y “canalizaciones” de los maestros. En la actualidad esta es la teoría que siguen explotando aquellos que afirman estar en contacto con la Gran Hermandad Blanca.

3. Interesante cómo este fragmento registra la discordia inicial que existía entre los ocultistas tradicionales (aquellos ajenos a las elaboraciones de la Teosofía) y los Ballards y sus seguidores. La razón por supuesto no es que un “mago negro” haya sembrado tal discordia: los ocultistas veían con recelo los “dictados” de los maestros ascendidos porque estaban conscientes que tales enseñanzas eran una mezcolanza rarificada, afectada, improbable, de metafísica, teología, ocultismo y Teosofía. Tanto así que es difícil encontrar un ocultista serio en el presente que acredite o valide el culto a los maestros ascendidos.

4. Tal es la inconsistencia del culto a los maestros ascendidos: lo que para Madame Blavatsky fue el método de contacto –la mediumnidad, lo paranormal, lo extrasensorial– con los maestros, ahora se le llama “historias raras”. No importa cómo se les llame: tanto lo que afirmó Madame Blavatsky como lo que afirman los chelas de los maestros ascendidos en la actualidad son todas historias raras.

5. La razón de que las personas no tengan consciencia de ese desprestigio y de la inconsistencia del culto a los maestros ascendidos es que no conocen el movimiento en su totalidad, desde sus inicios hasta el estado actual. Si estudias los libros de Teosofía solamente, todo parece tener sentido. Si estudias los libros de los Prophets solamente, todo parece tener sentido. Si estudias los libros de los Ballards, todo parece tener sentido. Pero cuando estudias estas tres corrientes de manera comparada, comienzas a ver las incoherencias y las contradicciones. La verdad está en la historia. La verdad se destila del estudio objetivo y comparado de los distintos libros y “mensajeros”.

____________________________________________

Mentiras de la Nueva Era: Maestros Ascendidos, nuevos dioses, nuevas falacias:

Parte 1.  Parte 2.  Parte 3.  Parte 4.  Parte 5.  Parte 7.  Parte 8.  Parte 9.

Toda la serie en PDF:

Mentiras de la Nueva Era_Maestros Ascendidos nuevos dioses nuevas falacias.

Lea también:

La Dictadura Psíquica de los Ballards, la infame “Actividad YO SOY” y sus Maestros Asesinos.

La llama violeta de la irresponsabilidad espiritual.